Hidroituango: una tragedia provocada.

Linea Territorio y despojo

Por: Radio Kavilando

¿Cuáles fueron los criterios técnicos, políticos, económicos, sociales, que fundamentaron las decisiones antes durante y después de esta gran obra y que originaron la actual tragedia? -Escuche: Radio Kavilando-

 

 

hidro itu

Desde el pasado 28 de abril de 2018, luego de un derrumbe en el túnel de desviación de la Represa Hidroituango, se dio inicio a una nueva tragedia para la población que habita la zona de influencia de esta obra considerada una de las más importantes para Antioquia y para el País, en tanto se espera genere energía para la exportación y en menor porcentaje para el consumo interno.

ESCUCHAR PROGRAMA RADIAL.

 

 

Esta situación ha puesto en evidencia muchas fallas de orden técnico, diseño, toma de decisiones, entre otras, aun siendo muy prematura una conclusión sobre lo ocurrido y que alerta sobre los responsables de esta ya incalculable afectación al erario público, al presente y futuro de la misma obra, al sector energético, en sí, un gran impacto para la región y para el país.

Ante esta tragedia producida Aguas arriba y aguas debajo de la obra, y bajo la coordinación de la Red Interuniversitaria por la Paz – REDIPAZ –, y con la participación de diferentes organizaciones sociales de habitantes y trabajadores de la zona de impacto de Hidroituango, acompañados por Sindicatos, Universidades, ONGs, medios de comunicación alternativos y personas naturales, se conformó en Medellín la Sala de Crisis Social, para brindar atención a los afectados por la emergencia ocurrida en la Central Hidroituango.

La creación de esta Sala de Crisis Social fue iniciativa de la concejal del Polo Democrático Alternativo, Luz María Múnera Medina, quien ha insistido en la atención humanitaria urgente que requieren TODAS las comunidades en el área de influencia afectadas por la emergencia, tanto aguas abajo como aguas arriba del proyecto.

Esta sala de crisis cuenta hoy se cuenta ya, con un primer informe que da cuenta la tragedia humanitaria causada en la región, la inatención o atención insuficiente a las poblaciones, la falta incluso de una atención diferenciada para las comunidades indígenas, comunidades afro, se cuenta con un importante número de niños y niñas afectados, adultos mayores, personas en situación de discapacidad, entre otras, así mismo la economía se ha paralizado, la formal, informal hasta la mal llamada ilegal, todas las actividades de la comunidad tienen que ver de manera direta o indirecta con el rio, de allí depende sus ingresos, abastecimiento y actividad comercial que hoy se ve paralizada, incluyendo la suspensión de los programas de gobierno de apoyo al campo y la implementación de los acuerdos en lo ateniente a la sustitución de cultivos de uso ilícito.

Ya el daño fue hecho, sigue cuantificar el daño, estimar responsables, hacer justicia, aprender para evitar que estas situaciones se repitan, para la región el reto es grande, es necesario reordenar el territorio, reconfigurar planes de desarrollo, planes de ordenamiento territorial, ampliar la participación de las comunidades para reconfigurar estos territorios ya esencialmente afectados.  

Vale decir que en abril de 1997, con el auspicio del Banco Mundial y de la Unión Mundial para la Naturaleza (IUCN), en Gland, Suiza, se dio inicio a una iniciativa global que se conoce como la Comisión Mundial de Represas cuyo objetivo es el de revisar la eficacia de las grandes represas para promover el desarrollo y evaluar alternativas para el aprovechamiento del agua y la energía. Así como formular criterios aceptables internacionalmente, y donde fuera adecuado guías y normas, para la planificación, diseño, evaluación, construcción, funcionamiento, inspección y desmantelamiento de represas (Comisión Mundial de Represas, 2000). La CMR comenzó formalmente su labor en mayo de 1998.

En su informe titulado Represas y Desarrollo (2000): Un Nuevo Marco para la Toma de Decisiones, como resultado de un estudio de Caso del impacto de las Represas en Varias regiones del mundo, concluyeron que:

Frente a los impactos sociales causados se evidencian efectos negativos no valorados y que abarcan vidas, la salud, la estabilidad socioeconómica, la subsistencia de las comunidades que dependen de los ambientes de los ríos afectados por las represas, se estima entre 40 y 80 millones de personas desplazadas por estos proyectos.

La persona que dependen de la irrigación de los ríos ya sea por la pesca, cultivos, se añada en el caso colombiano el barequeo, han visto sus medios de subsistencia afectados o anulados, lo peor es que muchos de los desplazados no fueron ni siquiera reconocidos, reasentados o indemnizados.

“La CMR llegó a la conclusión de que el "fin" que debe alcanzar cualquier proyecto de desarrollo es el mejorar de un modo sustentable el bienestar humano, es decir, producir un avance significativo en el desarrollo humano, sobre una base que sea viable económicamente, equitativa socialmente y ambientalmente sustentable. Si la construcción de una gran represa es el mejor modo de alcanzar este objetivo, merece ser apoyada. Cuando otras opciones son una mejor alternativa, ellas deberían ser favorecidas, y no las grandes represas.

La Comisión opina que no existe ninguna duda justificada acerca de cinco puntos básicos: 1. Las represas han contribuido de un modo importante y significativo al desarrollo humano, y los beneficios que se han derivado de ellas han sido considerables 2. En demasiados casos, para obtener estos beneficios se ha pagado un precio inaceptable, y frecuentemente innecesario, especialmente en términos sociales y ambientales, por parte de las personas desplazadas, las comunidades río abajo, los contribuyentes fiscales y el medio ambiente. 3. Comparativamente con otras alternativas, la falta de equidad en la distribución de los beneficios ha puesto en tela de juicio el valor de muchas represas a la hora de satisfacer las necesidades de agua y energía para el desarrollo”. (Comisión Mundial de Represas, 2000)

Queda hoy la pregunta frente a Hidroituango y esta grave situación: ¿Cuáles fueron los criterios técnicos, políticos, económicos, sociales, entonces, para tomar decisiones antes durante y después de esta gran obra?

 

 NOTAS RELACIONADAS:

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portada kav1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas