Padre Bernardo Marín, historia de lucha en defensa del territorio. Colombia.

Categoría: Linea Historia de las organizaciones sociales Publicado: Domingo, 24 Agosto 2014

Por: Pablo B.

Ahí, en el Cerro de los Andes, ahora existe una explotación de carbón a cielo abierto, realizada bajo la modalidad de concesión, entregada por el Estado a una empresa privada, por un término de 24 años. Antes, ahí mismo, existió gran cantidad de flora y fauna, una robusta capa vegetal, aguas abundantes y la gente vivía sin problemas respiratorios.

 

El problema comenzó porque en 1.986, a los pobladores organizados en las Comunidades Cristianas Campesinas, se les ocurrió hacer un proyecto económico comunitario, en ese Cerro.

bernardo marín

El culpable de tal emprendimiento fue el cura párroco del pueblo, quien además tuvo la valentía de denunciar durante sus misas, a los generales de la Quinta brigada del ejército, por crear y sostener a los grupos paramilitares, de la vecina San Juan Bosco de la Verde.

Para silenciar al sacerdote, militares y paramilitares atentaron contra su vida, el 4 de octubre de 1.990, ataque del que salió ileso, pero debió a abandonar su trabajo con las Comunidades Eclesiales de Base y salir huyendo de El Carmen de Chucurí, en el magdalena medio santandereano.

En el mismo Cerro de Camilo

La persecución contra Bernardo Marín Gómez fue intensa desde 1.980, cuando ejercía el sacerdocio en la parroquia de Puerto Boyacá, junto a Bernardo López Arroyabe, otro sacerdote comprometido con el pueblo pobre.

Hay que recordar, que para ese momento la Brigada 14 del ejército y las mafias de Pablo Escobar, enquistadas en el Partido Liberal, en alianza con la multinacional petrolera Texaco, ya estaban desarrollando los escuadrones paramilitares, que convirtieron a ese municipio en “la capital anticomunista de Colombia”, como decía la valla gigante colocada en la entrada del pueblo.

Para acallar a los dos sacerdotes, militares y paramilitares adelantaron varios planes de hostigamiento y atentados contra sus vidas, que fracasaban porque los mismos encargados de asesinarlos, les advertían del peligro que corrían.

Con la persecución lograron que ambos abandonaran Puerto Boyacá en 1.983. Bernardo López fue trasladado para el departamento de Sucre, hasta donde lo siguieron los sicarios de la oligarquía, quienes le segaron la vida en Sincé, mientras se encontraba en la iglesia del pueblo.

Bernardo Marín fue trasladado a la parroquia de San Vicente de Chucurí, el pueblo donde el sacerdote Camilo Torres había ingresado a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, en octubre de 1.965.

Al cumplirse el vigésimo aniversario de la caída en combate de Camilo, el 15 de febrero de 1.986, Bernardo Marín encabezó la caravana de los centenares de colombianos, que fueron a Patio Cemento, en las estribaciones del Cerro de los Andes, para celebrar una misa en honor del inolvidable cura guerrillero.

La persecución no cesa

Mataron a Bernardo López Arroyabe, pero fallaron en asesinar a Bernardo Marín Gómez, por lo que tramaron un montaje judicial contra éste, con falsos testigos que lo acusaban de ser un “jefe guerrillero”.

Los falsos testigos los proveyeron los generales de la Quinta brigada del ejército y de la campaña pública contra el sacerdote, encargaron a propagandistas reconocidos de la oligarquía, como Plinio A. Mendoza del diario El Tiempo y J. C. Pastrana, el marido de Paloma Valencia, la actual portavoz del ex presidente Uribe.

Bernardo Marín para librarse de la feroz persecución tuvo que abandonar el país, pese a la consistente defensa que hizo su abogado Eduardo Umaña Mendoza; quien un tiempo después, sí cayó asesinado por los sicarios del régimen oligárquico.

Luchador hasta la muerte

En 1.991, Bernardo Marín llegó a Brasil, donde se vinculó a los planes educativos del Movimiento de los trabajadores rurales sin tierra (MST), además de realizar estudios de doctorado en una universidad de Sao Paulo. Su tesis de grado analiza el aporte de Camilo Torres Restrepo, al nacimiento de la Teología de la liberación.

En febrero de 2.002, mientras presidía una Comisión del Segundo Foro Social Mundial de Porto Alegre, Bernardo sufrió una trombosis cerebral y tras un prolongado tratamiento médico, murió en el hospital de la ciudad de Fortaleza, el 30 de julio de 2.002.

Los sicarios de la oligarquía no lograron silenciar ni detener, a este hijo de campesinos de San Vicente de Chucurí, nacido el 9 de abril de 1947, que se hizo sacerdote a los 30 años de edad.

Nació de las entrañas del pueblo y a él sirvió fielmente, hasta hace 12 años, cuando exhaló el último suspiro de su vida.