El derecho a la ciudad de LEFEBVRE a la ONU-Habitat.

Categoría: Editorial Publicado: Sábado, 22 Febrero 2014

Por: José Fernando Valencia Grajales

 La ciudad ha sido siempre un referente desde la antigüedad hasta la fecha, ha pasado de ser, una forma mítico-religiosa, semiestatal y reducida a un ente autónomo, estatal y megalopolico. A sí mismo, la construcción de ciudad estuvo en manos de los reyes, sacerdotes o presidentes. Sin embargo, a pesar de que la ciudad parece no haber estado en manos de la población, o por lo menos, la construcción de obras representativas de una civilización como templos, murallas edificios, o grandes obras, la población siempre ha imprimió en dicha construcción sus propios designios.

Estas marcas características de la población se evidencian en las formas propias de la construcción de los caseríos alrededor de la ciudad, o de los lugares que se expanden, que cuelgan como brazos de una nueva civilización. Dichas construcciones se evidencian en la necesidad de un hogar, de cobijo y arroparse de las inclemencias del tiempo que se traducen finalmente en la apropiación de espacios que eran indeseados por otros o periféricos alejados de la ciudad conocida o reconocible.

descarga 3                 images 5

Foto: colombiakritica                                                                          Foto: dw.de

Pero dichas apropiaciones, le dieron formas propias a las ciudades antiguas como barrios de plebeyos en la época romana, los burgos en Europa, o arrabales en las zonas musulmanas del medioevo, o principios de la modernidad denominados lumpems que luego Marx asociaría con el Lumpemproletariado. Mientras en la era moderna de occidente como en Estados Unidos se denominaran downtown o ghettos como Brooklyn y Bronx o en Europa como los barrios bajos de Inglaterra como Whitechapel, Tottenham Hale, Seven Sisters, Finsbury Park, Elephant & Castle,  Stockwell, Brixton. Hackney, Harlesden, Peckham entre otras. En tanto en las ciudades latinoamericanas, la identidad de las ciudades se aprecia en formas particulares y orgánicas como las de Rio de Janeiro con sus favelas, en Colombia con sus tugurios, palenques o barrios populares, a Venezuela con sus chavolas,  quilombos  o guetos, o en argentina con su barrio de la Boca.

 Estas formas de darle vida al espacio vital que los rodea construye sentidos y percepciones de su entorno muy propias, que hace imposible pensar que la determinación de seudo ingenieros, arquitectos y políticos, sobre cómo debe verse una ciudad, termina por chocar en la modernidad con aquellos sectores que le dan identidad a las ciudades. Esa apropiación ha generado nuevos valores, ético-morales que le dan sentido a los ciudadanos a ser parte o no de un determinado sector de la ciudad, es por ello que pensar que la ciudad es una mera construcción formal, física y de formas lineales, emerge como un asunto irreal y abstracto que elimina todo sentido de pertenecía, que termina por transformar todos los espacios de ciudad en los mismo, creando copias exactas o similares de lugares que se repiten a nivel mundial como los parques biblioteca, o las megaobras de transporte público o los centros comerciales que emergen como único lugar de reunión, sin el sentido político de reunión de los antiguos y que se transforma en una mera aglomeración de ciudadanos neutrales y amorfos.   

Es por ello que hoy es necesario repensar desde lo ético-moral nuevos valores que le den a la ciudad sentido, que construyan derechos sobre el cómo apropiarse de la ciudad que hagan comprender que no pueden seguir existiendo ciudadanos de segunda o de los de abajo, que la ciudad no es un mero juego de expectativas con ganadores y perdedores y finalmente que la ciudad nos pertenece a todos, por ello es necesario repensar o darle sentido a propuestas como las de ONU-Hábitat denominada Carta Mundial de Derecho a la Ciudad (2009), la cual recoge algunas expectativas legitimas de los ciudadanos como el derecho a la vivienda digna y cercana al centro de las actividades humanas y que dicho derecho no marginalice e incluya a los miembros de la ciudadanía.

 Dicha carta emitida en el 2004 nos sugiere entre otros que “Todas las personas tienen derecho a la ciudad sin discriminaciones de género, edad, raza, etnia u orientación política y religiosa, y preservando la memoria y la identidad cultural” (ONU-Hábitat, 2009), porque es un espacio colectivo, que requiere de medidas legislativas garanticen el derecho a la ciudad para los ciudadanos, por medio de una gestión democrática, que preserve su función social y el ejercicio de los derechos, la igualdad, la no discriminación, la protección de los sectores vulnerables, el compromiso social de los públicos y privados, la economía solidaria, el desarrollo urbano sustentable, la transparencia, la información, la integridad, participación, justicia, la seguridad pública, la convivencia pluricultural, los servicios públicos, el transporte, la vivienda, la educación, el trabajo, la cultura, el esparcimiento y la salud, entre otros.

 Razones de peso para que hoy a portas del Foro Urbano Mundial en Medellín y en aras de contra-debatir y realizar nuevas propuestas de ciudad en el Foro Social Popular previo al Encuentro de Pensamientos Contra-Hegemónicos: “capital, sujeto y ciudad” a realizarse los días 25-26-27-28 y 29 de Marzo, se hace necesario repensar la ciudad desde las comunidades y los sectores que finalmente han construido las ciudades a lo largo de los siglos. 

 Bibliografía

Bihr, Alain y Roland, Pfefferkorn. (2008) Le système des inégalités, Paris: La Découverte Coll. Repères n° 511, Mars 2008.

Capel, Horacio. (2010) Urbanización Generalizada, derecho a la ciudad y derecho para la ciudad. Conferencia inaugural del XI Coloquio Internacional de Geocrítica. Scripta Nova. Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales. 1 de agosto de 2010, vol. XIV, nº 331 (7) <http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-331/sn-331-7.htm>.

Dubet, François (2008) Injustices.L'expérience des inégalités au travail. Paris: Seuil, 2008.

Harvey, David. (1985) The urbanization of Capital. Studies in the history and theory of urbanization. London: Basil Blackwell, 1985.

Harvey, David. . (2000) Spaces of hope. Edinburgh: Edinburgh University Press, 2000.

Harvey, David. . (2006) Spaces of global capitalism. Verso, 2006.

Harvey, David. . (2008)The right to th city. New Left Review, n° 53, September - October 2008, Edición española: New Left Review, n° 53, nov - dic 2008.

Hobbes, tomas (1994) Leviatán o la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil. Tradución Manuel Sánchez Sarto. México, Fondo de Cultura Económica, 1994.

Lefebvre, Henri. . (1967) L’urbanisme aujourd’hui. Mythes et réalités. Les Cahiers du Centre d’Études Socialistes, n°72-73, sept-oct 1967.

Lefebvre, Henri. . (1968) Le droit à la ville. Paris: Anthropos, 1968.

Lefebvre, Henri. . (1976) L’espace: produit social et valeur d’usage. La  Nouvelle Revue socialiste, n° 18, 1976.

Musset, Alain (dir.). . (2010) Ciudad, sociedad, justicia Un enfoque espacial y cultural. Universidad Nacional de Mar del Plata/Eudem, 2010.

Sachs-Jeantet, C. Vers . (1996) la ville de la solidarité et de la citoyenneté, UNESCO, Habitat II, Istanbul, 3-14 juin 1996.

The Jo’burg-Memo . (2002) Memorandum for the World Summit on Sustainable Development, Heinrich Böll Foundation, April 2002.

ONU-HABITAT (2009) Carta Mundial de Derecho a la Ciudad. Foro Social de las Américas – Quito – Julio 2004. Foro Mundial Urbano - Barcelona – Quito – Octubre 2004 en: http://www.onuhabitat.org/index.php?option=com_docman&task=cat_view&gid=93&Itemid=3