Estemos de acuerdo o no con el socialismo del siglo XXI, el fallecido presidente de Venezuela se hizo un lugar en la historia política del continente.

La diferencia más visible que puede señalarse entre Hugo Chávez y su admirado Simón Bolívar es esta: que Chávez no tuvo que hacer la guerra para triunfar.

Eso es también lo que diferencia a Chávez de Fidel Castro y del Che Guevara: detrás de esas leyendas hay una historia de guerras y de sangre, y Chávez pudo por suerte asumir el desafío de emprender la transformación de la sociedad, como lo reclamaban hasta los poderosos de todo el continente, recurriendo sólo a los instrumentos de la democracia.

El nodo Antioquia de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos denuncia ante la comunidad nacional e internacional las detenciones arbitrarias y las judicializaciones contra líderes, lideresas campesinas, defensores y defensoras de derechos humanos en el marco de la protesta pacífica de habitantes de los 12 municipios afectados por el megaproyecto hidroeléctrico- Hidroituango,  judicializaciones  y detenciones que son una clara violación  al derecho a la protesta y a defender los derechos humanos.

"La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida." José Martí. El martes 5 de marzo de 2013 quedará en la historia de este continente como el día en que falleció el comandante Hugo Chávez Frías, presidente constitucional de Venezuela, un revolucionario a carta cabal de nuestra América, cuya imagen, ideal, y proyecto ya forman parte de la legendaria constelación de luchadores antiimperialistas y anticapitalistas de este lado del planeta.

Tristeza y dolor. De allí partimos. ¿Por qué disimular los sentimientos y disfrazarlos con refinamientos artificiales que se cocinan en su propia tinta y, en última instancia, no dicen absolutamente nada? Sí, tristeza y dolor ante la muerte de un compañero y un luchador que se jugó la vida más de una vez por los humildes, por los de abajo y que se animó a enfrentar a la potencia más agresiva y feroz de todo el planeta. Pero también todo nuestro reconocimiento, nuestro respeto, nuestro emocionado homenaje.

A estas horas en que escribo YA todo lo escrito sobre Chávez habrá sido leído.

Me queda lo que el hombre dejó en mí; siento el deber de escribirlo. Su muerte, tan deseada por muchos y tan lamentada por tantos, es el último duelo de una historia que comienza, para otros como yo, con el asesinato de Gaitán. Es un recuerdo, lo sé, pero un recuerdo con el que hemos crecido millones de colombianos. De Gaitán tengo vivas las llamas en que ardía Bogotá, reflejadas en el cielo que veía desde la finca en que nací; 64 años después esa hoguera no se apaga y he caminado sobre las cenizas y los rescoldos que dejó su muerte. Alguna vez descubrí que la única hora que no habían podido borrarles a los colombianos fue aquella trágica una de la tarde del 9 de abril; los viejos sabían qué estaban haciendo aquel día en aquella hora. Una manera de ser fieles.

Los derechos conquistados por hombres y mujeres son para los humanos en todos sus géneros y diversidades y resulta incompleta y nociva toda redundancia cuando se anuncian derechos humanos para las mujeres. Fundamentar y clarificar el sentido de los derechos constituye parte de la lucha diaria entre clases y poderes para saber que se quiere decir cuando se habla de derechos, unos los evocan para liberar, otros para oprimir o justificar sus crímenes. El 8 de marzo, es resultado de esa tensión, tiene origen en las luchas humanas por la búsqueda de reconocimiento, respeto y  defensa de la vida con dignidad.

Más artículos...

Revista Kavilando

portada kav1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas