No estamos en contra del desarrollo, nos oponemos a que se vulneren nuestros derechos constitucionales. Medellín.

Linea Formación, Género y luchas populares

Por: Afectados Y Afectadas Túnel De Occidente

La comunidad campesina de San Cristóbal entiende la importancia del progreso del país; no estamos en contra de la construcción del proyecto “MAR 1”, estamos en contra de que por medio de este, se nos vulneren nuestros derechos constitucionales

NARANJAL 1

Foto: encuentro afectados por el Túnel de Occidentes. agostos 18 de 2017. Universidad de San Buenaventura Medellín.

No es posible que los recursos económicos, técnicos y profesionales que se asignan para que estos proyectos sean un éxito, se usen para vulnerar derechos de las comunidades campesinas. Lo que ha derivado en que estos proyectos queden con muy mal nombre entre las poblaciones afectadas, y lo más grave, que al día de hoy, nadie, ni el gobierno, ni la empresa privada, les quieren responder a las comunidades  por los daños causados.

Ni el municipio, ni el departamento ni el gobierno central, se ha “echado al hombro” estos daños y estas reclamaciones; por el contrario, siempre la culpa es ajena: la ANI dice que es DEVIMAR, el municipio dice que es una obra de interés nacional y es responsabilidad del gobierno central, y así nos pasamos del uno al otro sin que nadie de respuesta concreta.

Después de la construcción del primer túnel ha aumentado la  inconformidad entre  los afectados y afectadas por los daños dejados, lo que va a generar un retraso de este proyecto de interés nacional e internacional con consecuencias nefastas para la economía del país.

 Ahora se pretende la construcción del segundo túnel de occidente, paralelo al primero, y al preguntarle a la empresa operadora del nuevo túnel DEVIMAR sobre la reparación de los perjuicios causados por el túnel construido, manifiestan que la comunidad debe reclamar estos  daños a los constructores del proyecto anterior; y empezar de cero con la nueva empresa, en este caso DEVIMAR.

Preguntamos:

¿Es posible olvidar las casas caídas cuando nadie responde por su reconstrucción?

¿Es posible olvidar los afluentes de agua que nos provisionaban del líquido vital, y que se perdieron por la construcción del túnel, generándonos una gran problemática?

¿Es posible olvidar los agrietamientos de terrenos, cuando todos los días los transitamos y vemos las grietas y riesgos en que estamos?

¿Es posible olvidar que antes nuestra producción agrícola nos permitía vivir satisfactoriamente  con nuestras familias y que hoy, con la disminución de la capacidad productiva por la falta de agua, y la pérdida del nivel freático de la tierra, nuestra economía está en crisis?

¿Es posible olvidar que este peaje es uno de los más costosos de Latinoamérica?

Y así muchos otros olvidos que nos solicita la empresa DEVIMAR. ¿Es posible cumplir esta solicitud?

Las comunidades de San Cristóbal hacemos un llamado a las autoridades responsables para que hagamos unos procesos serios de concertación entre: el estado, la empresa y las comunidades.

Creemos más acertado empezar a solucionar los problemas generados por el anterior túnel y una negociación eficaz y eficiente con el nuevo, por ello ponemos en conocimiento público nuestras afectaciones y reclamaciones:

  1. Respuesta eficaz a los campesinos y campesinas de san Cristóbal y San Sebastián de Palmitas por los daños y afectaciones causados por el túnel Fernando Gómez Martínez, las indemnizaciones y compensaciones a que tenemos derecho.

Entre las afectaciones pendientes a reparar están:

  1. Agrietamiento de viviendas y  pérdida total de otras.
  2. La producción agrícola de los campesinos de San Cristóbal y Palmitas está a punto de desaparecer, por tanto, se requiere incentivos a la producción como subsidios, asesoría técnica y cadenas de comercialización.
  3. Sistemas de riego y acueductos veredales con pagos justos; demás mecanismos y tecnologías que permitan darle solución al problema de pérdida de afluentes de agua o disminución de otros.
  4. Compensaciones por las diferentes contaminaciones generadas por el túnel como: del medio ambiente y de ruido.
  5. Daños en la infraestructura vial de las veredas.
  6. Falto cumplimiento de algunas obras de infraestructura como: compensación por afectaciones, tales como puentes peatonales, escuelas, placas deportivas.

Frente al nuevo proyecto, solicitamos:

  1. Acompañamiento social y técnico a las comunidades por 20 años,  con el fin de asegurar la  estabilidad de las familias en el territorio y una reparación oportuna, por los problemas que surjan derivados de la construcción del nuevo túnel.

  1. Elaboración de un estudio Geo-técnico sobre el riesgo de remoción en masa de la vereda El Naranjal y la Cuchilla (San Cristóbal)
  2. Reubicar el peaje, en un sector donde no se afecte el derecho a la ciudad de las comunidades campesinas de Medellín. Tal y como lo presentaron ante el ministerio y la ANI, la JAL de Palmitas.
  3. Revisar la valorización de los predios, en relación con el proyecto.
  4. Garantizar unos precios justos y concertados con los campesinos y campesinas, con respecto a los precios ofrecidos para la compra de sus predios.
  5. La construcción de escenarios deportivos, educativos y culturales para el bienestar de los niños, niñas y jóvenes del territorio.
  6. Reparación de los daños generados al medio ambiente:

-         Reforestación dentro del territorio, privilegiando cuencas hídricas

-         Compra de terrenos para conservación

  1. Recuperar y promover el patrimonio cultural de la zona como el famoso “Camino del Virrey”.
  2. Explorar otros métodos de excavación, que no contemplen explosivos.
  3. Y otros que surjan en el proceso de diagnóstico y concertación entre las comunidades, la empresa y el gobierno.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portada kav1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas