Puerto Nuevo, un desplazamiento forzado más en Medellín. Victimas del Desarrollo (Medellín)

Linea Territorio y despojo

“Quiénes somos?… habitantes de Puerto Nuevo!” “Que exigimos?… precio justo y vivienda digna para desplazados e inquilinos!”. “Exigimos trato digno para los afectados del puente madre Laura! Sí los niños de los ricos quieren paz!... Los de Puerto Nuevo, pasaje Villa y la Herradura mucho más!”.

Estas fueron algunas de las consignas agitadas por cientos de personas que el pasado viernes a las cinco de la tarde, taponaban la vía regional norte, provocando que tractomulas, buses y demás vehículos se desviaran o devolvieran. Eso sí, cuidando de no tener percances con los conductores, la comunidad argumentaba ser afectadas por las entidades privadas y la alcaldía municipal ante la venidera construcción de un rompoy y un gran puente -con Metroplus incluido- que pasará por encima del río Medellín y de las conciencias y derechos de los habitantes del sector Puerto Nuevo –comuna 4 Aranjuez- aledaño a la estación Tricentenario del Metro.

“Un lugar para la vida…¿de quien?” se oía. Un señor de la veeduría frente al puente, decía: “usan la misma técnica para desarmar los espíritus y hacer como el cocodrilo cuando ve al conejo, le llora para comérselo, entonces, nosotros no le vamos a comer cuento, pues mientras hablan paja, están metiendo la aguja, sin pensar en las comunidades”. A inicios de febrero, la EDU -Empresa de Desarrollo Urbano- inicio reuniones con los afectados y a la vez notificaba la adquisición de predios como el de la señora Magdalena, siendo “ridículo lo que le ofrecen por su vivienda”.

El plantón se realizó con la solidaridad del comité cívico de Naranjal -afectados por obras de renovación-, los reubicados de Moravia en los edificios La Herradura -los cuales han manifestado inconformidad por la mala calidad en la construcción de sus nuevas viviendas-, los habitantes de pasaje Villa afectado por obras del puente, así como de pobladores del municipio de Bello movilizados frente al reevalúo catastral.

El plantón fue acompañado por las notas de guitarra, canciones y versos populares de un habitante de Bello y muchísimas familias con carteleras, sostenidas por la energía de mujeres jóvenes, señoras y niños, que hacían ver a quienes pasaban por el lugar lo siguiente: “no queremos caridad queremos justicia”, “no nos hacen un favor, nos perjudican”, “no me opongo al progreso, me opongo a la injusticia”, “luchamos por un techo como derecho”, “que nos dejen en las mismas o en mejores condiciones”, “a la infame empresa de desplazamiento urbano (EDU) no le vendo mi casa”, “contra la mala conciencia de la EDU y del señor alcalde” o “con lo que ustedes construyen ciudad, quieren destruir una comunidad”.

Las personas afectadas: “nuestras casas son nuestro tesoro”.

María Magdalena Montoya estuvo rodando por mucho tiempo en Medellín, finalmente se estableció hace 27 años en el sector. “Yo trabajaba, con mucho sacrificio y varios prestamos construí mi casa, donde también vive mi hija María Chile, la casa tiene 2 piezas, sala, comedor, cocina, baño, un patio muy grande y aparecen en el papel de catastro en 34 millones y pico, pero como necesitan mi casa para la construcción del puente solo me reconocerán “13 millones”. Los funcionarios de la EDU le dijeron el 7 de febrero que buscara un apartamento que ellos le pagaban el arriendo, por lo cual doña Magdalena reclama “¿Como me voy a ir si tengo mi casa? no la voy a entregar casi regalada, por esa plata no me salgo, ni para arriendo temporal”.

Este es el mismo sentir de Osías Morales que le pregunta a ella si también le ofrecen “300 mil” para el arriendo, comentando que hay que buscar casa de 250 mil ¿Dónde la consigue uno?, pues hay que dejar “50 mil” para servicios públicos y eso que para ajustarlos, pues valen mucho más. Hace 8 años Osías compro el predio donde vive en 1 millón y montó con 2 millones la casa en tabla y zinc, El comento: “La levante con mi trabajo reciclando y metiendo la mano a bolsas cagadas…de eso vivo aún y me traigo el aparatito -la carretita- que hice de puro tubo galvanizado”. A él no le alcanzaría para otra casa con $3.936.800 que constan en el papel de la firma de avalúos comerciales, Valorar S.A de La Lonja -gremio inmobiliario de Medellín y Antioquia-. Argumenta Osias “A mí me da mucha tristeza entregarla, mientras que no me reubiquen en una casa buena, no me voy”.

Está es la desazón que produce la obra pública a las personas, ¿porque molestarnos cuando estas personas se manifiestan y producen un rato de caos vehícular con el fin de visibilizar que están unidos ante la vulneración de sus condiciones de vida?. Denuncian allí el bajo valor que les están dando a sus viviendas, incluso las casas mas grandes son avaluadas en máximo 25 millones. Expresan así mismo qué cuando van a medir y tomar fotos para el avalúo comercial del predio, no tienen en cuenta las instalaciones de gas, acabados de aluminio, enchapados de los baños, tampoco lo cerca que están del centro de Medellín -15 minutos-. Así le sucedería a doña Magdalena, quien todavía esta pagando la red de gas. “que injusticia. Como si uno se hubiera robado la casa”.

Mesa Interbarrial de desconectados Medellín

http://mesainterbarrialdedesconectados.blogspot.com/

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portada kav1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas