Comunicado a la Opinión Pública ante la tragedia ocurrida en el Poblado Medellín.

Linea Territorio y despojo

Por: La Mesa por el Derecho a la Ciudad

La Mesa por el Derecho a la Ciudad “Sin hambre, sin miedo y con derechos”  se une en  solidaridad con todas las personas afectadas por la tragedia ocurrida en el barrio El Poblado por el desplome de la torre seis del edificio Space.

Infortunadamente deben ocurrir unos hechos tan lamentables para evidenciar, de manera trágica, el grave crecimiento urbanístico desbordado en las laderas de la ciudad, que indudablemente ponen en riesgo a  la mayoría de sus habitantes y que hoy es un tema de preocupación tanto de actores sociales y políticos como de organizaciones sociales,  que han hecho observaciones y críticas al modelo de ciudad implementado en el actual Plan de Ordenamiento Territorial -POT que es precisamente el instrumento mediante el cual se flexibilizó el expansionismo sin control por parte de las constructoras..

Estas preocupaciones las recogemos en los siguientes puntos.

1.  Un Plan de Ordenamiento Territorial -POT para la ciudad de Medellín representa una profunda transformación en términos físico-espaciales, socio-culturales, económicos y políticos.  En tal sentido, debe garantizársele a la ciudadanía una plena participación, donde las comunidades informadas tengan la posibilidad de trasformar sus territorios y sus propuestas no solamente sean escuchadas, sino tenidas en cuenta en la implementación del desarrollo local y de ciudad.

2. Como Mesa por el Derecho a la Ciudad solicitamos a la administración municipal en cabeza del señor Alcalde Aníbal Gaviria Correa no establecer ningún tipo de concertación, negociación o acuerdos en la revisión del POT con los gremios de la construcción ya que son ellos los que vienen construyendo sin planeación en las Comunas y corregimientos de Medellín con la complacencia de la curaduría.  Consideramos que el expansionismo de los especuladores inmobiliarios va a generar mayor desplazamiento en los sectores más humildes y populares de las laderas de la ciudad.

3.  Exhortamos a la administración municipal para que propicie escenarios de reflexión de ciudad acerca de lo que ha significado el actual “imaginario de ciudad” y el “modelo de desarrollo” que adoptaron en nombre de la ciudadanía en los últimos veinte años. Es un deber del gobierno local y un derecho de ciudadanos y las ciudadanas conocer los impactos tanto positivos y negativos del actual modelo de ciudad turística y de servicios. Se requiere un balance objetivo que dé cuenta de los empleos que ha perdido la ciudad en su transición de ciudad industrial a ciudad de servicios, del encarecimiento del suelo, de la especulación inmobiliaria, de las miles de familias que han sido víctimas del desplazamiento intraurbano so pretexto de vivir en zonas de alto riesgo.

4. El cambio de vocación económica de una ciudad debe ser una decisión ciudadana y no de tecnócratas, donde poco se tiene en cuenta efectos colaterales como el empobrecimiento y marginalidad de la población, el crecimiento exponencial del empleo informal, la prostitución y la ilegalidad.  El  ordenamiento de la ciudad debe ajustarse al principio normativo de la función social del ordenamiento y al bienestar colectivo, no al incentivo del lucro individual y al despojo colectivo como ha venido sucediendo en los últimos años.

5. La deuda que deja el Plan de Ordenamiento Territorial -POT en revisión con las comunidades es altísima en cuento a la legalización y reconocimiento de barrios en las zonas altas de la ciudad, la mitigación del riesgo en las mismas y el mejoramiento integral de barrios que no ha dejado de ser una exigencia recurrente de las comunidades en la formulación del POT, pero que ha sido aplazada indefinidamente para darle prioridad a los proyectos turísticos como el Cinturón Verde Metropolitano en los mismos predios que antes fueron catalogados como zonas de alto riesgo.
En este panorama, surgen interrogantes sobre la dinámica urbanística de la ciudad y su área metropolitana:

 ¿En manos de quién está la planeación de la ciudad?

¿Cuáles son las medidas de seguimiento, evaluación y control por parte de la administración municipal para que hechos sucedidos en el sector del Poblado y otros sectores no se vuelvan a repetir?

¿Qué papel están desempeñando la curaduría urbana en este desarrollismo desbordado?

Hacemos un llamado a los partidos políticos, gremios, sindicatos, organizaciones sociales y ciudadanía en general a la solidaridad con lo sucedido en el edificio Space y a estar atentos para incidir en los cambios al POT 2013-2025.  El modelo de ciudad debe ser para enaltecer al ser humano, acabar con la pobreza y las desigualdades sociales y no para enriquecer a unos pocos especuladores y constructores inmobiliarios sobre la base de las necesidades de muchos.

Medellín, octubre 18 de 2013.
Comunicación y  movilización
3122170167
http://mesa-por-el-derecho-a-la-ciudad.webnode.es/
https://twitter.com/mesadeciudad

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portada kav1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas