Un total de 68 mil dólares pagaron los grupos paramilitares para la remodelación y ampliación del puesto migratorio de la policía secreta colombiana (DAS) en Paraguachón, frontera con Venezuela, desde el cual se habrían fraguado acciones de espionaje e infiltración hacia el vecino país, según lo demuestra el contrato de donación firmado en junio de 2004 entre el jefe del organismo de seguridad, Jorge Noguera, hoy pendiente de sentencia dentro del juicio que se le sigue por homicidio y concierto para delinquir, y la cooperativa Atayawacoop, fachada del paramilitarismo en el departamento de La Guajira.

Hace apenas unos días el presidente bolivariano Hugo Chàvez Frias anunciò que nacionalizarà la producción de oro y regresarà al país las reservas aurìferas que en la dècada de los 80 y por mandato del Fondo Monetario Internacional, (FMI), fueron sacadas de las arcas estatales y enviadas al exterior, para invertirlas en Brasil, Rusia y China, que gozan, segùn opinó, de “economìas estables”, o en instituciones financieras de la UNASUR. “¿Hasta cuando los paìses del Sur vamos a financiar las economìas del Norte?- sostuvo Chavez, quien informò que en la banca de EE.UU. hay mas de 18 mil millones de dòlares en oro venezolano, en Inglaterra, desde 1980, 4.595 millones; en Canadà (Toronto), 381 millones de dòlares desde 1992 y en Francia 184 millones de dòlares.

Los gerentes de las empresas sociales del estado, los gerentes de IPS, secretarios de salud y estamentos básicos intra y extrahospilarios de todo el país, las asociaciones de pacientes, las organizaciones de usuarios, estudiantes de profesiones médicas, reunidos en Bogotá, el 25 de agosto de 2011, ante el colapso  de la salud en todo el territorio nacional y la ausencia de respuestas efectivas por parte del gobierno y congreso de la república DECIDIMOS.

Catorce meses han pasado desde que los habitantes de Altos de la Virgen comenzaron a denunciar las particulares circunstancias del incendio[i] que devoró 176 casas del barrio, la miseria en la que viven la mayoría de las familias que allí se han asentado, y el rechazo a trasladarse a la Ciudadela Nuevo Occidente, en el sector de Pajarito, no sólo por los altos costos de los servicios públicos y su deficiente acceso, sino también por los problemas de seguridad que ello les acarrearía puesto que, de acuerdo a las denuncias de algunas de las personas que han sido reubicadas en esta urbanización, en ella cohabitan miembros de bandas que mantenían enfrentamientos en sus barrios de origen.

Más artículos...

Revista Kavilando

PORTADA KAVILANDO MINERIA

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas