Informe de Sala de Crisis ante Comisión Accidental. Hidroituango.

Linea Territorio y despojo

Por: Sala de Crisis *.

Primer avance del informe de la Sala de Crisis - Hidroituango, presentado en la segunda sesión de la Comisión Accidental del Concejo de Medellin, para tratar esta tragedia, realizada este viernes 15 de junio del presente año.

 

 

SC INF1.1

Presentación

Bajo la coordinación de la Red Interuniversitaria por la Paz – REDIPAZ –, y con la participación de diferentes organizaciones sociales de habitantes y trabajadores de la zona de impacto de Hidroituango, acompañados por Sindicatos, Universidades, ONGs, medios de comunicación alternativos y personas naturales, se conformó en Medellín la Sala de Crisis Social, para brindar atención a los afectados por la emergencia ocurrida en la Central Hidroituango.

La creación de esta Sala de Crisis Social fue iniciativa de la concejal del Polo Democrático Alternativo, Luz María Múnera Medina, quien ha insistido en la atención humanitaria urgente que requieren TODAS las comunidades en el área de influencia afectadas por la emergencia, tanto aguas abajo como aguas arriba del proyecto.

Antecedentes

Desde el pasado 28 de abril de 2018, luego de un derrumbe en el túnel de desviación de la Represa Hidroituango se dio inicio a una nueva tragedia para la población que habita la zona de influencia de esta obra considerada una de las más importantes para Antioquia y para el País, en tanto se espera genere energía para exportación.

Esta situación ha puesto en evidencia muchas fallas de orden técnico, diseño, toma de decisiones, entre otras, aun siendo muy prematura una conclusión sobre lo ocurrido y que alerta sobre los responsables de esta ya incalculable afectación al erario, al presente y futuro de la misma obra, las implicaciones para el sector energético, para la región para el país.

Esta es un breve recorrido por estos ya casi 47 días de zozobra para las poblaciones.

Tabla 1: breve línea de tiempo, tragedia Hidroituango 2018

29 de abril:

 

primera obstrucción se superó con rapidez Al menos 50 familias de Valdivia (norte de Antioquia) evacuaron sus viviendas la madrugada

30 de abril:

un nuevo derrumbe. Obligó a mantener cerrado el desplazamiento por el puente Pescadero y se activó un plan de movilidad para los habitantes afectados.

1 de Mayo

EPM informó que una falla geológica fue la causa del derrumbe que ocurrió en el túnel de desviación. Comunidades cercanas, especialmente algunas familias ubicadas en Valdivia, expresaron su temor ante una posible avalancha. Los municipios de Briceño, Ituango, Valdivia y su corregimiento de Puerto Valdivia, Tarazá, Cáceres y Caucasia son los lugares que pueden verse afectados frente a cualquier creciente súbita del río.

7 de mayo

un nuevo derrumbe Represamiento aguas arriba y sequía aguas abajo, son los dos panoramas que padecen las comunidades de la zona de influencia de la hidroeléctrica

9 de mayo

La empresa indicó que el proyecto no entrará en ejecución en la fecha estimada (30 de noviembre de 2018) y que evaluaba el tiempo estimado de su futura entrada en operación. El fuerte invierno que sacude a Antioquia y el taponamiento total del túnel de desviación obligó a que desde el mediodía de ese jueves se empezara a verter el agua por la casa de máquinas de la futura central hidroeléctrica.

12 de mayo

Una creciente súbita dejó 600 damnificados. La obstrucción ha puesto en jaque esta megaobra. Soldados del Ejército Nacional trabajan levantando los escombros que dejó la creciente del río. Puerto Valdivia

15 de mayo:

 

declararon la calamidad pública por 30 días

16 de mayo

nueva alerta por crisis en la obra

Un poco antes del mediodía del miércoles 16 de mayo hubo una obstrucción temporal y de forma natural en el caudal que se estaba evacuando a través de la casa de máquinas, situación que duró cerca de dos horas y media y llevó a que el agua saliera por galerías de acceso a la casa de máquinas.

El director de la Unidad para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez, señaló que debido a una alerta emitida de un nuevo crecimiento del caudal del río Cauca, se tomó la decisión de evacuar las zonas aledañas del punto de influencia del proyecto Hidroituango.

19 de mayo

agua no siguió saliendo por galería vehicular. lo que fue calificado como positivo para los avances en la obra, cuya meta era llegar a la cota 410 de la presa, para lograr que el nivel del embalse no superara la presa. Las personas siguieron en los albergues.

21 de mayo

hubo filtración de agua por túnel de desviación. Por ello, de manera preventiva se mantuvo la orden de evacuación inminente, emitida por el PMU en el corregimiento de Puerto Valdivia, Puerto Antioquia y los municipios de Cáceres y Tarazá. Asimismo, los municipios de Nechí y Caucasia pasaron a alerta naranja, porque tienen más tiempo de reacción en caso de que se materialice el peor de los escenarios de riesgos, mientras que los municipios ubicados aguas abajo, a partir de San Jacinto del Cauca, pasaron a alerta amarilla.

En ese momento, fueron evacuadas 3.301 personas de Puerto Valdivia, 5.728 de Tarazá y 14.889 de Cáceres. El total de personas evacuadas en albergues era de 23.918, de ellas 3.643 estaban en albergues temporales, 19.393 en autoalbergues y 882 en albergues espontáneos.

23 de mayo

trabajadores lograron la cota 410 de lleno prioritario de la presa Con este logro, se disminuyó un poco el riesgo de una avalancha, pues el agua del embalse no superaría la presa, ya que se planteó la idea de evacuar el agua controladamente por el vertedero.Ese día se puso una nueva meta: lograr la cota 415, en la que se concentran desde entonces las labores.

24 de mayo

la alerta roja se levantó en varios municipios Pese a que se logró la cota 410 en la presa, la alerta en las comunidades en la zona de influencia del río se mantuvo, si bien, hubo un cambio en el estado, pues se pasó de riesgo de avalancha a riesgo de creciente súbita del río. Entonces, la alerta roja con orden de evacuación preventiva y permanente por la emergencia se mantuvo en Puerto Valdivia, Puerto Antioquia y las viviendas que se encuentran hasta 200 metros de la orilla del río Cauca en Cáceres.

En la alerta naranja quedaron los municipios de Cáceres y Tarazá, donde solo podían retornar a sus casas las personas evacuadas cuya vivienda esté después de 200 metros de la orilla del río Cauca.

Desde el municipio de Caucasia, pasando por Nechí, San Jacinto del Cauca, Guaranda, Achí, Ayapel, San Marcos, San Benito Abad, Majagual, Magangué, Caimito y Sucre, que son poblaciones de Antioquia, Bolívar, Sucre y Córdoba, se decretó alerta amarilla.

26 de mayo

derrumbe en parte alta de la montaña afectó túnel vial El túnel vial por el que en las últimas semanas han pasado las caravanas de vehículos desde y hacia el municipio de Ituango fue cerrado como precaución ante el derrumbe que se presentó el 26 de mayo en la tarde.

28 de mayo

radares detectaron movimientos en la montaña Luego de que equipos de monitoreo detectaran movimientos en la montaña del proyecto, los 1.500 trabajadores de la presa y el vertedero fueron evacuados por precaución.

29 de mayo

se elevó de nuevo la alerta en comunidades ribereñas Debido a que los radares detectaron movimientos, el Puesto de Mando Unificado (PMU) elevó de nuevo la alerta roja en Cáceres y Tarazá, que se sumaron a la de Puerto Valdivia. Así, las familias recibieron la orden de evacuación por riesgo de creciente súbita del río. Los municipios de Caucasia y Nechí quedaron en alerta naranja.

30 de mayo

trabajadores volvieron a las obras. Tras confirmar que no había riesgo para los trabajadores, se reanudaron las labores en la presa y el vertedero. La empresa siguió concentrada en lograr la cota 415 del lleno prioritario de la presa, que avanzaba entonces en un 61 por ciento.

Se mantuvo la evacuación permanente, de carácter preventivo, de las poblaciones que se encuentran en alerta roja: el corregimiento de Puerto Valdivia (municipio de Valdivia), los municipios de Cáceres y Tarazá y su corregimiento de Puerto Antioquia. Los municipios de Caucasia y Nechí están en alerta naranja.

Asimismo, se autorizó la circulación controlada del tránsito de carga pesada desde y hacia el casco urbano del municipio de Ituango

Elaboración propia datos tomados de. (El Tiempo, 2018)

 

Mapa 1: Zona Afectada.

zriesgo2

 Metodología

Este informe se ha construido acudiendo a:

  • - Revisión documental oficial de EPM, así como de prensa, radio y televisión.
  • - Verificación y contraste en campo sobre la actual situación de albergues y en general, Hidroituango.
  • - Información derivada del contacto permanente con líderes, lideresas de las zonas afectadas y de influencia.

Dicha información recopilada se sistematiza y verifica.

 

Resultados

 

Cifras

Según Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), en artículo publicado por el Tiempo, y en los sucesivos boletines emitidos por la misma entidad, esta es parte de la situación que vive hoy la población:

 

Tabla 1. Acciones preventivas ante riesgo inminente de desastre. Hidroituango.

Alcance

Acciones

110.000 personas preparadas para cualquier desastre derivado de las fallas en Hidroituango.

12 simulacros, se han elaborado 12 estrategias municipales de respuesta a emergencia en el marco de la ley

se han visitado más de 17.350 viviendas, puerta a puerta.

los Sistemas de Alerta Temprana siguen funcionando y se siguen fortaleciendo, se tienen rutas de evacuación con su respectiva señalética

4.000 personas asisten a talleres de preparativos para desastres

Elaboración propia, datos tomados de (UGRD, 2018)

Estas cifras son contundentes, 110 mil personas, que hoy padecen por más de 45 días una situación que ha alterado su vida, sus proyectos, su actividad económica, familia, estabilidad emocional, psicológica y que no retornarán a su estado anterior en tanto esta situación continuara, pues, aunque bajen la alerta, estas comunidades seguirán en medio de la zozobra, el temor, la angustia provocada por las múltiples fallas de esta mega-obra.

Así mismo, se estiman estas cifras que dan cuenta de la incapacidad de atender a todas las personas y familias que han sufrido el efecto de esta tragedia provocada por las fallas de la mega-obra de la hidroeléctrica hidroituango.

Asi mismo afirma que el riesgo en la zona, aún superada la emergencia, seguirá, un riesgo permanente no natural sino, creado por el hombre. Lo que sugiere replantear la situación de las comunidades a mediano y largo plazo.

 

Tabla 2: relación población, albergues, auto-albergues, albergues espontáneos.

Puerto Valdivia

1.412 familias, equivalentes a 4.537 personas, del corregimiento de, que aún permanecen alojadas en 9 albergues

6 autoalbergues en la cabecera municipal (Valdivia)

Valdivia

Se construye el albergue Sevilla, que tiene una capacidad proyectada de 2.000 personas y quedará de manera permanente en el municipio

Tarazá

4 albergues habilitados para 1.448 personas

16 espontáneos para 3.297 personas y unas 1.000 más están en autoalbergues.

Cáceres

Un albergue temporal para 561 personas

103 afectados en autoalbergues.

Elaboración propia tomando datos de (El Tiempo, 2018)

EPM manifiesta por su parte, estar distribuyendo apoyos económicos de hasta 1'200.000 pesos, así como kits de cocina, mercados e implementos básicos, para las familias que decidan buscar otra opción más estable ante esta tragedia, manifiesta EPM que hasta la fecha han sido indemnizadas 217 familias con estos apoyos y que hay en proceso otras 495 familias. (El Tiempo, 2018)

Así mismo, la entidad habla de comunidades impactadas por la contingencia presentada en el proyecto hidroeléctrico Ituango, y relaciona en su boletín del 12 de junio de 2018, que del 12 de mayo al 12 de junio a destinado 33 mil millones para “atender de manera oportuna a los habitantes de los municipios de Valdivia, Tarazá, Cáceres, Caucasia y Nechí”. (EPM, 2018)

 

¿Qué dice la Comisión Mundial de Represas?

En abril de 1997, con el auspicio del Banco Mundial y de la Unión Mundial para la Naturaleza (IUCN), en Gland, Suiza se dio inicia a esta iniciativa global que se conoce como la Comisión Mundial de Represas cuyo objetivo es el de revisar la eficacia de las grandes represas para promover el desarrollo y evaluar alternativas para el aprovechamiento del agua y la energía. Así como formular criterios aceptables internacionalmente, y donde fuera adecuado guías y normas, para la planificación, diseño, evaluación, construcción, funcionamiento, inspección y desmantelamiento de represas (Comisión Mundial de Represas, 2000). La CMR comenzó formalmente su labor en mayo de 1998.

En su informe titulado Represas y Desarrollo (2000): Un Nuevo Marco para la Toma de Decisiones, como resultado de un estudio de Caso del impacto de las Represas en Varias regiones del mundo, concluyeron que:

Frente a los impactos sociales causados se evidencian efectos negativos no valorados y que abarcan vidas, la salud, la estabilidad socioeconómica, la subsistencia de las comunidades que dependen de los ambientes de los ríos afectados por las represas, se estima entre 40 y 80 millones de personas desplazadas por estos proyectos.

La persona que dependen de la irrigación de los ríos ya sea por la pesca, cultivos, se añada en el caso colombiano el barequeo, han visto sus medios de subsistencia afectados o anulados, lo peor es que muchos de los desplazados no fueron ni siquiera reconocidos, reasentados o indemnizados.

Los que recibieron indemnización ésta, con frecuencia, no fue suficiente.

Los que fueron reasentados rara vez se les restituyeron sus medios de subsistencia en tanto se centraron en un traslado físico, pero no en la reactivación económica y social.

Se estima la relación a mayor número de afectados, menor la restauración de sus vidas.

Esto se debe ante las fallas enormes a la hora de planear adecuadamente la valoración de los daños ocasionados.

Se demostró, además, una falta de compromiso generalizado, o una falta de capacidad, para hacer frente al desplazamiento de población.

Agrega el informe la dificultada en valorar los daños y efectos al patrimonio cultural debido a la pérdida de los recursos culturales de las comunidades locales, así como el sumergimiento y degradación de monumentos arqueológicos y cementerios.

Aumenta el grado de sufrimiento de la población pobres, grupos vulnerables

Disminuye la esperanza de un mejor vivir para las generaciones futuras.

Suelen se desproporcionados los costos sociales y ambientales que no retornan o se compensan con los beneficios que trae la presa.

Pero panorama para los grupos indígenas y las minorías étnicas vulnerables que sufren de modo desproporcionado los impactos negativos en sus medios de subsistencia, cultura y espiritualidad.

Se evidencia que las mujeres soportan también, con mayor frecuencia, un mayor sufrimiento.

Nada de esto se compensa a la hora de participar de los beneficios.

Más concretamente, al no considerarse adecuadamente estos impactos, ni cumplirse los compromisos adquiridos, se ha producido el empobrecimiento y sufrimiento de millones de personas, dando lugar a que las comunidades afectadas de todo el mundo muestren una oposición creciente a las represas.

Se afecta la equidad social, la inclusión.

“La CMR llegó a la conclusión de que el "fin" que debe alcanzar cualquier proyecto de desarrollo es el mejorar de un modo sustentable el bienestar humano, es decir, producir un avance significativo en el desarrollo humano, sobre una base que sea viable económicamente, equitativa socialmente y ambientalmente sustentable. Si la construcción de una gran represa es el mejor modo de alcanzar este objetivo, merece ser apoyada. Cuando otras opciones son una mejor alternativa, ellas deberían ser favorecidas, y no las grandes represas.

La Comisión opina que no existe ninguna duda justificada acerca de cinco puntos básicos: 1. Las represas han contribuido de un modo importante y significativo al desarrollo humano, y los beneficios que se han derivado de ellas han sido considerables 2. En demasiados casos, para obtener estos beneficios se ha pagado un precio inaceptable, y frecuentemente innecesario, especialmente en términos sociales y ambientales, por parte de las personas desplazadas, las comunidades río abajo, los contribuyentes fiscales y el medio ambiente. 3. Comparativamente con otras alternativas, la falta de equidad en la distribución de los beneficios ha puesto en tela de juicio el valor de muchas represas a la hora de satisfacer las necesidades de agua y energía para el desarrollo”. (Comisión Mundial de Represas, 2000)

 

¿Cuáles son los criterios entonces para tomar decisiones antes durante y después de estas obras?

 

“Lo que no hizo la guerra durante más de 50 años, lo hizo el proyecto Hidroituango en 15 días” -

La voz de las comunidades.

Ahora bien, ante la confusión de los datos, su imprecisión, los reclamos de las poblaciones la Sala de Crisis realizó recorridos en la zona, hablo con los y las líderes, estableció un canal de comunicación directo y permanente para hacerse a información más certera sobre la situación misma de las comunidades afectadas por las fallas técnicas en el llenado de la hidroeléctrica Hidroituango, En este proceso a la fecha, se ha logrado identificar que:

  1. Encontramos comunidades que, si bien han sido atendidas, no cuentan con una atención suficiente que equipare el daño causado a sus vidas y proyectos, afectaciones todas, derivadas de las fallas técnicas de este Presa.
  2. La gran mayoría de damnificados que hasta el momento cuentan con mejores condiciones, se encuentran ubicados en Puerto Valdivia y en Valdivia, pero, ya se encuentran en condiciones de hacinamiento.
  3. Encontramos comunidades que no están siendo atendidas, unas ubicadas en el campamento Refugio Humanitario El Líbano de Ituango, coordinado por la Asociación de Comités de Barequeros del Norte de Antioquia, ASOCBARE-NA, igual situación se presenta con varias de las Comunidades Indígenas de la región, quienes han montado sus propios albergues, otros de manera espontánea se han ido ubicando en lugares que consideran más seguros.
  4. Estas comunidades no atendidas padecen hoy, e incluso atendidas del Occidente, Norte y Bajo Cauca antioqueños, ubicados en el área de influencia de la Represa Hidroituango, padecen una Crisis Humanitaria por falta de atención oportuna y con enfoque diferencial.
  5. Las comunidades indígenas no cuentan con una atención y en el caso de tener acceso a ella, ésta no cuenta con enfoque diferencial.
  6. La parálisis económica de la región es generalizada, no es posible realizar labores remuneradas, ni actividad comercial, ni pesca, barequeo, cultivos, por ende, no hay dinero para comprar enceres, no hay forma de producir en economías legales y esto puede generar un estallido social o un giro hacia economías ilegales que hagan perdurar la guerra en estos territorios.
  7. Las afectaciones son de mayor impacto par a los niños niñas, mujeres en estado de embarazo, adultos mayores, personas con movilidad reducida quienes requieren atención especial.
  8. Esta población ha sido sujeto de múltiples vulneraciones, unas por el abandono del Estado, por el impacto del conflicto armado muchos de sus habitantes hoy, son declaradas víctimas del conflicto armado sujetos de reparación y ahora sufren una re-victimización, son comunidades afectadas por los Mega-proyectos lo que les pone en condiciones de especial atención.
  9. Se suspendieron los programas de apoyo al campo y de sustitución de cultivos de uso ilícito lo que complejiza más la situación.
  10. Existe la posibilidad de que se presente un éxodo de población afectada a Medellín.
  11. Información difusa en torno a la realidad del estado de la Presa, sus riesgos presentes y, sobre todo, futuros.
  12. Preocupa aún más la responsabilidad que debe ser asumida por los gestores de la obra, determinar el grado de responsabilidad para resarcir los daños sociales, ambientales, individuales causados es prioritario.

En las actuales condiciones, y una vez se anuncie la posible superación de la crisis, es claro que el nivel de riesgo para la población seguirá siendo alto, así que, volver a la zona no será garantía de que sus vidas estén a salvo.

Ante la permanencia en el tiempo de la situación de riesgo, se deben construir albergues estructuralmente dignos, que reconozcan las características socioculturales y climáticas de la zona. Lo evidenciado por múltiples medios, indica que, hoy, los albergues construidos no garantizan mínimos de dignidad a sus ocupantes.

Es urgente implementar medidas de recuperación económica de las regiones afectadas y protocolos de manutención a los pobladores, comerciantes, propietarios, arrendatarios y residentes en general.

La alimentación que se está distribuyendo, debe ser concertada con las comunidades, respetando la idiosincrasia, las características nutricionales de la región y en las cantidades necesarias; debe ser distribuida a todas las personas, tanto en albergues oficiales, como en auto albergues, albergues espontáneos, veredas y territorios alejados; en coordinación con los líderes y lideresas de los territorios quienes conocen las necesidades de las comunidades afectadas.

Exigimos a las autoridades especial atención para los ciudadanos ubicados en auto albergues, en las partes altas de las montañas y veredas alejadas, quienes se encuentran en estado de especial vulneración de sus derechos.

 

SUGERIMOS:

Identificar a los actores implicados en los hechos que dieron lugar a esta emergencia, empresas, contratistas, entidades públicas y privadas, sus responsabilidades de las vulneraciones a las comunidades, garantizando se responda por los impactos y daños, de manera adecuada.

Exigir una revisión de los procedimientos y reglamentos actuales relativos a los proyectos de represas.

Construir mecanismo que permitan la identificación y verificación de las personas afectadas. Garantizando que todos y cada uno reciban atención integral, digna y diferenciada. Y que ninguna persona afectada quede por fuera de los censos que le permita acceder a sus derechos en medio de esta situación.

Establecer instrumentos que permitan dar cuenta de las pérdidas materiales y simbólicas de la comunidad, y que con base en ello se establezcan mecanismos para la indemnización.

Conformar un comité multisectorial que permita evaluar las condiciones de las comunidades para el corto, mediano y largo plazo, en el cual se estudie y discuta la viabilidad y seguridad de las comunidades ante un eventual levantamiento de la emergencia. Así como el desarrollo de una consulta a las comunidades que permita conocer su posición en relación a un posible reasemntamiento.

Iniciar paralelamente las investigaciones pertinentes, que permitan esclarecer la cuestiones que ocasionaron la emergencia, así como la determinación de responsables, con los respectivos procesos de sanción e indemnización a que haya lugar.

 

Establecer mecanismos idóneos que garanticen la participación de las comunidades en la toma decisiones para la planeación, diseño y ejecución de mega proyectos.

El daño ya está hecho, es claro que los diversos planes de ordenamiento territorial, planes de desarrollo tendrán que ser re-elaborados, para ello sugerimos directrices y política que articulen lo nacional, lo departamental y municipal garantizando una recuperación de la región a mediano y largo plazo.

Es este proceso que sabemos será de largo plazo, la academia deberá jugar un papel de primer orden.

 

VIDEOS RELACINADOS, ENVIADOS Y PROYECTADOS EN LA PRESENTACIÓN HECHA EN LA SEGUNDA SESIÓN DE LA COMISIÓN ACCIDENTAL DEL CONCEJO DE MEDELLIN, SOBRE HIDROITUANGO.

 

 

 

 

 Notas Relacionadas:

-

-

-

-Se instala comisión accidental de seguimiento a Hidroituango. Medellin

 

Referencias Bibliográficas.

Borja Bedoya , E., Barrera Machado, D., & Insuasty Rodriguez, A. (2017). Participacion política ¿Instituida o instituyente?. Elementos para la reflexión. Ratio Juris, 12(24), 251-268. Obtenido de http://publicaciones.unaula.edu.co/index.php/ratiojuris/article/view/387/409

Caracol Noticias. (17 de mayo de 2018). Esta es la zona de riesgo por la emergencia en Hidroituango. Obtenido de Noticias Caracol: https://noticias.caracoltv.com/hidroituango-en-emergencia/esta-es-la-zona-de-riesgo-por-la-emergencia-en-hidroituango-ie137

Comisión Mundial de Represas. (noviembre de 2000). Informe Comisión Mundial de Represas. 2000. Obtenido de chiltepines.files.wordpress.com: https://chiltepines.files.wordpress.com/2012/09/represas_y_desarrollo_sc3adntesis-wcd.pdf

El Tiempo. (31 de mayo de 2018). ¿Qué es lo que pasa en Hidroituango? Este es el abecé de la emergencia. Obtenido de El Tiempo: http://www.eltiempo.com/colombia/medellin/esto-es-lo-que-ha-pasado-en-hidroituango-por-obstruccion-de-tunel-215818

EPM. (12 de junio de 2018). EPM informa la evolución de la situación en el proyecto hidroeléctrico Ituango:. Obtenido de epm.com.co: https://www.epm.com.co/site/home/sala-de-prensa/noticias-y-novedades/comunicado-proyecto-hidroelectrico-ituango

Grisales Gonzalez, D., & Insuasty Rodriguez, A. (2016). Minería. Conflictos territoriales y derechos de las víctimas en Colombia. Medellín: Kavilando. Obtenido de biblioteca.clacso.edu.ar/Colombia/kavilando/20160910120507/O.pdf

Insuasty Rodríguez, A. (2018). Hidroituango, Megaobras y elecciones ¿algo que ver? Kavilando Web, 18(6), 1-20. doi:10.13140/RG.2.2.30154.67523

Insuasty Rodriguez, A. (2018). HidroItuango: El fracaso de un gran negocio impuesto en medio de asesinatos, desapariciones y destrucción masiva de la naturaleza. Kavilando Web, 18(5), 1-20. doi:10.13140/RG.2.2.31814.37441

Sala de Crisis. (6 de junio de 2018). Las comunidades padecen una crisis humanitaria por falta de atención. Hidroituango. Obtenido de Kavilando: http://kavilando.org/lineas-kavilando/territorio-y-despojo/6214-las-comunidades-padecen-una-crisis-humanitaria-por-falta-de-atencion-hidroituango

UGRD. (11 de junio de 2018). Comunicado de Prensa Nº 29. Obtenido de UGRD: http://portal.gestiondelriesgo.gov.co/Paginas/Noticias/2018/Comunicado-de-Prensa-N%C2%BA-29.aspx

Valencia Grajales, J. F., Restrepo Ramírez , J. d., & Insuasty Rodriguez, A. (2016). Elementos para una genealogía del paramilitarismo en Colombia. Medellín: Editorial Kavilando. Obtenido de http://biblioteca.clacso.edu.ar/Colombia/kavilando/20170210032121/0.pdf

Zuluaga Cometa , A., & Insuasty Rodriguez, A. (2018). Antioquia: laboratorio y expresión regional de movimientos armados y el pos acuerdo en Colombia. CoPaLa, 3(5), 139-159. Obtenido de https://app.box.com/s/oh2a8m3en1m8fcemqk2av4nhlfsufmaf

*Escrito por:

David Sanchez Calle: Politólogo, investigador Grupo de investigación y Editorial Kavilando. Integrante de la Red Interuniversitaria por la Paz REDIPAZ

Alfonso Insuasty Rodríguez. Docente Invetigador Universidad de San Buenaventura Medellin, Integrante de la Red Interuniversitaria por la Paz REDIPAZ 

Astrid Osorio. Abogada, invesigadora, docente Universitaria. Integrante de la Red Interuniversitaria por la Paz REDIPAZ

Marlon Estiven Osorio Jimenez. Estudiante Universidad de Antioquia, integrante del Grupo de Investigación y Editorial Kavilando, integrante  de REDIPAZ.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portada kav1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas