La paz, concepto y aplicación en Colombia perspectiva histórica

Linea Conflicto Social y Paz

Por: José Fernando Valencia Grajales y Mayda Soraya Marín Galeano. REDIPAZ

La  historia  de  la  paz  concurre  con  la  guerra  como  elemento  vital,  es  decir,  si  no  existe  o  no  ha  existido,  la  paz  no  cobra  sentido.  Esto  porque  la  guerra  tiene  ciertas  finalidades: la primera, el saqueo; segunda, la conquista; tercera: la imposición; cuarta, la homogenización; y, finalmente, la apropiación de aquello que se entendía ajeno.

 

paz paz

Para abordar la presente investigación de la relación de la paz como concepto y práctica, se  utilizó  la  metodología  histórica  y  el  método  crítico  planteado  por  Renzo  Ramírez  Bacca como sucesión cronológica de acontecimientos que permite conocer la evolución y desarrollo del tema planteado dentro de la contextualización, y revela la historia del fenómeno analizando la proyección concreta de la hipótesis en un contexto historiográfico determinado (Ramírez Bacca, 2010, p. 43), aunado a lo dicho por Bloch (1995, 2012) y Colmenares  (1997),  donde  la  interpretación  es  primordial,  comprendiendo  la  historia  que trae el documento desde su interior, donde los actores son tratados como sujetos, compenetrándose  con  el  texto  para  entenderlo,  manteniendo  la  unidad  del  hecho  con  su  valoración  y  el  contexto  de  su  tiempo  (Dahlgren  &  Florén,  1996). 

Aunada  a  ella  se utilizaron elementos de las metodologías mixtas y el análisis del discurso de Teun Adrianus van Dijk (2000, 1999) (Blaxter, Hughes, & Tight, 2002)

Historia de la paz

La  historia  de  la  paz  concurre  con  la  guerra  como  elemento  vital,  es  decir,  si  no  existe  o  no  ha  existido,  la  paz  no  cobra  sentido.  Esto  porque  la  guerra  tiene  ciertas  finalidades: la primera, el saqueo; segunda, la conquista; tercera: la imposición; cuarta, la homogenización; y, finalmente, la apropiación de aquello que se entendía ajeno.

Sin embargo, si la guerra no logra los objetivos anteriores o no logra imponerse, el resultado es  una  guerra  crónica,  por  etapas  o  estallidos  constantes  o  intermitentes. 

Pero  entre  periodo y periodo se pueden presentar elementos de paz o seudopaz, es decir, una paz impuesta a sangre y fuego o pacificación; otra, una paz vulnerable o momentánea; luego se puede dar una paz tolerante, que no está ajena a brotes de guerra, y finalmente una paz comprensiva, fundada en el entendimiento y reconocimiento del otro distinto como mi par o igual. Dichas formas se han percibido a lo largo de la historia. 

Roma

La paz en la Roma clásica se fundamenta en lo que se ha denominado periodos de amplio control y ausencia de guerra interna, es decir, son periodos de calma civil y seguridad exterior y que se condensan en un poco más de 10 periodos (Melko & Weigel, 1981), y  que  tiene  su  culmen  en  la  conocida  Pax  Romana  o  Augusta  dentro  del  periodo  de  un poco más de dos siglos en la dinastía Flavia- Antonina, que según Gaius Cornelius Tacitus, en su texto sobre Cneo Julio Agrícola, describe bien en el Discurso de Calgaco a los caledonios:

LEER ARTÍCULO COMPLETO, REVISTA MEXICANA CoPaLa. V3 N5. CLIK AQUÍ.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portada kav1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas