Once razones para la movilización campesina e indígena en el Urabá y en Dabeiba, Antioquia.

Linea Formación, Género y luchas populares

Por: Yeny Pino- KAVILANDO* - Yesika Naranjo ASCOA**

Los campesinos,  campesinas e indígenas del Urabá Antioqueño desde esta semana comenzaron actividades de movilización debido a la falta de presencia institucional y programas sociales en los  territorios.

 

URABADABEIBA1

Foto: Movilización de campesinos, campesinas e indígenas en el Urabá Antioqueño, octubre 2017.

En las zonas campesinas e indígenas llevan más de 50 años de retraso en inversión en infraestructura y programas sociales para el beneficio de las comunidades,  y a pesar de que ya no hay guerrilla de las FARC en los territorios, nada de lo prometido en favor del campesinado y los indígenas se está viendo, por el contrario, están surgiendo grandes conflictos socio-ambientales entre las comunidades del territorio y los megaproyectos: hidroeléctricos, viales (4G) (túneles y peajes), de monocultivos y ecológicos, que vienen llegando a las zonas.

Razones para la movilización:

1.     Conflicto armado

La zona del Urabá Antioqueño es una de las más golpeadas por el conflicto armado en el país, ha vivido la confrontación de todos los grupos armados: guerrilla, paramilitares, policía y ejército.

Las organizaciones comunitarias de esta región, han vivido en medio de esta confrontación, teniendo momentos de criminalización e  intimidación por parte de estos grupos armados. 

 

2.     Acceso a tierras y titulación

Este es uno de los grandes problemas que manifiestan las comunidades campesinas, ya que hay muchos campesinos y campesinas sin títulos de sus tierras, y otros tantos, que desarrollan su actividad agrícola en tierras alquiladas.

3.     Conflictos socio- ambientales entre las comunidades y  megaproyectos

A partir de la consolidación del proceso de paz, y a pesar de que el municipio de Dabeiba es priorizado para la implementación de los acuerdos, y que existe en el municipio uno de los denominados “Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación”(antes zonas veredales de las FARC-EP), lo que se ha dado en la región es el inicio de varios megaproyectos que están actuando de manera irregular y atropellando a las comunidades campesinas e indígenas, generando incertidumbre frente a los procesos de retorno que se vienen dando de las  víctimas, y preocupación por las garantías reales para la aplicación de la ley 1448 de 2011 (ley de victimas) y la restitución de tierras para las familias despojadas, frente al desarrollo de estos megaproyectos.

La mayoría de esta población campesina apenas está retornando  a sus parcelas, (hace 3 años), después de la firma de la paz y están en una gran vulnerabilidad frente a los  megaproyectos, debido a que muchos de estos campesinos y campesinas no poseen escritura pública sobre su parcela, incluso ya hay casos donde las empresas les están diciendo a las familias campesinas que no les van a reconocer posesión porque apenas llevan tres años o menos de retornados, por tanto, serán nuevamente despojados, pero en esta ocasión por los proyectos: viales, los peajes, proyectos ecológicos, de monocultivo e hidroeléctricos que vienen en curso para la zona. https://www.youtube.com/watch?v=iVmL047RVdU

4.     Vías de acceso a las veredas, puentes y señal de teléfono.

URBADABEIBA2.1

Las vías de acceso a las veredas son pésimas, son carreteras destapadas, sin mantenimiento, otras zonas cuentan con garruchas artesanales, debido a que los puentes que los comunicaban fueron derribados por el ejército, como en el cañón de la Llorona,  arriesgando la vida, principalmente los niños y niñas cuando van para la escuela, cada vez que los  cruzan.

Otra situación que insisten las comunidades es la necesidad urgente de contar con  señal de teléfono, ya que en la mayoría de veredas no cuentan con ella y la comunicación y  conectividad, al día de hoy, se ha convertido en un bien básico  indispensable de la sociedad. 

URBADABEIBA3.1

5.     Economía campesina

La comunidad campesina son en su mayoría agricultoras, producen: maíz, frijol, queso, yuca, plátano primitivo, papaya, maracuyá y muchos viven del jornal en las fincas de otros campesinos, también hay familias que viven del sembrado de la hoja de coca.

Algunas mujeres crían pollos y producen huevos para la venta, pero la mayoría de los animales domésticos es para el autoconsumo, al igual que la producción agrícola, por tanto,  los ingresos en dineros son muy bajos y sirven para complementar algunos elementos que no producen como los jabones, el aceite, la sal, el transporte etc.

URABADABEIBA4

Foto: ventas de productos agrícolas de los y las campesinas

Los ingresos mensuales de estas familias no pasan en promedio de $550.000 mensuales.

La comercialización de los productos agrícolas es un problema para los campesinos, ya que no cuentan con canales e intermediarios que les permita una comercialización donde se les pague el valor real de sus productos, lo que los obliga a venderlos por el precio que les ofrecen en el pueblo  dos o tres negociantes mayoritarios, que se aprovechan de la pobreza de los mismos para comprarles a precios muy bajos, lo que ha llevado al campesino a la decisión, en muchas ocasiones, de no vender sus productos excedentes y dárselos de comida a sus animales domésticos y a no insistir con otras alternativas para la comercialización de sus productos.

Es fundamental por ello, fomentar la economía campesina, el bienestar y la soberanía alimentaria, a través de incentivos económicos para la producción de alimentos, insumos orgánicos y estrategias alternativas de comercialización como centros de acopio, tiendas comunitarias, redes directas con consumidores,  para lograr la autonomía campesina y la permanencia en el territorio.

 

6.    Familias Cocaleras

Urabá  es una zona donde hay cultivo de la hoja de coca, debido a la precariedad de la economía agrícola. Hasta el momento las familias campesina e indígenas están atentas a la posibilidad de la sustitución voluntaria de este cultivo de usos ilícito y lograr que sus familiares que perdieron la libertad por el manejo de este cultivo, pueda salir de la cárcel con dicho acuerdo de sustitución. Sin embargo, el pasado 24 de octubre, a dos días de la instalación de la mesa para la sustitución voluntaria de los cultivos de uso ilícito, el ejército empezó labores de erradicación forzada en la vereda  Quiparadó en Dabeiba.   http://www.kavilando.org/lineas-kavilando/conflicto-social-y-paz/5845-el-ejercito-erradicando-nuestro-sustento-economico-los-palos-de-coca-aun-y-lo-acordado-dabeiba-antioquia

7.     ATENCIÓN EN SALUD CON ENFOQUE RURAL Y DE GÉNERO.

EL DERECHO A LA SALUD ES uno de los más reclamados por las mujeres y hombres pues es NULO en estas zonas campesinas, incluso la atención en las cabeceras municipales no cumplen con las necesidades de la población y hasta es difícil lograr una cita.

Las que se ven más afectadas con esto son las mujeres en edad reproductiva ya que estas, por los embarazos y el ciclo de la reproducción en general, requieren una atención permanente de exámenes periódicos sobre su condición de salud y esto se ve complejizado, al no tener las mujeres  una entrada económica que les facilite un pasaje para recibir atención en el casco urbano.

 

8.    Organización comunitaria

Estas son comunidades campesinas e indígenas  que han vivido en medio del conflicto social y armado, han visto la necesidad de organizarse como población civil para defender sus derechos y  que no sean inmiscuidos en tal confrontación.

En los territorios  encontramos principalmente  las juntas de acción comunal y resguardos indígenas, organizaciones de mujeres, de victimas de restitución de tierras, entre otros. Las JAC no están todas legalizadas  y la mayoría  de las que si lo están requieren capacitaciones para mejorar  el trabajo de los mismas. 

 

Las casetas comunitarias están en muy mal estado en la mayoría de veredas, y en otras no hay, por ello, las actividades comunitarias se hacen en la escuela o al aire libre. Las casetas que hay son construcciones a medias y sin implementos como silletería, fogones, ollas y demás para el trabajo comunitario.

URABADABEIBA5

Foto: Casetas comunales

 

9.    Vivienda digna

En el tema de la vivienda encontramos también grandes deficiencias; las familias campesinas e indígenas requieren el apoyo de la administración pública y demás entes encargados de gestionar la satisfacción del derecho a una vivienda digna, muchas casas requieren mejoramientos y servicio sanitario.

Las viviendas de las comunidades indígenas están sin techo, solo construidas con plásticos, sin servicio de baño y sin agua, está la consiguen las mujeres cargándola desde  el rio.

 URABADABEIBA6

 Foto: Casa campesina al pie de la vía, no cuentan con servicio sanitario 

10.                       Educación

La educación de esta población es mínima, muchos de ellos no terminaron la primaria y en la mayoría veredas solo hay acceso hasta el grado quinto y en otras no hay escuelas a pesar de tener el personal necesario para asignar un profesor, lo que reduce la capacidad de participación real de las poblaciones en la toma de decisiones importantes  de la comunidad y sus municipios.

Hay escuelas con problemas en la infraestructura, insuficientes profesores para la cantidad de alumnos, solo hasta el grado 9 en el mejor de los casos y sin oportunidades para los jóvenes de continuidad en sus estudios superiores.

 

11.Mujeres campesinas

URABADABEIBA7

Foto: Coordinadora De Mujeres Campesinas E Indígenas

En el espacio rural las actividades cotidianas están divididas claramente entre los oficios domésticos y la labor productiva con la tierra. El trabajo doméstico es de las mujeres que nadie reconoce, es un trabajo arduo que no tiene retribución económica.

Las mujeres son discriminadas y no cuentan con programas de ningún tipo que las beneficie, los pocos programas institucionales que se desarrollan son principalmente para los hombres o los niños y niñas.

No tienen acceso a propiedad sobre la tierra.

Lo que más reclaman las mujeres es una buena atención en salud,  además de sus derechos sexuales y reproductivos, donde  el estado no les brinda las garantías mínimas para ejercerlos.

El maltrato hacia la mujer  es muy común en estas zonas, hay denuncias de varios casos de violación a niñas y mujeres, que no han tenido una oportuna intervención de las instituciones estatales encargadas, quedando estos casos en la impunidad y las niñas y mujeres a merced de sus victimarios.

Las mujeres indígenas viven unas condiciones aún más difíciles, porque no tienen acceso a ningún programa, ni recurso económico propio, ni estudio, además sus casas son de plástico y no cuentan con mangueras que les suministre de agua  sus viviendas, por esto, ellas deben recorrer largos trayectos para traer el agua hasta su casa en baldes. La mayoría no hablan español, lo que limita la comunicación por fuera del resguardo, y en las reuniones que hacen con las instituciones no entienden mucho por la limitación del idioma y por lo mismo son muy calladas, no se comunican con las personas foráneas, en este sentido, poco se conoce sobre su situación de vulnerabilidad dentro de sus resguardos.

Debido a todas estas situaciones las mujeres decidieron organizarse y crearon La Coordinadora De Mujeres Campesinas E Indígenas Emprendedoras. 

* Socióloga. Grupo  de investigación Kavilando. Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

** Asociación Campesina del Occidente de Antioquia –ASCOA-

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA PFREIRE

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas