Operación Berlín. Los niños que creyeron en la paz siendo fusilados.

Linea Conflicto Social y Paz

Por: Omar Eduardo Rojas Bolaños*

Diecinueve años después del éxito de la Operación Berlín, gracias a la gestión de la Jurisdicción Especial para la Paz, víctimas y victimarios, sin tapujos, sin dejarse amedrentar y sin temor alguno, cuentan la verdad. Sin embargo, quienes se benefician de la guerra, de una o de otra forma, quieren acabar la JEP, quieren callarla puesto la convirtieron en su enemigo natural.

 

 

farc niños

En el año 2.000, bajo el mandato de Andrés Pastrana Arango, 1998 – 2002, 17 niños guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias – Ejército del pueblo, en pleno frente de guerra le apostaron a la paz. Decidieron dejar las armas. La presión militar, sumado a la invitación del ejército para que se desmovilizaran, los sedujo. Convencidos de las bondades del enemigo claudicaron a la lucha armada. El ejército colombiano los recibiría y les daría la oportunidad de incorporarse a la sociedad. Cambiarían el fusil por un juguete y los pertrechos por un libro, un lápiz o una cama. La paz, tanto para el país como para ellos, no sería una utopía. Sin embargo, de igual manera como Dimar Torres Arévalo, el miliciano que le apostó a la paz siendo asesinado por el cabo del ejército Daniel Eduardo Gómez durante el mes de abril del 2019 dentro de un Falso Positivo Militar (Dimar: el crimen al que quisieron echarle tierra. Especiales Semana), los 17 infantes fueron fusilados.

Llegaron a las Farc-Ep en diferentes circunstancias. Unos reclutados a las malas, otros entregados a la insurgencia como contribución de los campesinos a la causa, y otros abordaron la insurgencia de manera voluntaria. Los que ingresaron libremente, se encontraban cautivados por las historias de las acciones de la guerrilla al referenciar la subversión como autoridad legítima en sus regiones dado que, de una u otra forma, la organización regulaba los conflictos de la población campesina ante la ausencia de justicia estatal (El caleidoscopio de las justicias en Colombia. Boaventura de Souza Santos, Mauricio García Villegas. Colciencias). Ante el robo de una gallina o los problemas de linderos, entre otros, la guerrilla era la mediadora. Sin largos procesos ni procesos escritos en cientos de folios, en menos de lo que canta un gallo, frase muy común entre los campesinos colombianos, imponían justicia.

Los que alistaban a las malas, de igual manera como el ejército recluta a futuros soldados a sabiendas de la prohibición, no contaban con alternativa alguna. Al momento de ser enganchados no pensaban bajarse de las mulas, las yeguas o los caballos para escapar por la vereda arriba o por el sendero abajo. En otros escenarios los jóvenes tampoco cuentan con el tiempo para pensar escabullirse de los camiones militares, de la vida castrense. No pueden escaparse calle arriba o calle abajo, el encuentro con las armas es un destino incuestionable. En el campo es la única opción de la población joven, tomar el fusil de uno o del otro bando. Los niños de las Farc-Ep, cuando menos se dieron cuenta, tenían sobre sus hombros un fusil y en sus morrales pertrechos para la guerra. En algunos el largo del arma sobrepasaba su estatura. El peso no era inconveniente, estaban acostumbrados a cargar con el azadón o el hacha.

De igual manera como a la sociedad se le arrebató la paz, el fracaso del Caguán les arrebató la paz a los niños de la guerra. Aparentemente las dos partes del conflicto jugaron sucio, una más que otra, llevando al rompimiento unilateral del diálogo por parte del gobierno. La guerrilla buscó nuevamente posicionarse en las cordilleras reajustando su plan de lucha. La columna guerrillera móvil Arturo Ruiz se desplazó a Silos, Norte de Santander, cerca de Pamplona. Su propósito era la de recuperar la zona del Catatumbo la que se encontraba con presencia militar y en manos de grupos paramilitares. La V Brigada, al mando del general Martin Orlando Carreño, fue la encargada de bloquear la estrategia subversiva de apoderarse de la región. Contados meses bastaron para doblegar los subversivos. La intensidad de los combates produjo que los menores reclutados a las malas desertaran entregándose al ejército. La estrategia guerrillera para apoderarse del Catatumbo fracasó.

A finales de diciembre de 2002 el Ejército dio el parte de guerra. 62 guerrilleros abatidos y 118 capturados. 43 granadas de mano, 26 granadas de mortero, 2 ametralladoras, 130 fusiles, 22.012 cartuchos calibre 7.62, 211 equipos de campaña y 78 millones de pesos incautados. Aunque contaron que la Operación Berlín se dio gracias a la información de un menor de edad desertor de las Farc-Ep, nunca informaron a la justicia ni a la opinión pública la pena capital que se le impuso a 17 niños guerrilleros que se entregaron. A sangre fría, en un Falso Positivo Militar, que hasta esa fecha no eran conocidos, fueron fusilados.

El suceso seguiría desconocido si no fuera por el accionar de la Jurisdicción Especial para la Paz. Al abordar el reclutamiento forzado, la violación y los abortos, en niñas y niños del conflicto, la JEP recibió informe de la Organización Benposta, la Unión Europea y la Nación de Muchachos el que recopila testimonios de niños reclutados forzosamente por las Farc-Ep. En él se relaciona también ejecuciones que el ejército nacional realizó durante las operaciones militares sobre menores de edad. La guerra sucia y la guerra psicológica, uno de los sustentos de la doctrina militar, generaron estrategias de combate aberrantes, no convencionales.

Diecinueve años después del éxito de la Operación Berlín, gracias a la gestión de la Jurisdicción Especial para la Paz, víctimas y victimarios, sin tapujos, sin dejarse amedrentar y sin temor alguno, cuentan la verdad. La cuentan para que los sucesos no se vuelvan a registrar. Sin embargo, quienes se benefician de la guerra, de una o de otra forma, quieren acabar la JEP, quieren callarla puesto la convirtieron en su enemigo natural.

*sociólogo, investigador Grupo Kavilando, actual Consejero de Paz CONPAZ Medellín

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA Kav V10 Jul 18

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas