16
Mar, Jul

¿Qué está pasando con el AGUA en El Valle de Aburra?

Editorial

Por: Alfonso Insuasty Rodriguez. *

Hace poco se hizo pública la noticia sobre la repentina coloración del agua en la parte Sur de Medellín,  pero pasó como una nota más, medianamente enunciada. En Caracol Radio Empresas Públicas de Medellín (EPM) “explicó por qué la coloración del agua en el sur del Valle de Aburra” (caracol Radio, 14 de abril de 2014), una nota que tiene mucho más de fondo que lo que allí se dejó ver.

 Según la nota de Caracol Radio, EPM explicó, debido a las inquietudes de ciudadanos de Envigado las razones por las cuales el agua estaba llegando algo turbia a los apartamentos, aclarando  “debido al fuerte verano que azota por estos días al país, se ha venido presentando un incremento en el color del agua potable en algunos sectores de los municipios del sur del Valle de Aburrá”. Buscando tranquilizar a la comunidad al aclarar que “el incremento del color del agua en algunos sectores del sur del Valle de Aburrá no incide sobre la salud”.

Esta nota nos trae a otro universo de información sobre la calidad y abastecimiento de Agua para el Valle de Aburrá, otras aristas que es necesario comunicar, abriendo así un debate al respecto.

Nos referiremos a varios estudios que se han realizado en torno al Embalse Río Grande II, el cuál abastece de Agua en porcentaje importante al Valle de Aburra. Un estudio de agosto de 1978 titulado “Aprovechamiento múltiple del Rio grande”, de Empresas Públicas de Medellín, sugería en su numeral IV qué se debería hacer para el reordenamiento de la cuenca y la adquisición de tierras para proteger el agua y la calidad de la misma que va hacia el embalse, y el embalse mismo. Es así que se definen las áreas de construcción y las áreas críticas. Ambas, dice el documento, deben adquirirse por EPM, en virtud de proteger el ciclo del agua;  definiéndose los instrumentos legales y los procedimientos para la adquisición de dichos bienes.

embalse 1

Foto: entrerios-antioquia.gov.co

Otro documento publicado en 1983, titulado “Aprovechamiento múltiple de Rio Grande, estudio de factibilidad de zonas críticas y sub-críticas de la cuenca de Rio Grande y tratamiento del área de embalse”, en su volumen V llama la atención sobre tres problemas a la fecha del informe, respecto del informe incial “Aprovechamiento múltiple de Rio Grande”: Erosión, manejo inadecuado del suelo y contaminación del agua.

Los tres tiene en común:

Causadas por la minería, las prácticas agrícolas y pecuarias e infraestructura vial asi como  las condiciones naturales del terreno aportan gran cantidad de sedimentos a la corriente de agua, la cual se expresa en su grado de concentración.

La cantidad – volumen – frecuencia de los sedimentos determinan la duración de la vida útil del embalse. Ahora bien, el sedimento se acompaña de alta concentración de hierro que produce efectos negativos en la conducción de las aguas y en los equipos de las centrales hidroeléctricas y planta de tratamiento.

Las prácticas pecuarias, con mayor énfasis en la ganadería de leche y cerdos, son actividades que generan mayor sedimentación, pone en riesgo la calidad del agua por los químicos, alimentos, desechos y el estiércol.  "Los coliformes fecales, será un factor de fertilización (eutroficación) de las aguas del Embalse Así mismo Las prácticas agrícolas por el uso de pesticidas, fertilizantes y el remover la tierra genera mayor sedimentación". (EPM, 1983)

"Otro factor son las curtimbres ubicadas en Entrerios, las aguas negras de la población ubicada en la cuenca del Rio Grande y Chico, todo contribuye a la eutroficación del agua". (EPM, 1983)

Este incumplimiento parcial frente a las recomendaciones, no solo aumenta el costo de la producción de energía sino el costo del tratamiento del agua, lo que se traduce en mayor riesgo y mayores tarifas en la factura mensual. 

El segundo informe presenta soluciones. Insiste en la compra de las tierras, medidas de mitigación, reforestación, entre otros. Estas medidas disminuirían el sedimento, mejorando la calidad del agua y los costos del tratamiento y producción de energía, así como la vida útil del embalse.

En el 2011 se publicó un Artículo Académico-invetigativo sobre el tema, allí se aseguraba que:

“En éste punto, nos centraremos en un tema crítico y de repercusiones mayores para toda una comunidad, como lo es la degradación de las fuentes que aportan sus aguas al embalse Rio Grande II, con el consecuente deterioro del mismo, mediante procesos de eutroficación, pérdida de la capacidad hidráulica y alto costo de la potabilización de la fracción tomada para abastecimiento de la población y lo que es más grave aún, el riesgo que un proyecto de ésta magnitud no sea sostenible en el tiempo y pueda llegar a un punto de inviabilidad financiera, debido al alto costo de las soluciones de biorremediación” (Montoya Montoya & Tamayo Cifuentes, 2011).

Así mismo agrega:

“La calidad de las aguas de los ríos Grande y Chico se ha venido afectando por impactos generados en la cuenca, asociados a las siguientes causas: Alteración del régimen hídrico con el desvío de cauces, desecación de humedales, extracción de materiales del río y alteración de la zonas de recarga y nacimientos por expansión de la frontera agrícola y ganadera. Uso inadecuado del suelo debido al sobrepastoreo y a la deforestación por las actividades mineras y agroindustriales, con el uso intensivo de agroquímicos. Inadecuada disposición de residuos sólidos y aguas residuales domésticas e industriales a nivel rural y urbano. Por todo lo anterior, el metabolismo global de estos ambientes limnéticos, así como el comportamiento espacial y temporal de las variables hidrológicas, químicas y biológicas que determinan su evolución y sostenibilidad, están profundamente afectados en su calidad y cantidad por las aguas provenientes de las cuencas aportantes a los embalses” (Montoya Montoya & Tamayo Cifuentes, 2011). Agrega a los problemas del embalse el Buchon de agua.

En el 2013, se realizó una nueva investigación cuyas conclusiones ratifican lo dicho, y además advierte sobre la necesidad de pasar de las medidas de mitigación a la intervención y compra de las tierras para destinarlas a la reforestación para el cuidado de la cuenca, dicha investigación fue realizada por la Universidad Nacional con dineros de EPM y The Nature Conservancy (TNC) pero que cuenta con una clausula de confidencialidad que por ahora imposibilita hacer referencia directa de dicho documento, lo que es lamentable pues se trata de un asunto público y de suma importancia por tratarse del agua que consumen los habitantes del Valle de Aburrá. Asi mismo, laboratorios de la Bayer, vienen haciendo estudios sobre la calidad del agua en estas zonas en relación a los pesticidas que allí se vierten.

images 13

foto: gustvocalume.wordpress

El 26 de diciembre de 2013, la secretaría Sección de Salud y Protección Social, Dirección de Factores de Riesgo, generó una circular dirigida a los secretarios de salud municipal, gerentes de ESE e IPS, Gerentes de entidades administradoras de Planes de Beneficios (EPS, ARS, ARP). Técnicos en área de salud (TAS), su asunto: Fortalecimiento de las acciones de prevención, promoción y vigilancia al contacto con algas de embalses (cianobacterias algas verde – azul) que producen cianotoxinas en donde establece las siguientes recomendaciones:

-          No tome agua de los embalses

-          No se bañe en los embalses

-          No realice deporte acuático

-          No realice actividades de pesca

-          Evite que los animales domésticos y el ganado la beban o entren en contacto con ella.(Secretaría seccional de Salud y protección Social de Antioquia., 2013)

Vale decir que el problema de la detección de la cianobacteria es un fenómeno a desarrollar con mayor detenimiento, pues es un tema amplio y de cierta complejidad, solo relacionaremos lo que expresa la Dra Susana I Garía en su texto “Cianobacterias y cianotoxinas, impactos sobre la salud humana”:

“este florecimiento de algas ocurren de forma natural, pero son más frecuentes en aguas que han sufrido ciertas formas de interferencia humana, entre las cuales se destaca por su importancia, la eutrofización o enriquecimiento de las aguas con nutrientes, ya sea a partir de fuentes puntuales, tales como las descargas cloacales municipales, o de fuentes no puntuales como la agricultura o el endicamiento de los ríos, lo cual aumenta el tiempo de retención y de exposición del agua a la luz solar (…) éstas cianobacterias pueden generar serios problemas de salud (afecciones en la piel, gastrointestinales, malestar, intoxicación) en animales y humanos incluyendo la muerte.  (García, sf)

El periódico el Mundo del 17 de enero de 2014, publicó un artículo titulado: Río Grande II recibe tratamiento. En esta publicación se corrobora lo dicho y se evidencia que dicha problemática persiste: “Factores como el uso inadecuado del suelo, la deforestación, el sobrepastoreo, la utilización de pesticidas y fertilizantes, la inadecuada disposición de los residuos sólidos, las aguas residuales domésticas e industriales, y la alteración del régimen hídrico por el desvío de los cauces, han evidenciado un deterioro progresivo en la cuenca del Río Grande, causado directa e indirectamente por la intervención del hombre, afectando al embalse Río Grande 2”.  (Osorio Acosta, 2014)

El mismo texto publicado manifiesta que:

“El embalse Río Grande 2 funciona como una planta de tratamiento que recoge todas las aguas residuales de la parte alta de la cuenca del Río Grande.

Esta problemática que se viene presentando, puede generar a mediano plazo contaminación del agua y pérdida del volumen útil del embalse, a causa de la sedimentación por el arrastre del suelo y la tierra proveniente de la cuenca, afectando al 45% del Valle de Aburrá que se abastece de agua potable gracias a esta fuente hídrica.”

Es clave entender que este embalse  genera energía y abastecerá de agua potable a gran parte del Valle de Aburrá a través de la planta Manantiales, Rio Grande y Rio Chico abastecen de Agua a dicho embalse  el primero es importante porque tiene ecosistemas estratégicos como el páramo de Belmira (que tiene una solicitud de titulo minero en vilo) y “el sistema de humedales, además posee micro cuencas que son abastecedoras de agua para las poblaciones ubicadas en el altiplano norte, entre ellas San Pedro de los Milagros, Entrerríos, Don Matías y Santa Rosa de Osos, municipios importantes para el departamento por la producción de leche, los cultivos de papa, tomate y aguacate y su acelerado desarrollo agroindustrial”. (Osorio Acosta, 2014)

Reconfirme el texto que:

“La problemática que viene siendo estudiada por EPM desde los años 90, ha generado la contaminación química, microbiológica y de materia orgánica del embalse; así como la disminución de la oferta hídrica en cuanto a la calidad y la cantidad del agua. Igualmente la torrencialidad por el aumento de los caudales y la erosión por las lluvias, han debilitado las orillas de los ríos provocando deslizamientos y obstrucción de las vías” (Osorio Acosta, 2014).

 Ya para octubre de 2013, una Alianza público-privada crea la Corporación Cuenca Verde, parte de la alianza Latinoamericana de Fondos de Agua siendo el tercer fondo que se crea de este estilo en Colombia, la idea era y es la de proteger la cuenca de los embalses La Fe y Rio Grande, el objeto de dicha corporación:

“Consecución, administración, gestión, inversión, asignación y disposición de recursos financieros destinados a proteger, mantener, preservar los servicios ambientales, especialmente el Agua, en las cuencas abastecedoras de los embalses que proveerán de agua a los municipios del Valle de Aburrá (principalmente La Fe y Rio Grande II)… sus entidades asociadas: Municipio de Medellín, EPM, Cornare, Grupo Nutresa, Postobón, Ärea Metropolitana del Valle de Aburrá, Coca Cola-FEMSA y la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua conformada por The Natura Conservancy (TNC), el Banco Interamericano del Desarrollo (BID) , la fundación FEMSA y el Fondo del Medio Ambiente Mundial (FMAM), igualmente cuenta con el apoyo del grupo Familia en calidad de Donante. (EPM, 2013)

El agua, su calidad, el abastecimiento, la salud, el bienestar es lo que están en juego en esta larga historia de constantes informes, estudios, recomendaciones; hoy persisten las falencias, avanza el tiempo, se agrega a la preocupación el desconocimiento de la ciudadanía, lo lejos que percibimos un problema con el líquido que sin falta llega a un porcentaje de las familias del Valle de Aburrá, (pero que otro porcentaje sigue anhela contar con dicho servicio o poder pagar por ello), se afecta también las tarifas, el costo, es necesario abrir el debate, hacer pública la información, preocupa también la alianza “más privada que pública”, que se articula para “cuidar el agua”, sabemos que el sistema de mercado global no camina sin amarres convenientes, ¿Qué sigue? ¿Qué debemos hacer?.

Referencias Bibliográficas:

EPM. (1978). Aprovechamiento multiple de Rio Grande. Medellín: Empresas Públicas de Medellín.

EPM. (1983). Aprovechamiento multiple de Rio Grande . Medellín: Empresas Públicas de Medellín.

EPM. (2009). Gestión integral de embalses en EPM. Recuperado el 16 de abril de 2014, de EPM.COM.CO: http:/www.epm.com.co

EPM. (24 de octubre de 2013). Corporación Cuenca Verde. Recuperado el 16 de abril de 2014, de epm.com.co: http://www.epm.com.co/site/Portals/0/documentos/noticias/Cuenca_Verde.pdf

García, S. I. (sf). Cianobacterias y cianotoxinas, impactos sobre la salud humana. Recuperado el 16 de abril de 2014, de ataonline.org.ar: http://www.ataonline.org.ar/bibliotecavirtual/documentos_utilies/Cianobacterias_y_Cianotoxinas.pdf

Montoya Montoya, J. A., & Tamayo Cifuentes, L. F. (2011). Embalse Rio Grande II. Antioquia. Recuperado el 16 de Abril de 2012, de www.ecosistemastropicales.blogspot.com: http://ecosistemastropicalesucn.blogspot.com/2011/03/embalse-riogrande-ii-antioquia.html

Osorio Acosta, M. F. (14 de Enero de 2014). Rio grande 2 recibe tratamiento. Recuperado el 16 de abril de 2014, de http://www.elmundo.com/portal/pagina.general.impresion.php?idx=161603

Secretaría seccional de Salud y protección Social de Antioquia. (26 de Diciembre de 2013). fortelacimiento de las acciones de prevención, promoción y vigilancia al contacto con algas de embalses (cianobacterias). Recuperado el 16 de abril de 2014, de dssa.gov.co: http://www.dssa.gov.co/index.php/documentos-de-interes/normatividad/circulares/circulares-2013/27-circular-000494-de-26-diciembre-de-2013/file

* Docente investigador, integrante del grupo de investigacion para la transformaicon Kavilando y director del grupo GIDPAD Universidad de San Buenaventura, Editor de la revista El Agora USB, y co-editor de la Revista Kavilando.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA Kav V10 Jul 18

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas