Organizaciones Sociales de Ecuador, piden la Gobierno de Colombia cesar la brutalidad policial.

Linea Conflicto Social y Paz

Por: Alianza por los Derechos Humanos Ecuador

Denunciamos y condenamos esta práctica recurrente de los gobiernos latinoamericanos para acallar la protesta social, mediante el uso violento y desproporcionado de la fuerza pública y la estigmatización de manifestantes con el fin de imponer de manera inconsulta medidas regresivas que afectan los derechos económicos, sociales y culturales de la población, lo cual deriva en graves violaciones de derechos humanos

 

 

ddhh ecuador

PRONUNCIAMIENTO
1 de mayo de 2021

Demandamos al gobierno de Iván Duque el cese inmediato de la brutal represión contra manifestantes por parte de la fuerza pública en Colombia y la intervención urgente de organismos internacionales de protección de derechos humanos

A las organizaciones de la Alianza han llegado imágenes y fotografías de lo que ocurre en Colombia, así como el testimonio directo de una de nuestras integrantes, defensora de derechos humanos, quien se encuentra acompañando a personas detenidas arbitrariamente, sobre la represión por parte de la fuerza pública usada contra los ciudadanos/as colombianos/as y defensores/as de Derechos Humanos que en uso legítimo de su derecho a la protesta y la movilización social se manifiestan contra la reforma tributaria que pretende imponer el ejecutivo y que lesiona gravemente los derechos económicos, sociales y culturales de la mayoría de población.

El Paro Nacional en Colombia se convocó contra la propuesta económica, denominada “Ley de Solidaridad Sostenible”, mediante el cual se busca ampliar la recaudación tributaria a través de impuestos a la clase media, gravar de IVA a productos y servicios básicos, entre otras medidas,1 en un contexto de exenciones al sector financiero, la falta de implementación del Proceso de Paz, el asesinato sistemático de líderes y lideresas sociales y firmantes de paz, las carencias y negligencias en la gestión del proceso de vacunación y la crisis socio económica y sanitaria provocada por la pandemia.

Estas acciones de manifestación y protesta eran claramente previsibles ya que los sectores sociales movilizados no resultan escuchados por parte del Ejecutivo sobre propuestas como la Renta Básica, en cambio se dedican los recursos Estado para salvaguardar los intereses del sector financiero y los grandes gremios económicos, fortalecer un Estado corporativo y aumentar el presupuesto de gasto militar.

El 30 de abril de 2021, Iván Duque anunció que reformaría la redacción del proyecto. Sin embargo, las manifestaciones populares continuaron al considerarse este paso insuficiente y tardío y frente a la incesante represión brutal de la fuerza pública.

Organizaciones de derechos humanos de Colombia señalan que durante el Paro Nacional, iniciado el 28 de abril de 2021, se han registrado al menos 105 personas heridas por el accionar de la fuerza pública colombiana y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), entre ellas hay varios manifestantes que han sufrido lesiones oculares o que han sido impactadas con armas de fuego. Asimismo, denuncian varios allanamientos ilegales y la agresión física a al menos 26 personas defensoras de derechos humanos por parte de la Policía y la detención arbitraria de 286 personas , sometidas a torturas y otros actos de crueldad.2

En los dos días del Paro, las organizaciones de derechos humanos reportan que, al menos, 11 personas perdieron la vida en el contexto de la protesta social, varias de ellas presuntamente como producto del accionar de la Policía Nacional y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD). Además, señalan el altísimo riesgo de desapariciones forzadas, pues las personas detenidas de manera arbitraria no son llevadas inmediatamente ante las autoridades judiciales; por el contrario, se las conduce a sitios no autorizados, donde han denunciado actos de tortura. Su traslado y el informe sobre su localización ocurre tras varias horas .

Cabe mencionar que las manifestaciones pacíficas contra la reforma tributaria fueron reprimidas por la fuerza pública en varias ciudades, entre ellas, Bogotá, Medellín, Cali, Neiva, Ibagué, Pasto, Villavicencio y Yopal.3 Solamente en la ciudad de Cali, defensores y defensoras de derechos humanos reportaron, en rueda de prensa, que 84 personas fueron detenidas, muchas hasta ahora con paradero desconocido, 3 desaparecidas, 8 muertas y seis más sin confirmar. De igual forma, señalaron que 28 personas fueron heridas, de ellas 3 personas con pérdida de ojo y un caso de abuso sexual.4 Además, denunciaron ataques durante la noche en varios barrios de la ciudad.

Por su parte, Organizaciones del Movimiento Social de Mujeres de Cali denuncian agresiones físicas, sexuales y psicológicas en contra de mujeres detenidas.5 Asimismo, señalan la presencia de personas infiltradas en las manifestaciones con el propósito de generar violencia para justificar la represión policial.

Por todo lo anterior, las organizaciones que conformamos la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos en Ecuador, y quienes suscribimos: Surkuna, CEDHU, INREDH, Amazon Frontlines CDH Guayaquil, Fundación Aldea, OMASNE, Amazon Watch, Acción Ecológica, Yasunidos, APT Norte, Cuencas Sagradas, CEDENMA, Fundación Pachamama, Fundación Alejandro Labaka, Fundación Dignidad, Extinction Rebellion, Geografía Crítica, Fundacion Defensa De Las Niñas, Niños Y Adolescentes DEFENSA NNA, Coalición contra el abuso sexual en la niñez COCASEN- BOLENA Genero y diversidades, Kuska Estudio Juridico, Asociación Americana de Juristas rama Ecuador- Colectiva de Antropólogas, CEPAM Guayaqui, Centro de Investigación y Defensa del derecho al Trabajo::

1. Denunciamos y condenamos esta práctica recurrente de los gobiernos latinoamericanos para acallar la protesta social, mediante el uso violento y desproporcionado de la fuerza pública y la estigmatización de manifestantes con el fin de imponer de manera inconsulta medidas regresivas que afectan los derechos económicos, sociales y culturales de la población, lo cual deriva en graves violaciones de derechos humanos;

2. Nos unimos a las demandas hechas por las organizaciones y defensores y defensoras de derechos humanos de Colombia; y, por lo tanto, solicitamos la intervención urgente de los órganos de protección internacionales de derechos humanos, como son: la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos y las Relatoras y Relatores,, para que, en el marco de sus respectivos mandatos, desplieguen todos los esfuerzos para que cesen las violaciones de derechos humanos y se detenga la tramitación de medidas tributarias y económicas que afectan al pueblo colombiano;

3. Demandamos al gobierno colombiano el cumplimiento de sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, que respeten y garanticen el ejercicio de los derechos a la protesta social, la libertad de asociación y expresión; y, por lo tanto, que se abstenga de utilizar la fuerza de forma arbitraria e ilegal contra manifestantes;

4. Particularmente exigimos al Presidente de la República, Iván Duque Márquez, al Ministro de Defensa, Diego Molano, al Director de la Policía Nacional, General Jorge Vargas y al General Luis Fernando Navarro, Comandante de las FFMM, detener de inmediato la violencia contra el pueblo colombiano.

5. A la Procuradora General de la Nación, Margarita Cabello, abrir inmediatamente investigaciones disciplinarias a todos los agentes del Estado comprometidos con la violación de los Derechos de las y los ciudadanos que se encuentran protestando; y, a los demás mecanismos de control e investigación del Estado colombiano, actuar inmediatamente antes que la violencia estatal cobre más vidas, investigar con debida diligencia todas las denuncias por abusos de autoridad y uso excesivo e indiscriminado de la fuerza, esclarecer la responsabilidad de todas las muertes violentas ocurridas en las jornadas de movilizacion y protesta y sancionar a los agentes de la Fuerza Pública involucrados en estas graves violaciones a los derechos humanos.

6. Demandamos la investigación y la sanción de todas las violaciones de derechos humanos reportadas por organizaciones de derechos humanos y cuyos responsables son agentes estatales; en consecuencia, el Estado colombiano deberá reparar integralmente a las víctimas y garantizar las condiciones económicas y sociales dignas que prevengan la repetición de hechos similares;

7. Exigimos garantías para el trabajo que cumplen defensoras y defensores de derechos humanos en Colombia. Condenamos los intentos de silenciar y entorpecer sus voces y su trabajo; y,

8. Al gobierno en funciones y al gobierno electo de Ecuador, le exhortamos a demandar del gobierno colombiano el cumplimiento de sus obligaciones en el marco de los derechos humanos.

Finalmente, nos solidarizamos y respaldamos las luchas del pueblo Colombiano que resiste en las calles por su dignidad y la defensa de sus derechos, con los defensores y defensoras de derechos Humanos que de manera rigurosa cumplen con su misión, seguimos vigilantes de lo que ocurre en el país y prestos/as para seguir denunciando y replicando lo que diversas organizaciones sociales y de Derechos Humanos registran.

NOTAS.

1 https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-56932013

2 Información con corte a 19h00 de 30 de abril de 2021. Boletín Informativo 4: #Paro Nacional. https://defenderlalibertad.com/boletin-informativo-4-paronacional/
3 Paro Nacional en Colombia. Movilización y Represión. https://www.colombiainforma.info/paro-nacional-en-colombia- movilizacion-y-represion/
4 https://www.telesurtv.net/news/colombia-balance-muertos-represion-cali-20210430- 0031.html?utm_campaign=shareaholic&utm_medium=twitter&utm_source=socialnetwork
5 https://www.infobae.com/america/colombia/2021/05/01/brutal-violencia-contra-mujeres-y-siete-muertos-las-denuncias-que- marcan-las-protestas-en-cali/

NOTAS RELACIONADAS:

 

 

 

 

 

 

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portkav12.1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas