Que el ELN, el Estado y la Empresa OCENSA, asuman su responsabilidad por la Tragedia de Machuca.

Linea Conflicto Social y Paz

Por: Kavilando – Redipaz*

Ante un auditorio lleno, con la participación de un grupo de víctimas de la tragedia ocurrida en 1998, se realizó en la Universidad de San Buenaventura el lanzamiento del Libro “Machuca”. Un aporte desde la investigación en la construcción de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

 

WhatsApp Image 2017 11 04 at 09.35.23

El texto recoge una larga investigación que busca establecer las responsabilidades frente a la tragedia ocurrida el 18 de octubre de 1998 fecha en la que el ELN voló el oleoducto de OCENSA a la altura del pueblo de Machuca, generando un derrame de petróleo que bajo por la montaña llegando al Rio y fue deslizandose hasta llegar al Pueblo, donde al parecer como consecuencia de una chispa derivada de la voladura de un puente por el ELN, se generó un incendio de grandes proporciones que segó la vida de 84 personas y generó múltiples heridas a los sobrevivientes.

Así mismo el autor en su exposiciòn, hizo referencia a la presencia y llegada de grupos Paramilitares a la zona, quienes perpetraron una masacre que no fue tan difundida en los medios.

Estos hechos marcaron la vida de la población en la Región, generando un precedente en la historia del conflicto armado colombiano.

El investigador Gearoid, autor del Libro, argumenta que existe una responsabilidad compartida entre el ELN quien asumió a los pocos días la autoria de los hechos, el Estado y la empresa OCENSA quienes a la fecha, no asumen responsabilidad alguna.

Gearóid sostiene y demuestra que la responsabilidad de la empresa OCENSA y el Estado, consta de diferentes factores:

        Por parte de OCENSA:

  • - Conflicto armado. Colombia es de amplio conocimiento es un país en abierto conflicto armado, por ende, las construcciones de oleoductos deben prever esta situación. Así, las preguntas que se debe responder una empresa petrolera aún en una región sin conflicto armado parece no se tuvieron en cuenta: ¿por dónde pueden y deben pasar los tubos? ¿a qué distancia de las poblaciones? ¿Cuáles son las zonas reales y efectivas de peligro para los tubos? ¿deben pasar cerca de las fuentes de agua, como el Río Pocuné o el Rio Mira en Tumaco?
  • - Asuntos técnicos, Seguridad industrial. Toda empresa Petrolera debe contemplar como parte de sus estándares internacionales un plan de reacción ante emergencias, es lógico derivado del impacto generado por la presencia de la empresa en cualquiera de sus formas, en una región, como norma general se asume que los oleoductos se rompen y se tornan peligrosos para las comunidades, por lo que deben tener planes de contingencia. Que en este caso no operaron. Se debe estimar la cercanía y acceso a los puestos de atención, centros médicos, vías de acceso para la entrada de ambulancias, equipos de rescate, etc., nada de esto existe, nada más verificar el Estado de la via de acceso, en indudable deterioro, hoy 19 años después nada ha cambiado. Vale anotar que, los tiempos de reacción de la Empresa fueron exageradamente demorados, de hecho existe un principio en el derecho “quien pone el riesgo, paga”, nada ha operado contra la empresa, en este caso.

         Por parte del Estado:

  • - Control y Vigilancia del Estado. fallo el proceso de control y vigilancia del Estado en tanto son las mismas empresas la que realizan dicho control y vigilancia. Por otro lado, el papel del Estado se denota tanto en la provisión de permisos para la explotación en zonas donde la población puede resultar vulnerada como en la atención a las víctimas.
  • - Acceso a la información. El acceso a la información para estos acasos es limitado, restringido, aun tratándose de asuntos públicos.
  • - El Estado colombiano se negó a participar en una comisión internacional. Para esclarecer los hechos.

Si no hay verdad no hay justicia social para las víctimas.

En este espacio hizo presencia vía digital un integrante del ELN delegado para las negociaciones con el Gobierno en Quito, quien reiterò la responsabilidad ante los hechos, manifiesta que no es necesario que nos venzan en un proceso judicial pues, han asumido la responsabilidad, asi mismo, afirma que no es parte de la política de la organización afectar a la poblacion civil y manifiesta su abierta intencion de reparar lo que les cabe de responsabilidad, son estas realidades las que se tratarían en el acuerdo que se està tramitando y hace parte de la agenda de negociacion que se adelante en Quito.

La comunidad toma la palabra e increpa de manera contundente sobre lo ocurrido, reclaman al ELN al igual que al Estado y a la Empresa en tanto hoy, no han recibido las indemnizaciones ajustadas a lo ocurrido, no han recibido apoyo real del Estado y siguen siendo muy precarias sus condiciones de vida tanto individuales como colectivas.

Manifestaron su inconformidad, la marginación y estigmatización en la que se encuentra Machuca hoy, le Reclaman al ELN que hagan presencia física y pidan perdón por lo ocurrido, a la Empresa le exigen que asuman responsabilidad y respondan.

Por último, les exigen a los tres responsables (ELN, OCENSA y Estado) que reparen a satisfacción por los daños físicos, culturales, psicológicos, individuales, colectivos y ambientales ocurridos.

A la fecha, avanza el trámite de demanda contra OCENSA para que responda por lo que les corresponde, frente a los hechos ocurridos. 

DESCARGAR LIBRO COMPLETO. PDF

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA PFREIRE

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas