Balance entre el desconocimiento y la ignorancia del legislador.

Linea Conflicto Social y Paz

Por: José Fernando Valencia Grajales[i]

Efraín Cepeda, Centro Democrático, Cambio Radical, Partido de la U, Conservadores y liberales en búsqueda de la negación del acuerdo. 

 

congreso

Las últimas sesiones del congreso del 28 y 30 de noviembre de 2017 en la sede del Senado de la Republica de Colombia se presentó un hecho sin precedentes en este país, ello se evidencia ante la votación del proyecto de acto legislativo 017 de 2017 Cámara, 05 de 2017 Senado por medio del cual se crean 16 circunscripciones transitorias especiales de paz para la Cámara de Representantes en los períodos 2018-2022 y 2022-2026, creadas por el acuerdo de paz entre del Gobierno y las Farc, éstas, antes de la votación estaban claramente aceptadas dentro del marco general del acuerdo por medio de la votación del 29 y 30 de noviembre de 2016, donde el congreso con 130 votos de la Cámara y 75 del senado ya habían aprobado el nuevo acuerdo de paz con las FARC. Es decir ya estaban aprobadas previamente en el marco general, es por ello que era posible pensar en cambios normativos formales para hacer efectivo el acuerdo, pero otra cosa es intentar o cambiar lo acordado o decir hoy que lo que ya se había aprobado no es de obligatorio cumplimiento.

Ahora bien y con el ánimo de entrar en el debate surgido de si las curules se aprueban o no es un asunto meramente matemático, es decir, si el senado para el año de 2017 estaba compuesto solo de 99 miembros porque los otros perdieron su curul (por corrupción, paramilitarismo entre otros…), no es imaginable para ninguna otra persona del común, intentar hacerle creer la leguleyada de que la mitad más 1 es 51 cuando solo hay 99 miembros, es decir la mitad más uno son 50 y no 51, y aunque el Consejo de Estado (Radicado: 11001-03-06-000-2017-00202-00) el 6 de diciembre de 2017 emitió concepto que aclaro el Quórum y mayoría para la aprobación del proyecto de acto legislativo, fundamentándose en las sentencias C-179 de 2002, C-551 de 2003, C-187 de 2006, C-490 de 2011, C-784 de 2014 y la SU-221 de 2015 de la Corte Constitucional, por el  Consejo de Estado dice lo siguiente:

La Sala se permite precisar que cuando se aplique la sanción consagrada en el artículo 134 de la Carta Política, modificado por el Acto Legislativo 02 de 2015 (situación conocida como la "silla vacía') se genera forzosamente la reducción del número de integrantes de la respectiva Comisión, o Corporación (Senado o Cámara) o Congreso en pleno, según el caso. Por lo tanto, la determinación del quórum y las mayorías debe establecerse con base en el número total de integrantes de la respectiva Corporación fijado en la Constitución, cifra a la que deben restarse las curules que no pueden ser remplazadas, tal como lo señala el inciso 3° del Artículo 134 de la Constitución Política. En otras palabras, para efectos de conformación del quórum y mayorías se toma en cuenta el número de miembros que efectivamente integran el cuerpo colegiado como efecto del cumplimiento de la norma constitucional que da lugar a la "silla vacía". Así las cosas, en el caso de que las curules no puedan ser reemplazadas debido a que contra sus titulares se ha expedido orden de captura o han sido condenados por: i) delitos comunes relacionados con pertenencia, promoción o financiación a grupos armados ilegales, ii) por actividades de narcotráfico, iii) por delitos dolosos contra la administración pública, iv) por delitos contra los mecanismos de participación democrática o v) por delitos de Lesa Humanidad, se reduce —en tanto número absoluto- el quórum decisorio de las cámaras y sus respectivas comisiones. En consecuencia, para el caso concreto de la consulta y debido a la denominada "silla vacía" que afecta a 3 senadores, bajó el número de senadores de 102 a 99, de manera que el Senado de la República quedó integrado por 99 senadores, y este es el número que determina el quórum decisorio y la mayoría absoluta requerida.

(…) Así las cosas, para el caso concreto de la consulta, la mayoría absoluta de 99 es 50.

Sin embargo, el señor Efraín Cepeda Sarabia presidente del Congreso, de quien se puede decir que es economista industrial, especialista en altas finanzas, Capitán de corbeta de la reserva naval, dirigente empresarial y gremial en el Atlántico (El Espectador, 2017), sin embargo no es abogado, y mucho menos tiene gran conocimiento en las normas del congreso y eso sí poco respeto por las Cortes decidió de forma unilateral que no se había aprobado dicho proyecto, y aunque se cree que su decisión se debe a dos circunstancias, una mala accesoria jurídica o el ánimo de protagonismo político ante la víspera de las elecciones del congreso en menos de 6 meses utilizando para ello la exasperación de los enemigos políticos del acuerdo que serán a su vez los electores cautivos que pretenden cultivar para ser reelegido.

Pero el problema resuelto por el presidente del Congreso se fundó en la premisa que él no está para cumplir las órdenes de los jueces, porque ello ataca la independencia de los poderes, especialmente del legislativo, que parece ser superior a todos los demás, según su vocero. Sin embargo, parece que el señor Efraín Cepeda Sarabia y el Congreso en pleno desconocen la historia (como la Cabal y Lafaurie) revolucionaria que dio pie a las actuales instituciones y especialmente de la historia del control constitucional, que nace de hitos constitucionales fundados principalmente en el check and balance, surgidos de la inclusión de los factores reales de poder (Lassalle, 1999) durante 1215, 1225, 1297, 1627 y 1628 (Thorne, Dunham Jr, Kurland, & Thorne, 1965), de la revolución gloriosa (Schwoerer, 2004; Gardiner, 1903, p.330) que le permite al congreso hacerle contra peso al monarca, limitando su poder.

O las francesas donde se elimina el poder absoluto (Soboul, 1981, Kropotkin, 1909; Fernández Sarasola, 2007, p. 104; Assemblée Nationale Constituante, 1791; Conseil Constitutionnel. 2011a, 2011b, 2011c, 2011d). O la independencia de los Estados Unidos (Gil-Delgado, 2009; Krutogolov, Lions, Carrillo Flores, & Grant, 1980; Valencia Grajales, 2011, 2014, 2017) en el que además no solo eliminara al rey, creara el congreso, exigirá la división de poderes, y explicara cómo funcionan los pesos y contrapesos. Entendiendo que no solo se entiende como lo quiere el Congreso de Colombia como un división que convierte en independiente de los otros poderes, sino que es adicionalmente un asunto armónico de colaboración, pero principalmente de control para impedir los excesos de cualquiera de los poderes, razón por la cual también se crean organismos de control.

Es por ello, que Alexander Hamilton (Hamilton, Madison & Jay 2001), consideraba que ninguno de los nuevos poderes podría ser ilimitado o superior al otro y todos debían controlarse unos a otros, comprendiendo que quien era el legislador se transformaría en el nuevo monarca, que con la excusa de la ley podía pisotear los otros, y ello lo fundamentaba en lo que observo de la revolución francesa donde el legislador por medio de la ley le quito todas las libertades y derechos a la nueva ciudadanía, esto lo explica bien Zagrebelsky al decir:

Derivaba de todo esto una actitud de cautela ante la ley, a diferencia de lo que sucedía en la Francia revolucionaria. Mientras allí de la ley siempre se esperaba un bien, aquí se veía un potencial mal que había que neutralizar. La concepción individualista de los derechos como patrimonio natural conducía a desconfiar de las asambleas omnipotentes, en las que se diluyen las conciencias individuales. La balanced constitution era el instrumento para frenar la natural ambición personal de los legisladores y crear un sistema de gobierno «republicano» (no «democrático»), favorable para el mantenimiento de los derechos mediante un sistema de checks and balances. (Zagrebelsky, 2003, p. 57)

Lo que evidencia, es impedir al legislador los abusos, porque la democracia de las mayorías es muy peligrosa porque elimina los derechos de las minorías, razón por la cual, los controles del ejecutivo y el legislativo eran necesarios. Este modelo también es el que copiamos en Colombia, razón por la cual el artículo 113 de la constitución lo contempla, pero adicionalmente le concede poderes al judicial por medio de la Corte Constitucional o de los jueces constitucionales para impedir los abusos como emisión de normas inconstitucionales o normas que atenten contra los derechos fundamentales o impidan el ejercicio de los derechos como ocurre en nuestro caso cuando un ciudadano interpone una tutela porque invoca el derecho a la Paz y el juez constitucional se la concede (El juzgado 16 administrativo de oralidad del circuito judicial de Bogotá actor: Robinson López y otros, víctimas del conflicto armado y coordinador de derechos humanos de la Organización de Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana T/099/2017 Radicado acumulado: 2017-456, 262,346,437,531) (Tribunal Administrativo de Cundinamarca, magistrado Luis Manuel Lasso Lozano 18/12/2017 Exp: 25000234100020170199300) donde se ordena:

Se ordena al señor Efraín Cepeda Saravia, Presidente del Congreso de la República, que por haber sido aprobado, conforme a los artículo 116, 117 y 196 de la Ley 5 de 1992, el Proyecto de Acto Legislativo 017 de 2017 Cámara - 05 de 2017 Senado ‘por medio del cual se crean 16 circunscripciones transitorias especiales de paz para la cámara de representantes en los periodos 2018-2022 y 2022-2026‘, remita el mismo de forma inmediata al señor Presidente de la República para su promulgación

Adicionalmente, se hace necesario aclararle al honorable congreso que un juez de tutela es un juez constitucional y que la Carta constitucional al tener un control constitucional difuso le concede poderes constitucionales a cualquier juez de la república, quien funge como tribunal constitucional en la protección de derechos fundamentales violados por cualquier entidad pública, incluso al presidente de la república, presidente del congreso o presidente de cualquier Corte, es decir, a dicho poder no escapa ningún colombiano o poder. Pero para aclararlo aún más parece que el desconocimiento de la ley, también parece ser un asunto del Congreso que no se dio cuenta de la emisión del Decreto 1983 de 2017 frente al reparto de tutelas ante autoridades del orden nacional, lo que convirtió en competente a los jueces del circuito a resolver en primera instancia y por tanto tiene autoridad para ordenarle al señor Efraín Cepeda a cumplir la orden judicial.

Finalmente el desconocimiento y la ignorancia del legislador, le permitió a partidos como el Centro Democrático, Cambio Radical, Partido de la U, Conservadores y liberales, hacer proselitismo político con fines de reelección y de paso ahondo en la división interna del país por la aprobación o la negación del acuerdo, impidiendo la reconciliación luego de los episodios de guerra paramilitar, guerrillera y estatal (Insuasty, Valencia Grajales & Agudelo Galeano, 2016; Insuasty, Valencia Grajales & Marin Restrepo 2017)

Bibliografía

Conseil Constitutionnel. (2011a). Constitution du 5 Fructidor An III (22 AOUT 1795), html. (C. Constitutionnel, Editor, C. Constitutionnel, Productor, & Conseil Constitutionnel) Recuperado el 9 de 9 de 2016, de http://www.conseil-constitutionnel.fr: http://www.conseil-constitutionnel.fr/conseil-constitutionnel/francais/la-constitution/les-constitutions-de-la-france/constitution-du-5-fructidor-an-iii.5086.html

Conseil Constitutionnel. (2011b). Constitution du 22 Frimaire An VIII 13 décembre 1799, html. (C. Constitutionnel, Editor, C. Constitutionnel, Productor, & Conseil Constitutionnel) Recuperado el 9 de 9 de 2016, de conseil-constitutionnel.fr: http://www.conseil-constitutionnel.fr/conseil-constitutionnel/francais/la-constitution/les-constitutions-de-la-france/constitution-du-22-frimaire-an-viii.5087.html

Conseil Constitutionnel. (2011c). Constitution du 16 termidor An X 4 août 1802, html. (C. Constitutionnel, Editor, C. Constitutionnel, Productor, & Conseil Constitutionnel) Recuperado el 9 de 9 de 2016, de http://www.conseil-constitutionnel.fr: http://www.conseil-constitutionnel.fr/conseil-constitutionnel/francais/la-constitution/les-constitutions-de-la-france/constitution-du-16-termidor-an-x.5088.html

Conseil Constitutionnel. (2011d). Constitution de l'An XII - Empire - 28 floréal An XII 18 MAI 1804. (C. Constitutionnel, Editor, C. Constitutionnel, Productor, & Conseil Constitutionnel) Recuperado el 9 de 9 de 2016, de http://www.conseil-constitutionnel.fr/: http://www.conseil-constitutionnel.fr/conseil-constitutionnel/francais/la-constitution/les-constitutions-de-la-france/constitution-de-l-an-xii-empire-28-floreal-an-xii.5090.html

El Espectador (2017) tomado de: Efraín Cepeda, el conservador que hundió las curules para las víctimas en el Congreso, 6 Dic 2017 - 8:29 PM Redacción Política, Bogotá. El Espectador,  https://www.elespectador.com/noticias/politica/efrain-cepeda-el-conservador-que-hundio-las-curules-para-las-victimas-en-el-congreso-articulo-727129

Fernández Sarasola, I. (2007). La Constitución de Bayona de 1808. Madrid: Iustel.

Gardiner, S. R. (1903). The Commonwealth and protectorate 1649 - 1656. London: longmans green and co. .

Gil-Delgado, M. S. (2009). La Magna Carta: realida y mito del constitucionalismo pactista medieval. (a. a. lCentro de Estudios Políticos y Constitucionales de Madrid, Ed.) Historia Constitucional(10), 243-262.

Hamilton, A., Madison, J., & Jay, J. (2001). El Federalista. México: Fondo de Cultura Económica.

Insuasty Rodríguez, A., Valencia Grajales, J. F., & Agudelo Galeano, J. J. (2016). Elementos para una genealogía del paramilitarismo en Medellín Historia y contexto de la rupturay continuidad del fenómeno (II) (1 ed.). (J. F. Valencia Grajales, Ed.) Medellín, Antioquia, Colombia: Grupo de Investigación y Editorial Kavilando (958-59647).

Insuasty Rodríguez, A., Valencia Grajales, J. F., & Marin Restrepo, J.  (2017). Elementos para una genealogía del paramilitarismo en Colombia Historia y contexto de la ruptura y continuidad del fenómeno (I) (1 ed.). (J. F. Valencia Grajales, Ed.) Medellín , Antioquia, Colombia: Grupo de Investigación y Editorial Kavilando (958-59647).

Kelsen, H. (1955). ¿Quién debe ser el defensor de la Constitución? (1931), est. prel. Guillermo Gasió, trad. Roberto J. Brie, supervisión Eugenio Bulygin. (G. Gasió, Ed., & s. E. trad. Roberto J. Brie, Trad.) Madrid: Tecnos.

Kropotkin, P. (1909). Historia de la Revolución Francesa. Barcelona: Escuela moderna.

Lassalle, F. (1999). ¿Qué es una Constitución? México: Colofón.

Leal Buitrago, F. (1989). Estado y Política en Colombia. Bogotá: Siglo XXI editores – CEREC.

Livio, T. (1998). Ab urbe condita Historia de Roma desde su fundación. (J. A. Vidal, Ed.) Bogotá, Colombia: Planeta DeAgostini.

Lleras Camargo, A. (1 de 10 de 1963). The Alliance for Progress; Aims, Distortions, Obstacles, Foreign Affairs. New York Times, 41(1), págs. 27-28.

Locke, J. (1997). Dos ensayos sobre el gobierno civil. Madrid: ESPASA LIBROS.

Loewenstein, K. (1965). Teoría de la constitución. (T. y. Anabitarte, Trad.) Barcelona, Cataluña, España: Ediciones Ariel, S.A.

Soboul, A. (1981). La revolución francesa. Vilassar de Mar: Oikos-Tau.

Thorne, S. E., Dunham Jr, W. H., Kurland, P. B., & Thorne, I. (1965). The Great Charter: Four Essays on Magna Carta and the History of Our Liberty (Second Printing edition ed.). (P. Books, Ed.) New York, New York, Estados Unidos: Pantheon Books.

Tribunal Administrativo de Cundinamarca, magistrado Luis Manuel Lasso Lozano 18/12/2017 Exp: 25000234100020170199300, Bogotá, Rama Judicial,  tomado de: https://www.ramajudicial.gov.co/documents/10240/4777821/TAC_SP.PDF/259ada8a-15a5-4a21-b675-4e216ffb6959

Valencia Grajales, J. F. (2011). Evolución de las estrategias de guerra en Colombia. (A. Insuasty Rodriguez, Ed.) Valencia Grajales, José Fernand, 11(1), 67-88.

Valencia Grajales, J. F. (2014). Gustavo Rojas Pinilla: dictadura o presidencia: la hegemonía conservadora en contravía de la lucha popular. (A. Insuasty, Ed.) El Ágora U.S.B., 14(2), 537-550.

Valencia Grajales, J. F. (2017). Historia del control constitucional durante el frente nacional: revisión jurisprudencial de las sentencias de constitucionalidad de los decretos de estado de sitio. Medellín, Universidad Autonoma Latinoamericana.

Vargas Hernández, C. I.-n. (2011). La función creadora del Tribunal Constitucional. (U. E. Colombia, Ed.) Revista Derecho Penal y Criminología, xxxii(92 ), 13-33.

Zagrebelsky Gustavo (2003) El derecho dúctil. Ley, derechos, justicia, España, Editorial Trotta

 

[i] Docente investigador Universidad Autónoma Latinoamericana, Unaula; Miembro de REDIPAZ; Aboga­do Universidad de Antioquia, Politólogo Universidad Nacional de Colombia sede Medellín, especialista en Cultura Política: pedagogía de los derechos humanos Universidad Autónoma Latinoamericana, Unaula; Magíster en Estudios Urbano Regionales de la Universidad Nacional de Colombia sede Medellín; estu­diante del Doctorado en Conocimiento y Cultura en América Latina del Instituto Pensamiento y Cultura en América Latina, A.C., Ipecal; editor de la revista Kavilando y la revista Ratio Juris UNAULA, Medellín, Colombia. Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA PFREIRE

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas