“Memoria y autoconstrucción de la vida digna en nuestro territorio”

Linea Formación, Género y luchas populares

Por: Mesa Interbarrial de Desconectadxs y Vivienda Digna.

Este año el Carnaval por la Vida Digna “Memoria viva y autoconstrucción de la vida digna en nuestro territorio” se realizara en los barrios San Pedro Lovaina, Miranda y Moravia, barrios afectados por el desarrollo de varios proyectos urbanísticos en Medellín.

 

vidadigna

Queremos invitarles de nuevo al Carnaval por la Vida Digna. El año pasado realizamos el Carnaval “sobre ese morro quiero vivir” en la comuna 13 de Medellín dándole un gran abrazo a los barrios Independencias 1, 2 y 3, rechazando las múltiples vulneraciones a los derechos humanos tanto por las acciones militares que allí se realizaron en 2002 conocidas como operación Orión y Mariscal y por la expulsión varias familias por el desarrollo de la vía Media Ladera.

Nos vimos reunidos más de 800 personas de 50 organizaciones sociales, quienes a través de 3 recorridos simultáneos (Agua, Tierra y Aire) quisimos decirle al Movimiento Social que nuestras luchas son similares en lo elemental y que por ello estamos llamados a través de la lucha (el fuego) a unir nuestras fuerzas, mostramos, Los Carnavaleros, que era posible ser diferentes y encontrarnos para construir juntos.

Este año el Carnaval por la Vida Digna “Memoria viva y autoconstrucción de la vida digna en nuestro territorio” se realizara en los barrios San Pedro Lovaina, Miranda y Moravia, barrios afectados por el desarrollo de varios proyectos urbanísticos especialmente Macroproyecto Rio Norte y Medellín Innovation, que ponen en riesgo la permanencia de sus habitantes, la continuidad de sus proyectos de vida y la historia de Medellín.

Este año buscamos refrescar la memoria de la ciudad, contar quienes y como se construyó Medellín desde los barrios populares; queremos reivindicar y reconocer las practicas comunitarias de autogestión y organización ante las desventajas que deja el desplazamiento forzoso, la negligencia gubernamental, la disputa territorial y la presencia de un sin número de actores armados.

Esas mismas comunidades son quienes han sufrido la muerte, las masacres, la desaparición forzada y el conflicto armado en carne propia. Además son las que se han movilizado para la conformación de espacios de participación y canales de debate que permitan pensarse y crearse las formas de resolver las diferentes problemáticas que atraviesan la realidad de los barrios.

A pesar de esta historia tan compleja de consolidación de la ciudad de Medellín, los discursos y dinámicas institucionales de la administración pública han hecho énfasis en las restricciones de intervención que implica la informalidad en los barrios e insisten en la renovación urbana por encima del mejoramiento integral. En vez de construir soluciones conjuntas con quienes habitan y conocen el territorio, imponen una idea del desarrollo que no reconoce la experiencia comunitaria.

Somos conocedores de la existencia de recursos y viabilización técnica para hacer mega obras de costos desproporcionados como Parques Biblioteca, Unidades de Vida Articuladas – UVA, eco parques y senderos ecológicos y por esto se le han dado largas a acciones de gran importancia como la de crear un Plan Municipal de Mitigación de Riesgos, siendo la situación de riesgo la principal razón por la que las comunidades no cuentan con una seguridad jurídica sobre la tenencia de sus predios y viviendas y también la causa por la que tantas personas reciben una orden de evacuación o desalojo. Es evidente que la resistencia y organización de las comunidades de los barrios autoconstruidos, es más vigente que nunca.

Este Carnaval por la Vida Digna es la manifestación de un discurso contra hegemónico en el que las clases oprimidas expresamos una resistencia ante la imposición de un modelo económico capitalista excluyente, empobrecedor y autoritario, que en nuestra ciudad esta encarnado en parte, por el Grupo Económico Antioqueño, por el sector inmobiliario (sector privado), las EPM, la EDU (sector público) que son incapaces de humanizar sus empresas ante el lucro privado y que por el contrario amenazan con la expulsión y el desalojo de miles de familias de los barrios populares de nuestra ciudad debido a la implementación de planes de ordenamiento territorial donde el territorio es simplemente el espacio donde desarrollar a la fuerza y atropellando, sus proyectos económicos privados disfrazados por la Alcaldía de Medellín de bien común e interés general.

Es Hora de unir las fuerzas en torno a un objetivo común, de comprender que nuestras luchas son colectivas y que juntos logramos cosas hermosas, pongamos sobre el escenario político las problemáticas comunes para proponer conjuntamente un nuevo mundo, una nueva Colombia y esto basados en la capacidad de respeto por la diferencia pues debemos apoyarnos mutuamente, para que esa lucha sea colectiva, de todos.  Quien lucha tiene el derecho de decidir a dónde lleva su camino y con quién camina.  El apoyo es respeto y no dirección ni mando.   Nadie nos va a liberar, sino nosotros, nosotras mismas.

Nos negamos a que se borre la historia de la organización popular en los sectores autoconstruidos con ese discurso lleno de espejismos con que se pinta la innovación y el urbanismo social en una ciudad como Medellín cada vez más cínica; nos burlamos del discurso impuesto que pretende disfrazar la realidad y más que nunca buscamos reivindicar desde la alegría las apuestas colectivas de defensa del territorio.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA PFREIRE

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas