Falsos positivos 2.0 y Paramilitarismo 4G: ¿el aceite del “desarrollo”?. Colombia

Observatorio K.

Por: Kavilando*.

Se acentúa en Colombia el modelo económico extractivista, un modelo que está anclado a dinámicas y necesidades globales de reactivación de la economía de “el primer mundo”, sus aplicaciones en los territorios traen consigo aumento de la violencia y el despojo, parece configurarse un retorno de lo mismo.

 

 

ENTREGA 1: JUNIO 2019

Resumen.

Se acentúa en Colombia el modelo económico extractivista, un modelo que está anclado a dinámicas y necesidades globales de reactivación de la economía de “el primer mundo”, sus aplicaciones en los territorios traen consigo aumento de la violencia y el despojo, parece configurarse un retorno de lo mismo.

Palabras clave. Despojo, extractivismo, violencia, territorios, resistencias.

Estamos hoy, frente a un capitalismo que en su manifestación neoliberal ha entrado en una profunda crisis, por lo tanto, éste, requiere hoy más que nunca, acceso rápido a fuentes de abastecimiento de materias primas a muy bajo costo, agua, alimentos y energía, así mismo, requiere de acceso a población para mover una cultura del hiperconsumo, generando las condiciones de acceso al mercado, es decir, que todos y todas tengamos sin distinción, acceso a la dinámica del consumo, sea cual sea el lugar, se debe garantizar dicho acceso.

Esta realidad desentraña en sí, un reordenamiento ya no solo de los territorios, sino de las poblaciones, su cultura, sus maneras de relacionarse, de ser, de sentir, de vivir, de planear o no, el futuro.

En lo que respecta al reordenamiento territorial, estamos en una avanzada del capital, en función de la toma de aquellas regiones que podríamos llamar, de reserva, esas zonas en el mundo que aún poseen en gran cantidad, esos codiciados recursos: materias primas, biodiversidad, fuente de energía y alimentoso, regiones con gran potencial para la producción a muy bajo costo, regiones que además cuentan con estructuras de Estado y Gobiernos que le facilitan todo esas multinacionales, a esos mercados en crisis.

Se trata de una etapa en la que pareciera regresamos a la disputa global de tipo colonial, de regiones específicas necesarias para activar la economía capitalista-neoliberal.

En éste orden encontramos una tendencia notoria de noticias, que se escapan de los bloques y notas dedicadas a la violencia, a las pugnas políticas entre partidos, a la disputa por la JEP, y la implementación de acuerdos, en donde se evidencia o se deja entrever, dicho avance y efectos, así, por un lado, Estados Unidos con el uso y reciclaje de su doctrina de seguridad nacional, hace uso de la estrategia de Guerra y desestabilización regional, sumado a la guerra sucia y guerra psicológica, diríamos también, guerra propagandística que amplía su mirada del “enemigo” y refuerza sus relaciones de dominación e injerencia en Colombia, marcando la dinámica y agenda política nacional e internacional del actual gobierno proclive a dichos dictámenes. (W Radio, 2019)

Vale recordar que la realidad política se mueve aún más, cuando se acercan las Elecciones en Estados Unidos, que serán en el 2020, (Cillizza, 2019) razón que explica la mayor presión e injerencia en temas de cultivos de uso ilícito, lo que incluye el retorno de las fumigaciones, la injerencia desde Colombia sobre Venezuela, el aumento de la producción petrolera gracias al Fracking, entre otras presiones.

Por otro lado, Europa reacciona y retoma la ruta de la diplomacia llamando al hermanamiento con América Latina, esto, como excusa para avanzar en las dinámicas de desarrollo a su medida, tal como lo manifestó la Canciller de la Unión Europea, Federica Mogherini, en nota publicada por el Tiempo el pasado 8 de mayo: “Unión Europea y América Latina unen esfuerzos por un futuro común” (Mogherini, 2019)

Avanza a la par, el acercamiento de China en materia comercial, posicionándose también en Latinoamérica bajo pactos que se han ido concretando y consolidando en la llamada Ruta de la Seda en América Latina, haciendo énfasis además, en la poderosa industria tecnológica. (BBC News Mundo, 2019); (Xinhuanet, 2019), de hecho Medellín hizo gala de la nueva línea de automóviles chinos impulsados con energía eléctrica (El Colombiano, 2019), en ésta misma dinámica encontramos a India y Rusia.

Entre esos negocios se resalta los que se van a derivar de la llamada transición energética, economía verde, un plan ya trazado y derivado de los acuerdos firmados a nivel internacional para hacer frente al cambio climático (según las naciones unidas) y como acuerdo de Estados para la protección medioambiental, estos pactos se asumen al parecer, por la sentida necesidad de “salvar el planeta”, la vida, pero su solución se mantiene dentro de la matriz capitalista es decir, crecimiento del mercado y el aumento de la producción y del consumo lo cual de entrada es insostenible en este formato.

Ahora bien, sí asumimos ésta transición dentro de la matriz capitalista-neoliberal, pues como consecuencia lógica se viene una etapa de confusos discursos de protección ambiental, que ocultan una base extractiva y expropiadora de suyo, vale recordar que ésta nueva etapa contempla de base la extracción de minerales como el litio, cobalto, cobre, silicio, coltán, niquel, entre otros, que se requerirán en gran cantidad, para lo cual se requiere liberar zonas para su producción, repitiendo en eterno retorno de la misma dinámica del despojo (El periodico de la energia, 2018).

Ya suena el movimiento de importantes empresas y consorcios internacionales para tal fin, dentro de ellos encontramos las noticias referente a la docena de empresas españolas que están interesadas en los negocios de energías renovables en América latina (Chiquiza Nonsoque, 2019), la construcción por parte de la Empresa Española ENEL en la Guajira, parque Solar el Paso, el mayor centro de energía solar de Colombia, (Mouthon, 2019), así mismo, el cambio del discurso de CELSIA (Grupo Empresarial Antioqueño) al decidir vender el proyecto Porvenir 2, hidroelectría que sería construida sobre el Rio Samaná en el Oriente Antioqueño, esto en tanto su precio en el mercado aumenta ante la imposibilidad de Hidroituango de producir energía en los tiempos acordados y proyectados, transitando hacia el negocio de energías renovables con ENEL, multinacional española.

Así mismo ingresa con fuerza, dicho en la cumbre de palmicultores realizada en el mes de junio del presente año, con la asistencia del presidente de Colombia Ivan Duque, donde la apuesta proyectada en la Unidad de planeación Minero Energética (UPME) en torno al uso de la Biomasa van tomando forma, pero dentro del mismo esquema de negocio y uso agresivo de territorios, así lo deja ver el anuncio: “Energía renovable, oportunidad para los palmicultores” (Villamizar Leal, 2019), en esos territorios ya no se sembrará alimentos, sino que, serán destinado o para minería, petróleo, biomasa para biocombustible y energía.

Todo este panorama afecta y, ya está afectando la forma de repensar y redistribuir los territorios y los pueblos que viven en ellos.

Necesidad del mercado global, hecha Plan Nacional de Desarrollo para Colombia. ¿neocolonialismo?

Es así que, esta necesidad global define la planeación local, por ende, es apenas lógico ver dicha necesidad reflejada en el actual Plan Nacional de Desarrollo del gobierno de Duque - Presidente (2018-2022); un documento que, según esas élites empotradas en el poder político, se constituye en una oportunidad de negocios.

Es Claro que, con éste Plan Nacional de Desarrollo, profundizamos un modelo extractivo total (Diaz Parra, 2019) e impuesto a la fuerza, uno que incluye no solo la extracción de minerales a bajo costo, sino también bienes biológicos, agua, amplias dimensiones como el cultural y el urbano, siendo así, las ciudades jugarán un papel de primer orden en esta nueva etapa de expropiación, de despojo y de reordenamiento del modelo, así lo datan varios de los bloques de noticias visibles y no visibles que se han rastreado.

Este modelo profundizado, trae consigo, el retorno adaptado de algunos escenarios a tener presente:

Paramilitarismo 4G. Por un lado, la expulsión de comunidades de zonas ahora estratégicas y por ende, el recrudecimiento de una violencia en altas dimensiones, dando cuenta del inicio de una nueva etapa país, que se parece más a la reconfiguración colonial (neocolonialismo), una etapa de extermino violento, que, como la manifiesta el reciente informe del CINEP, se trata de una nueva versión, una re-ingenieria del Paramilitarismo - 4G, que se gestó para el control territorial que va de la mano del reposicionamiento de élites regionales y el impulso de proyectos económicos locales anclados a los dictámenes globales.

La reingeniería del que llamaríamos Paramilitarismo 4G, en tanto se evidencia el aumento de grupos armados muy organizados haciendo presencia y control bajo una lógica paramilitar, se evidencia su presencia en la clara amenaza y asesinato de los líderes sociales, ya no con la excusa de pertenecer a la insurgencia, sino por ser líderes sociales a secas, esto da cuenta de la aplicación de la mirada del enemigo interno que ahora se suscribe y se amplía hacia los defensores de la vida y los territorios, aunque, desafortunadamente en Colombia, esto ya parece natural, ahora se evidencia es su avance hacia zonas selváticas y aún por explorar – explotar, son éstas, las zonas de mayor confrontación bélica en Colombia: El Pacífico, la región del Putumayo, la Amazonía, Llanos orientales y la zona norte fronteriza con Venezuela.

Ejercito mercenario. Así mismo el reposicionamiento de un Ejército descompuesto, sin honor, dado al mercenarismo, muy cercano a ratos en plena simbiosis con el paramilitarismo reconfigurado, como bien lo señala recientemente el New York Time en un artículo titulado: Falsos positivos 2.0, que puso en evidencia el retorno de una estructura de mando que estimula “cualquier medio” para alcanzar resultados (Casey , 2019).

La nueva manera de acabar con los procesos sociales es la victimización de las pequeñas organizaciones de base que trabajan en las periferias del país, muchas de las víctimas mortales y de amenazas son miembros de las Juntas Comunales y veredales, miembros de resguardos indígenas, impulsores de organizaciones campesinas, ambientalistas de medio perfil, integrantes de comités de víctimas de base, reclamantes de tierras, opositores de los grandes megaproyectos extractivistas y excombatientes y militantes del partido político FARC. Al parecer existe la intención de acabar con toda la base de los diferentes procesos sociales. La nueva estrategia es asesinar y amenazar a sus líderes de base para lograr debilitar el proceso por medio del miedo y de esta forma enviar un mensaje a las organizaciones más fuertes y consolidadas que se sustentan de los trabajos sociales de las bases comunitarias. Los asesinatos y amenazas, principalmente, están sucediendo en áreas rurales dispersas y en menor medida, en las periferias de las ciudades. Allí no hay una presencia estatal integral que garantice el ejercicio de los derechos humanos. (CINEP, 2019)

Victimas del desarrollo. Vemos así, el incremento y lamentable regreso del fenómeno de los desplazamientos forzados masivos, asesinatos de líderes de comunidades indígenas, comunidades negras y los campesinos que aún perviven en regiones con proyectos colectivos consolidados (Osorio Jimenez, 2019). Aquí cabe el acuerdo de paz, que, en su esencia, potenciaría la vida campesina y la autonomía de los territorios y que, por ende se ha ido constituyendo, su implementación o no, en otro caballo de batalla de las fuerzas políticas y de los partidos más reaccionarias de Colombia.

Así lo detalla el mapa de homicidios de líderes y defensores de derechos Humanos de Indepaz, un comparativo de 2018 y lo que va del año a mayo de 2019.

“Según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y Paz (Indepaz) 59 líderes sociales fueron asesinados en lo que va de 2019, que se suman a los 282 del año pasado y los más de 600 desde 2016. A su vez, 134 ex guerrilleros de las FARC fueron asesinados desde la firma del acuerdo de paz que permanecen ausentes de forma llamativa en la agenda informativa internacional. ¿Por qué? es una pregunta a cuya respuesta intentaremos, al menos, acercarnos”. (Taglioni, 2019)

Mapa: homicidios de líderes y defensores de derechos Humanos

OBSERVATORIO 1

Fuente: INDEPAZ

Otro elemento de éste complejo panorama, es el atiente a los temas ambientales, vale resaltar que, la delimitación de las zonas protegidas para la pervivencia de la vida y el medio ambiente que, se asumen ahora, como una lucha por el respeto al medio ambiente, de fondo en algunos casos, se va evidenciando un doble discurso, pues, éstas se van articulando a las necesidad de ampliar y profundizar el proyecto extractivo, lo que implica que las comunidades campesinas que allí habitan sean desalojadas, ahora con la excusa del cuidado del medio ambiente, pero a la par, para el trazo a mediano o largo plazo, para el beneficio de los proyectos petroleros (Bohórquez Guevara, 2019), de gas, la construcción de gasoductos, trazado del cableado de alta tensión, para conservar reservas de agua para proyectos futuros (venta de bloques de agua) y ahora con fuerza, ingresa la propuesta de anclar éstas zonas, además, al turismo comercial, todo en la lógica extractiva. (El Tiempo, 2019)

Nada mas ver a las empresas en fila esperando la asignación de 20 bloques petroleros “Los 20 bloques continentales que saldrán al mercado serán el punto de partida para la reactivación de la industria petrolera. Esta nueva ronda contará con 13 áreas en los Llanos Orientales, cinco en el Valle del Magdalena y dos en el mar Caribe. Aunque cada uno de estos bloques tienen una vocación distinta, ya sea de gas o petróleo, las empresas que entren a competir en el proceso tendrán la oportunidad de proponer para varias áreas” (Bohórquez Guevara, 2019).

Mapa: proceso de asignación de 20 áreas petroleras.

OBSERVATORIO 2

Fuente: ANH.

Por su parte, avanza a la par el gran proyecto Oleoducto Al Pacífico:

El Oleoducto al Pacífico (OAP) es un megaproyecto que transportará diluyente desde Buenaventura hasta la cuenca sedimentaria Llanos, para sacar petróleo pesado desde el Meta, Caquetá, Tolima, Huila, Valle del Cauca. Tendrá 780 km de longitud, de los cuales serán 25 km mar adentro en el Pacífico. Las regiones afectadas serán Orinoquia, Amazonia, Andina, Pacífica. En el Auto 1234 de 4 de abril de 2014, el ANLA seleccionó la alternativa 1 y estableció términos de referencia para el estudio de impacto ambiental. Existe un concepto negativo de Parques Nacionales para el ramal Tapir del OAP, ya que pasará por el Parque Nacional Natural Picachos. El OAP será construido por la empresa Oleoducto al Pacífico SAS, conformada por las empresas Enbridge Inc (canadiense), Cénit (sociedad comercial colombiana filial de la compañía Ecopetrol), Pacific Rubiales Energy Corp (canadiense), Vitol Group (holandesa con sede en Suiza), Transportadora de Gas Internacional – TGI S.A. ESP (filial del Grupo Energía de Bogotá), Cerrito Capital (tiene como socios, entre otros, a Luis Ernesto Mejía y Manuel Maiguashca, exministro y exviceministro de Minas y Energía). Surgen muchas preguntas por parte de las comunidades y habitantes de las áreas de influencia del proyecto de interés nacional OAP ramal Tapir. ¿Qué pasará con los habitantes de las áreas de influencia?, ¿cómo serán los procesos de servidumbre en el entendido de que muchos no tienen escrituras?, ¿qué pasará con las fábricas de agua por las cuales pasará este oleoducto?, ¿qué pasara con la fauna?, ¿la construcción del oleoducto será una interrupción entre ecosistemas como páramos, corredores biológicos de flora y fauna? (Mesa Departamental para la Defensa del Agua y el Territorio del Caquetá, 2019)

Mapa: oleoducto al Pacífico (OAP)

OBSERVATORIO 3

Un frente de disputa, en esta descripción de escenarios, será la captura del relato de lo que ocurre en el país, generando matriz de opinión y allí encontramos también el tránsito de las empresas de información más importante de Colombia hacia inversionistas extranjeros entre ellos el grupo prisa español, Fox, el grupo mexicano quedando atrapados en una construcción del relato de realidad.

Por último, ¿cómo se logra avanzar, llegar a elecciones con tantos problemas de fondo?, para este fin, la estrategia es tomada desde las dinámicas de la psicología de masas, la captura del relato derivado de una estrategia diversa: medios, escuela, universidades, lo simbólico social, etc, todo apuntando a la construcción de una cultura atrapada, confundida, tratada como minusválida cognitivamente y funcional al sistema.

“Hace poco en USAID dijeron estar preocupados porque se estaban publicando muchas historias de asesinatos de líderes sociales y orden público. Dijeron que debíamos entender que pertenecíamos a una alianza para la reconciliación y que había muchas historias positivas que contar, que nos enfocáramos en eso” (Liga contra el silencio, 2019)

A ello se suma no solo la captura del relato en medios masivos, sino también en el mundo académico, en el paulatino cierre de posibilidades en los espacios que dejan los controles e indicadores en los procesos de producción y socialización del conocimiento científico, todo a la medida, todo lo más funcional posible al sistema de cosas que entendemos injustas.

Es este, un nuevo y puntual, eje de lucha y resistencia tanto en la academia como en las organizaciones sociales y populares, recuperar esos espacios, lugares y dinámicas en la captura o liberación del relato de realidad, se trata de esos elementos de comprensión de los que nos ocurre que nos permitirá o no, mover la voluntad de conocer para activar la voluntad de hacer.

Reinventar las luchas, urbano-rurales, será un reto que debe ser asumido con mayor fuerza por los que llamamos mestizos urbanos.

*Propuesta de análisis periódico de contexto de realidad liderado por el Grupo de Investigación y Editorial Kavilando. Equipo de Trabajo: Norela Mesa Duque: Socióloga Universidad de Antioquia, investigadora Grupo Kavilando.  Eulalia Borja Bedoya: Joven Investigadora y coeditora Revista Kaviando. Alfonso Insuasty Rodriguez, Docente investigador Universidad de San Buenavnetura, integrante Grupo GIDPAD, Hector Alejandro Zuluaga Cometa investigador Estudiante de Maestría Univerisdad Atutónoma Lationoamericana (UNAULA) Medellín (Colombia), Yani Vallejo Duque Abogado defensor Público, investigador Kavilando.

 

Referencias bibliográficas.

BBC News Mundo. (26 de abril de 2019). Los países de América Latina que forman parte de la Nueva Ruta de la Seda de China. Obtenido de BBC News Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-48071584

Bohórquez Guevara, K. S. (15 de junio de 2019). En Julio La ANH Asignará Las Primeras Áreas De 20 Bloques Petroleros Que Se Ofertarán. Obtenido de La República: https://amp.larepublica.co/economia/en-julio-la-anh-asignaran-las-primeras-areas-de-20-bloques-petroleros-que-se-ofertaran-2868352

Casey , N. (19 de mayo de 2019). Las órdenes de letalidad del ejército colombiano ponen en riesgo a los civiles, según oficiales. Obtenido de The New York Times: https://www.nytimes.com/es/2019/05/18/colombia-ejercito-falsos-positivos/amp/?__twitter_impression=true

Chiquiza Nonsoque, J. (9 de mayo de 2019). Hay una docena de empresas españolas interesadas en la licitación de energías renovables. Obtenido de La República: https://amp.larepublica.co/globoeconomia/las-energias-renovables-son-el-foco-de-mas-de-doce-empresas-de-origen-espanol-2859756

Cillizza, C. (29 de enero de 2019). Un sorprendente numerode republicanos quieren a Donald Trump por fuera de las elecciones en 2020. Obtenido de CNN: https://cnnespanol.cnn.com/2019/01/29/un-sorprendente-numero-de-republicanos-quieren-a-donald-trump-por-fuera-de-las-elecciones-en-2020/

CINEP. (2019). Violencia camuflada. La base sobial en riesgo. Bogotá: CINEP. Obtenido de https://kavilando.org/lineas-kavilando/conflicto-social-y-paz/6924-violencia-camuflada-la-base-social-en-riesgo

Diaz Parra, K. (6 de mayo de 2019). Extractivismo a la brava en el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno de Duque. Obtenido de Semana Sostenible: https://sostenibilidad.semana.com/impacto/articulo/extractivismo-a-la-brava-en-el-plan-nacional-de-desarrollo-del-gobierno-de-duque/44087

El Colombiano. (6 de mayo de 2019). Comienza la renovación de flota con 60 taxis eléctricos en Medellín. Obtenido de El Colombiano: https://www.elcolombiano.com/antioquia/taxis-electricos-en-medellin-renovacion-de-la-flota-NC10650926

El periodico de la energia. (3 de marzo de 2018). Las cinco materias primas imprescindibles para la transición energética del planeta. Obtenido de El periodico de la energia: https://elperiodicodelaenergia.com/las-cinco-materias-primas-imprescindibles-para-la-transicion-energetica-del-planeta/

El Tiempo. (27 de mayo de 2019). Uribe critica a Parques Naturales por límites en áreas protegidas. Obtenido de El Tiempo: https://kavilando.org/lineas-kavilando/territorio-y-despojo/6962-uribe-contra-los-parques-naturales-colombia

Grisales Gonzalez, D., & Insuasty Rodriguez, A. (2016). Minería. Conflictos territoriales y derechos de las víctimas en Colombia. Medellín: Kavilando. Obtenido de biblioteca.clacso.edu.ar/Colombia/kavilando/20160910120507/O.pdf

Liga contra el silencio. (10 de abril de 2019). Despidos de periodistas causan miedo y silencio en los medios colombianos, ¿qué está pasando? Obtenido de Liga contra el silencio: https://www.publimetro.co/co/noticias/2019/04/10/despidos-periodistas-causan-miedo-silencio-los-medios-colombianos-esta-pasando.html

Mesa Departamental para la Defensa del Agua y el Territorio del Caquetá. (13 de enero de 2019). Oleoducto al Pacífico, el proyecto que afectará a cuatro regiones naturales de Colombia. Obtenido de Kavilando: https://kavilando.org/lineas-kavilando/territorio-y-despojo/6599-oleoducto-al-pacifico-el-proyecto-que-afectara-a-cuatro-regiones-naturales-de-colombia

Mogherini, F. (9 de mayo de 2019). Unión Europea y América Latina unen esfuerzos por un futuro común. Obtenido de El Tiempo: https://m.eltiempo.com/amp/mundo/europa/union-europea-america-latina-y-el-caribe-en-un-esfuerzo-comun-359138

Mouthon, L. (26 de mayo de 2019). Enel construye en la Costa la planta solar más grande de Colombia. Obtenido de El Heraldo: https://www.elheraldo.co/economia/enel-construye-en-la-costa-la-planta-solar-mas-grande-de-colombia-499530

Osorio Jimenez, M. S. (20 de mayo de 2019). Micoahumado un Grito por la Vida!! Obtenido de Kavilando: https://kavilando.org/lineas-kavilando/conflicto-social-y-paz/6938-micoahumado-un-grito-por-la-vida

Taglioni, A. (16 de mayo de 2019). ¿Por qué no se habla de la violencia política en Colombia? Obtenido de resumendelsur: https://www.resumendelsur.com/2019/05/16/por-que-no-se-habla-de-la-violencia-politica-en-colombia/

Valencia Grajales, J. F., Insuasty Rodriguez, A., & Restrepo Marin, J. d. (2017). Elementos para una genealogia del paramilitarismo en Colombia. Medellin: Kavilando. Obtenido de http://biblioteca.clacso.edu.ar/Colombia/kavilando/20170210032121/0.pdf

Valencia Grajales, J. F., Restrepo Ramírez , J. d., & Insuasty Rodriguez, A. (2016). Elementos para una genealogía del paramilitarismo en Colombia. Medellín: Editorial Kavilando. Obtenido de http://biblioteca.clacso.edu.ar/Colombia/kavilando/20170210032121/0.pdf

Villamizar Leal, K. (7 de junio de 2019). Energía renovable, oportunidad para los palmicultores. Obtenido de La Opinión: https://www.laopinion.com.co/economia/energia-renovable-oportunidad-para-los-palmicultores-178301#OP

W Radio. (10 de mayo de 2019). Estados Unidos retiró la visa de ingreso de tres magistrados. Obtenido de W Radio: http://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/estados-unidos-retiro-la-visa-de-ingreso-de-tres-magistrados/20190510/nota/3900969.aspx

Xinhuanet. (5 de mayo de 2019). Gigante tecnológico chino Xiaomi refuerza presencia en América Latina y el mundo. Obtenido de xinhuanet: http://spanish.xinhuanet.com/2019-05/16/c_138062928.htm

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA Kav V10 Jul 18

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas