Por: Obispo de Quibdó, Juan Carlos Barreto B. El Espectador

Son las grandes empresas y el sector financiero los que se han enriquecido astronómicamente, aunque las cifras de crecimiento económico del país no sean las mejores, a pesar del inmenso sufrimiento y la pobreza en que viven gran parte de los ciudadanos colombianos (...) Esperamos una respuesta generosa. Si esa respuesta no llega por su propia iniciativa, el pueblo colombiano, de forma pacífica, democrática y con las herramientas legislativas que nos ofrece la Constitución, debe proceder.

Por: Grupo de Socioeconomía GSEID - UNAL

Las trabajadoras y trabajadores de la Economía Popular (trabajadores informales) quienes abastecen a la ciudad y el campo de los bienes necesarios para su subsistencia, requieren medidas urgentes frente al confinamiento decretado, bajo diversas modalidades. Sus ingresos son diarios, y un confinamiento implica no poder trabajar, y por tanto carecer de ingresos de subsistencia.

Por: EZLM

Hemos decidido, como primer paso hacia la Revolución Internacional para la Vida, aprobar las siguientes acciones: Conformar la Organización de los Pueblos Originarios Unidos (OPOU). Esta Organización internacional tomará decisión respeto al rumbo del proyecto de vida de los Pueblos originarios y todos los Pueblos que buscan construir su autonomía respetando la Madre Tierra y construyendo el Buen Vivir para la Humanidad.

Por: Firmantes (relacionados al final del documento)

Estas propuestas fueron pensados y ajustados colectivamente, en aras de aportar a tomar las mejores decisiones en estos casos de contingencia (COVID19), sin perder de vista las condiciones actuales de los pobladores populares, quienes habitamos los barrios que se han sostenido mediante la economía informal y la solidaridad comunitaria. Barrios y pobladores que hemos sido segregados por la ciudad, pero que también contribuimos a la construcción de esta.

Por: Firmantes (al final del documento)

Respaldamos las medidas de contingencia que ha venido adoptando la Alcaldía de Medellín y el Gobierno nacional, sin embargo, requerimos que se aumenten los esfuerzos en materia de garantías a los mínimos de vida (alimentación, servicios públicos domiciliarios gratis, alivios económicos) para quienes más lo necesitan durante la cuarentena o aislamiento preventivo, también para la prevención del contagio y la atención de enfermos (contagiados con Covid-19, con enfermedades crónicas y con afectaciones mentales o emocionales), y que se dispongan fuentes de financiación para estas y otras medidas (Presupuesto Participativo y revisión del POAI 2020).

Por: Leonardo Boff.

La pandemia actual de coronavirus representa una oportunidad única para repensar la forma en que habitamos la Casa Común, la forma en que producimos, consumimos y nos relacionamos con la naturaleza. Ha llegado el momento de cuestionar las virtudes del orden del capital: acumulación ilimitada, competencia, individualismo, indiferencia ante la miseria de millones, la reducción del Estado y la exaltación del lema de Wallstreet: "la codicia es buena" (greed is good). Todo esto ahora está en jaque. Tiene los días contados.

Más artículos...

Revista Kavilando

portada k 11 n1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas