La paz no es posible si no se involucra a la sociedad colombiana, Iván Cepeda, consciente de que los tiempos urgen, aboca todo a la vez, desplegando una pasmosa energía. Cada uno de sus emprendimientos se desarrolla bajo el signo de la ejemplaridad, lo que le ha hecho merecedor de una fe que comparten los sectores más disímiles. 

El presidente Santos, derrotado por quienes desde un principio se opusieron a su reforma constitucional, utilizó una última carta para salvar la reforma a la justicia: objetar algunos de sus artículos. Su mensaje es claro, la reforma no se debe hundir, debe retocarse. A esta idea se están sumando personajes como el alcalde Gustavo Petro, que respaldó la posición del Jefe de Estado. 

El 10 de junio de 2011 con la presencia del secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon, el presidente de la República Juan Manuel Santos Calderón, sancionó la ley 1448 de dicho año más popularmente conocida como la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras. 

Hace unos minutos se acaba de consumar la farsa: el presidente del Paraguay Fernando Lugo fue destituido de su cargo en un juicio sumarísimo en donde el Senado más corrupto de las Américas -¡y eso es mucho decir!- lo halló culpable de "mal desempeño" de sus funciones debido a las muertes ocurridas en el desalojo de una finca en Curuguaty. 

El día 30 de mayo, cuando se aprobó el Plan de Desarrollo Municipal PDM 2012-2015, habitantes y organizaciones sociales y comunitarias de la ciudad nos hicimos presente en el Concejo de Medellín, no para avalar el plan, sino para cuestionar su construcción, donde lo que prevaleció fue un ejercicio demagógico, la participación fue registrada como una simple cifra, y en suma lo que va develando es la realidad de los escenarios de deliberación institucionales, como espacios a donde nos invitan a legitimar las decisiones ya tomadas. 

Es bueno llamar las cosas por su nombre y lo digo porque en los últimos meses hemos designado ejércitos Anti-restitución de Tierras, pero por ningún lado se ve el actuar de dicho ejército, no está impidiendo que las tierras usurpadas en los últimos veinte años, como lo consagró la Ley de Victimas y Restitución de Tierras, vuelvan a sus legítimos dueños, en cambio lo que si hay, y en por lo menos trecientos municipios del país, son unas dinámicas delincuenciales de los que han robado tierra, ejerciendo violencia y resistiendo nuevamente con violencia. 

Más artículos...

Revista Kavilando

PORTADA Kav V10 Jul 18

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas