El Estado Colombiano nunca ha escuchado a los pueblos indígenas.

Linea Historia de las organizaciones sociales

Por: José Fernando Valencia Grajales Kavilando

Colombia se ha caracterizado durante su vida como república como un lugar que ha desechado a los pueblos indígenas, heredando las costumbres españolas de la colonia que en principio exterminaba a sus pobladores, luego los esclavizó y al no obtener de ellos grandes dividendos simple y llanamente los aisló.

Dicho comportamiento se mantuvo durante la Republica y sus diversas etapas, hasta la aparición de la constitución de 1991 cuando en un aparente acuerdo nacional todos y cada uno delos constituyentes consideraron que era necesario restituirle los derechos a los invisibles (Pineda, 2002). Dentro de estos los indígenas que fueron reconocidos como parte de los colombianos con derechos. Sin embargo esa lucha ha permanecido en el papel, porque finalmente los funcionarios estatales tanto de elección popular como los de carrera han continuado ignorándolos de formas sutiles, negándoles los derechos creando talanqueras legales y administrativas para no reconocerlos. Es decir negándoles el derecho a ser escuchados negándoles algo, que tampoco se les cumple a los colombinos no indígenas como lo es la posibilidad de ser parte legitima de la “lucha por la libertad política, esto es por la participación del pueblo en la legislación y en la ejecución” (Kelsen, 2009: 211-212). Impidiendo que ellos sean parte de la “voluntad general o la voluntad de todos” (Rousseau, 1981)

Porque cuando se cierran los oídos, y no se escucha al otro, se impide el dialogo, el entendimiento, la tolerancia, el trabajo mancomunado, la posibilidad de construir soluciones, de construir un mundo mejor, en donde incluyamos lo que nos dice la madre tierra. El estado hace oídos sordos a lo dicho por los indígenas, porque esto no genera grandes dividendos, en la parte comercial, pero si grandes dividendos en la tierra que finalmente redundarían en beneficios económicos. Olvida el estado que si no se cuida la tierra y se permite la minería indiscriminada, las inundaciones de grandes represas, de agricultura y ganadería industrial de monocultivo o ganado o, se prohíbe el intercambio de semillas naturales u originarias, las consecuencias serán desastrosas a largo plazo y en ese largo plazo solo quedaran grandes desiertos, hambre y contaminación. Lo que no dejara buenos resultados económicos que terminaran por llevar a una catástrofe natural y económica no solo a los indígenas sino al pueblo general.

De que le puede servir al indígena hoy que se le protejan en el papel de la Constitución Colombiana sus derechos si finalmente no se les escucha para saber cuáles son sus verdaderas necesidades y derechos derivados de su cosmogonía, su tierra, o su cultura.

De nada sirve decirles que en la constitución en los artículos 1 a 330 se protejan los pueblos indígenas en sus derechos fundamentales la multietnicidad y pluriculturalidad, La enseñanza bilingüe, las riquezas culturales y naturales de la Nación, la integridad étnica, cultural y social de las comunidades indígenas, Las tierras de resguardo su  propiedad comunal, La participación política, La conformación de territorios indígenas, la participación de los resguardos indígenas en los recursos de transferencia, La jurisdicción especial indígena o, la Consulta previa. Cuando dichos derechos se vulneran con el simple hecho de no escucharlos y mantenerlos allí para lograr el cumplimento de las metas, indicadores o apariencias.

De nada sirve que los indígenas se opongan a los proyectos mineros cuando de forma inexplicable se conceden títulos mineros en su gran mayoría en zonas de resguardo, de reforestación, de protección, de ríos, ecosistemas o con riego ambiental irrecuperable, como se aprecia en los “ 24 títulos de carbón, siete de oro, plata y otros metales, seis de sal, uno de sulfuros polimetálicos, uno de níquel y uno de hierro, ubicados en los departamentos de Guajira, Cesar, Córdoba, Boyacá, Antioquia, Vaupés, Santander, Tolima, Guajira, Cundinamarca y Meta. (…)” en manos de las empresas “El Cerrejón (seis), Drummond (cinco), CCX (uno), Consorcio Minero Unido S.A. (uno), Carbones El Tesoro (uno), Carbones de La Jagua (tres), Norcarbón (uno), Prodeco (uno), Colombian Natural Resources (tres), Gecelca (uno), Minas Paz del Río (uno), Exploraciones Pantanos de Colombia (uno), AUX Colombia (uno), AngloGold Ashanti (uno), Salinas Marítimas de Manaure (uno), Brinsa (uno), Colombiana de Sales y Minas (dos), Salinas de Galeras (uno) y Salcol (uno)”(Acolgen, 2013). Los cuales a pesar de que en las respectivas consultas se haya dicho que no o que en él se hallen resguardos o que hayan parques nacionales o se quiebre el ecosistema. Sin embargo, los funcionarios y el estados se hacen de oídos sordos y proceden a otorgar los títulos, dejando de escuchar a la comunidad y los indígenas (Hablemos de Minería, 2013) A pesar de que se evidencia constantemente que los daños ambientales, como el de empresas como la Drummond luego de verter el carbón al mar causan un daño irreparable a la madre tierra y el estado lo único que se le ocurre es sancionar (El Tiempo,  1/02/2014: p. 6), cuando el problema se ha hecho, cuando si hubiese escuchado a los Wuayuu no se hubiese concedido el permiso y no se hubiese generado el daño ambiental,

Es necesario que los pueblos indígenas continúen con sus tareas de palabreros y de escuchantes que promulguen el entendimiento entre occidente y los pueblos indígenas, sin que con ello se claudique con sus propias concesiones cosmogónicas, culturales o étnicas. De igual manera es necesario que los occidentales cumplan con sus tareas de realmente escuchar, de tolerar, de imponer la interculturalidad de reconocer la existencia del otro.

Bibliografía

Acolgen (2013) Colombia declara de interés nacional 40 títulos mineros de oro, carbón, níquel y sal. Publicado elJueves, 25 de Julio de 2013. En: http://www.acolgen.org.co/article.php?sid=3755

Crónica del Quindío. (2009) Mina de oro La Colosa, polémico proyecto que impulsaría economía colombiana. Publicado el 14 de agosto de 2009

El Espectador. Molano Jimeno, Alfredo (2013) Más de 5.100 habilitados para votar hoy. Consulta minera en Piedras. La historia de tensión entre habitantes del municipio tolimense y la AngloGold Ashanti. Publicado el 27 Jul 2013 - 9:00 pm. En: http://www.elespectador.com/noticias/nacional/consulta-minera-piedras-articulo-436400

Hablemos de Minería (2013) “La Colosa no se toca”, dice Gobierno Nacional a través de resolución de la Agencia Nacional de Minería. Publicado el julio 26, 2013. En:http://hablemosdemineria.com/2013/07/26/la-colosa-no-se-toca-dice-gobierno-nacional-a-traves-de-resolucion-de-la-agencia-nacional-de-mineria/

La W Radio. (2013) Habitantes de Piedras rechazan proyecto de La Colosa. Publicado elJULIO 19 DE 2013. En: http://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/habitantes-de-piedras-rechazan-proyecto-de-la-colosa/20130719/nota/1935845.aspx

Kelsen, Hans. (2009) De la esencia y el valor de la democracia. Traducción: Juan Luis Requejo Pagés.  Oviedo. Editorial Mohr Siebek e K., Tubinga. 231p.

Pineda Camacho, Roberto  (2002) Estado y pueblos indígenas en el siglo XIX. En: Instituciones y símbolos de Colombia; Los grupos indígenas en la historia de Colombia. Bogotá. Credencial Historia.

Orjuela, Adriana (2013)Consulta popular para decidir explotación minera en el Tolima, registra en internet. Publicado el 5 Julio 2013, En: http://colombia.mmi-e.com/blog/consulta-popular-para-decidir-explotaci%C3%B3n-minera-en-el-tolima-registra-en-internet

Rousseau, Jean Jaques. (1981) El contrato social. España. Editorial EDAF. 223p

http://cms.onic.org.co/pueblos-indigenas/

Arango y Sánchez. Los Pueblos indígenas de Colombia. 1977

Arango y Sánchez. Los Pueblos indígenas de Colombia, en el umbral del nuevo milenio. DNP. 2004

DANE: Censo General. 2005.

DGAI: Los pueblos Indígenas en el país y América. 1998

Domínguez y Gómez. Nación y Etnias, los conflictos territoriales en la Amazonía 1750-1933. Coama. 1994

ONIC, CECOIN, GhK: Tierra profanada. 1995

ONIC: Centro de documentación indígena nacional. 2006

INCODER: Resguardos constituidos o ampliados por departamento. 2002

Romero, María Eugenia. En: Geografía humana de Colombia. Tomo III, Vol. 1, región de la Orinoquía.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA KAVILANDO MINERIA

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas