Manifiesto académico: de la universidad ocupada a la universidad pública.

Linea Formación, Género y luchas populares

Por: Willem Halffman ; Hans Radder

Las universidades están siendo ocupadas por la perspectiva empresarial, en un régimen obsesionado con el “reconocimiento” mediante la cuantificación, la competitividad creciente, la eficiencia, la “excelencia” y una errónea idea de salvación económica.

 

 

MERCANTILIZAR EDUCACION

UNA MIRADA CRITICA A LA UNIVERSIDA HOY.

 

Dados los indeseables efectos colaterales de esta ocupación, nos preguntamos cómo ha conseguido esta perspectiva empresarial invadir nuestras preciadas universidades. Ofrecemos una visión alternativa del futuro académico a partir de la idea de universidad pública, más próxima a ser un bien común comprometido con el conocimiento de la sociedad que a una corporación. Sugerimos algunas medidas eficaces para generar ese tipo de universidad. Pero dado que la empresa parece inasequible a los argumentos citados, estos cambios sólo pueden darse si los académicos pasan a la acción. Por ello, exploramos algunas estrategias para renovar la vida política de las universidades.

La universidad ocupada

La Universidad ha sido ocupada –no por estudiantes en sus protestas (como ocurrió en los 60)-, sino esta vez por el Lobo de mil cabezas de la dirección o gestión empresarial. El Lobo ha colonizado la Academia con un ejército mercenario de gestores armados con sus hojas de cálculo, indicadores  de eficiencia y   procedimientos de evaluación, y acompañado por la Marcha militar “Eficacia y Eficiencia” sonando a todo volumen.

Estos gestores han proclamado que su enemigo interno es el profesorado: el profesorado no es de fiar, debe ser evaluado y monitorizado, y sometido a la amenaza permanente del despido, la no reposición y la reorganización. Los académicos se dejan mansamente apretujar unos contra otros, como ovejas aterrorizadas y obedientes, que esperan al menos mantenerse en cabeza entre sus colegas. El Lobo usa los medios más peregrinos para mantenerse en el control, como por ejemplo las fusiones completas o parciales más costosas, los sistemas de mediciones más retorcidos y más gravosos posibles, los sistemas de cuantificación o los proyectos de prestigio y relaciones públicas más extremadamente caros.

La conquista parece haber triunfado y la exportación de conocimiento desde la nueva colonia invadida parece hasta haber crecido, pero los problemas internos cada vez son más. Así, conforme todos los brillantísimos indicadores siguen subiendo a las estrellas, más cae el ánimo por los suelos del académico rebaño. El Lobo descorcha una botella de champán cada vez que se conoce el nuevo resultado del ranking de Shangai, mientras las ovejas universitarias trabajan desesperadas hasta caer exhaustas y la calidad de las plantaciones de conocimiento empieza a bajar, como demuestra un número importante de análisis profusos y completos.5 Mientras tanto, el rebaño se embarca en el intento de llevar a la atención del Lobo las absurdas anomalías que la ocupación está generando mediante una incesante corriente de artículos de opinión, lamentaciones, cartas conminadoras y comunicados. A su vez, el Lobo reduce todo ello a meros incidentes, los barre a un lado considerándolos efectos colaterales inevitables del progreso, o simplemente los ignora.

La ocupación puede cobrar diferente forma e intensidad en diferentes lugares, pero no puede reducirse a unos pocos fenómenos aislados. Más bien es un patrón muy significativo y general que se repite en muchas universidades y en muchos países. Que puedan aparecer otros animales en el entorno no hace la presencia del Lobo menos amenazadora y significativa. Aunque nuestra descripción y  evaluación se refiere a las universidades holandesas, la idea de nuestro relato (y muchos de sus detalles) se aplican por igual a otros países, especialmente en Europa. Si bien es cierto que la gestión empresarial y su ocupación no está en Holanda tan avanzada como lo está en Inglaterra (Holmwood 2011) ya ha tendido el poderoso puente continental hacia nosotros (De Boer, Enders y Schimank 2007). Para demostrar que todos estos desarrollos son más que meras casualidades, enumeramos 6 procesos críticos y sus consecuencias a continuación. Después procederemos a analizar las causas, y a sugerir remedios .

 

CIC. Cuadernos deInformación y Comunicación.

ISSN: 1135-7791             http://dx.doi.org/10.5209/CIYC.55978

DESCARGAR ARTÍCULO COMPLETO (CLIK AQUÍ).

 

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portada kav1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas