“Estamos en marcha por la segunda y definitiva independencia”: Piedad Córdoba

Linea Conflicto Social y Paz

“Yo creo que ni siquiera en la época española puede decirse que hubo un saqueo tan brutal de las riquezas naturales como la que se está dando en este momento”.

 

"La Marcha Patriótica y su irrupción es importante, tanto para mí como para los analistas políticos. La Marcha cambió el tablero político del país. La fuerza, el compromiso y el número de personas que se movilizaron pusieron en alerta a las élites políticas. Elites que por largos años han ahogado la protesta ciudadana, el derecho del pueblo a reclamar sus derechos que han debilitado vía la eliminación política o física de la oposición”.

Son las palabras de Piedad Córdoba. No necesita ninguna presentación, solo se reduce en dos palabras; luchadora incansable.

Es amada y odiada. No puede ser de otra forma por que tiene identidad política. Y en un país con las desigualdades entre las clases sociales tan marcadas como en Colombia, los pobres se identifican con ella y los representantes del enemigo antagónico, es decir la oligarquía, tienen la posición contraria.

La entrevisté en un hotel de Caracas en donde se había refugiado por unas semanas debido a que las amenazas de muerte va en ascenso. No es para sorprenderse por que el pueblo colombiano esta levantándose, tomando más conciencia y organizándose en el descomunal movimiento popular; La Marcha Patriótica.

Y ahí esta “La Negra”, como la llaman cariñosamente a Piedad, encabezando marchas y manifestaciones campesinas, participando haciendo paz cuando las masas rodean a los militares que no viene con leche y arroz sino con bloques y cementos para construir bases de guerra, utilizando la población civil como escudos humanos en contra el Derecho Humanitario Internacional, DIH.

Pues con Piedad conversamos una mañana temprano en Caracas sobre éstos u otros temas:

* * *

Dick Emanuelsson (DE): Estoy muy feliz de encontrarme con la compañera Piedad Córdoba, una verdadera luchadora. Hace un año aterrizó en Tegucigalpa junto con el derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya y allí fue muy bien recibida, compañera del pueblo hondureño en lucha contra el golpe de estado.

Cuéntanos, Piedad, ¿cómo ves hoy a Colombia, después de dos períodos de Álvaro Uribe en la presidencia y ahora con el presidente Juan Manuel Santos al que algunos políticos en el mundo, sobre todo de la derecha, consideran como apóstol de la paz? ¿Cuál es la realidad de estos momentos, cómo puedes describirla para la comunidad internacional?

Piedad Córdoba (PC): Primero quiero darle las gracias porque su presencia en Colombia ha contribuido desde una mirada crítica, alternativa y constructiva a mostrarle al mundo la realidad que vive el pueblo colombiano. Me sonrojo un poco al recordar lo del viaje a Honduras, porque todo lo que se hizo allí es similar a lo que estamos haciendo en Colombia. Se afirma que se están buscando acercamientos para la negociación política y que hay interés en la paz. Estas afirmaciones no se corresponden con la política de quebrar la unidad de sectores sociales y populares que están demandando y exigiendo mejores condiciones de vida y oportunidades para el goce efectivo de sus derechos, o con la política de inversión extranjera y entrega de la riqueza minera y petrolera a las grandes multinacionales o con los tratados de libre comercio que han sido negociados en detrimento de sectores de la producción nacional y del desarrollo rural.


 

Piedad Córdoba en el regreso a Honduras junto con el derrocado presidente Manuel Zelaya el 28 de mayo de 2011  que fue recibido por centenares de miles de hondureños.

EL MODELO EXPORTADOR

Estamos asistiendo a la reprimarización de la economía. ¿Qué es la reprimarización de la economía?, es laimportancia que han recuperado los sectores primarios de la economía en los últimos veinte o treinta años. Estos sectores primarios son el grupo de ramas de actividad encargadas de la producción de materias primas, productos básicos) y los bienes intermedios poco elaborados. Hoy nuevamente estamos recorriendo el camino del modelo exportador que con tanta dificultad se ha tratado de dejar atrás. Si se analizan detenidamente las estadísticas de casi todos los países de la región se puede ver que en la última década las exportaciones se han concentrado en las materias primas y productos poco elaborados.

Para darle vida a ese proyecto económico se necesitan figuras como como la de Juan Manuel Santos, que de la noche a la mañana tienen la capacidad de mimetizarse y de hacer creer que todo lo que han hecho en el pasado se puede olvidar fácilmente y que no tienen responsabilidades como integrantes de las élites políticas y económicas en las desigualdades y exclusiones que se viven en la región. Figuras o gobernantes que dicen tener un compromiso con la eliminación de la pobreza pero a través de políticas fiscales, de flexibilización laboral, privatización de los derechos, tratados de libre comercio, entre otras, contribuyen a incrementar las desigualdades.

Pero afortunadamente el péndulo en América Latina no oscila en una sola dirección hay muestras de que se avanza con paso firme en la eliminación de las desigualdades, en el quiebre a la hegemonía de los países del norte y en el fortalecimiento de la unidad suramericana.

Uno no se imaginaría hace diez años escuchar un discurso como el de Cristina Kirchner en Naciones Unidas, en la Comisión de Descolonización. Planteando la necesidad ética y la urgencia de que las Malvinas se reviertan hacia quienes pertenece, la Argentina. Y es el mismo caso de lo que pasa en Puerto Rico. Estas realidades nos permiten tener la esperanza que es posible construir una América Latina solidaria, democrática, justa y humana.

URIBE SENTÓ BASES

Yo creo que ni siquiera en la época española puede decirse que hubo un saqueo tan arrasador de las riquezas y los recursos naturales como la que se está dando en este momento. Lo que pasó en Suramérica, en el período de la colonización está ocurriendo nuevamente como lo afirmé anteriormente vía la reprimarización de la economía; por ejemplo, la creciente reprimarización de la economía colombiana, la hace cada vez más vulnerable a factores externos, dada su dependencia con respecto a la producción y exportación de productos primarios (petróleo, carbón y ferroníquel, especialmente). Por supuesto, Uribe sentó bases a través de leyes y de un régimen que ahogó la protesta ciudadana y la exigencia de sus derechos, pero el presidente Santos está haciendo el trabajo de filigrana para fortalecer y reorientar un modelo político y económico que no tiene la capacidad y no tiene la voluntad política para redistribuir poder, ingreso, riqueza y servicios y existe un estrategia que se fundamenta en los terratenientes mediáticos que son los dueños de los medios de comunicación que voltean el imaginario de la sociedad y que en muchos casos dan a conocer que están haciendo las cosas bien, cuando lo que se está haciendo es algo tan vergonzoso como el saqueo por parte de las multinacionales.

LA TRANSNACIONALIZACIÓN DE LAS MINAS

DEVimos justamente un artículo antes del artículo del periodista de Jorge Salgado (Chocó 7 Días), donde muestra que hay 25 trasnacionales que han solicitado 434 títulos para explotar los recursos naturales solamente en el departamento de Chocó, de donde además se saca 28 toneladas de oro de las 56 que Colombia produce por año.

PC: Valdría la pena mirar la estrategia de la locomotora del desarrollo minero y petrolífero una de los pilares del plan de desarrollo del Presidente Santos. Porque no es solamente en el Chocó, sino también en Buenaventura y en otras regiones del país. Y esto es verdaderamente denigrante. Recordemos lo que pasó con el río Dagua fue modificado su curso y con ello se atentó contra la naturaleza y la calidad de vida de los habitantes de la región. La Corte Constitucional se pronunció sobre esta situación a través de la Sentencia No. T-243/94 en la cual se protegía el derecho al ambiente sano y el derecho a la vida; la realidad hoy en día es otra: la miseria, la falta de fuentes de empleo y un entorno ambiental destruido.


Mineras explotando los recursos naturales

Es un hecho que empresas que se encuentran explotando los recursos naturales y dándole vida a la reprimarización de la economía están apalancadas por el paramilitarismo; por ejemplo, en la investigación que se hizo para el programa sobre explotación minera de Causa Justa, (programa en Telesur, dirigida por Piedad), se pudo observar el vínculo de paramilitarismo en la zona del río Dagua y en el sur del país, allí los dueños de las retroexcavadoras son paisas (nombres por ciudadanos del departamento de Antioquia) notoriamente paramilitares. Este apalancamiento con el paramilitarismo crea un ambiente de miedo e incertidumbre que obliga a los habitantes de la región a desplazarse o entregar su territorio a cambio de nada. Pero todo proceso social y político genera resistencias y movilización y en Colombia los habitantes de estas regiones se están movilizando y están resistiendo heroicamente a la aplanadora de las multinacionales para la extracción de nuestra riqueza y de nuestro patrimonio.

La crisis humanitaria y de derechos humanos que viven pobladoras y pobladores de estas regiones tiene sus raíces en la pobreza y la exclusión como resultado de la ausencia del Estado para garantizarles el goce efectivo de sus derechos y el cumplimiento de los acuerdos internacionales en esta materia. Existen otras realidades que incrementan el riesgo de las comunidades y que agudizan el conflicto armado como la insuficiente legislación y programas que protejan los derechos de los poseedores de la tierra, los retrasos en el reconocimiento de las titulaciones colectivas de las comunidades afro descendientes. Estas cruentas realidades se quieren ocultar en lo nacional y lo internacional aduciendo que el desastre humanitario y de derechos humanos “se debe a las FARC o a la insurgencia en general”, incluso a los luchadores de movimientos sociales.

Lo reitero nuevamente las comunidades no están pasivas frente a esta situación resisten, se movilizan, exigen, denuncia, crean redes, tejen lazos de solidaridad y apoyo en lo nacional e internacionalpara enfrentar este saqueocrónico

MARCHA PATRIÓTICA LA NUEVA ALTERNATIVA POPULAR

DE: La expresión popular, como pudimos ver el 23 de abril pasado cuando se encontraron en Bogotá más de 100 mil personas que habían estado discutiendo sobre la situación económica, social y política durante cuatro días, a la que se le fue sumando gente que llegaba de todo el país, la reacción por parte del estado fue la de acusar, como siempre hacen, que toda esa gente estaba influenciada por la insurgencia.

PC: Es muy esperanzadora la Marcha Patriótica, como lo es el Congreso de los Pueblos, la Minga Social, la resistencia de pobladores y pobladores para impedir el despojo de sus tierras y la movilización de los estudiantes por el derecho a la educación, entre otras expresiones de movilización, exigencia y protesta todas ellas son una luz en el camino.

Volviendo a la Marcha Patriótica su irrupción es importante, tanto para mí como para los analistas políticos. La Marcha cambió el tablero político del país. La fuerza, el compromiso y el número de personas que se movilizaron pusieron en alerta a las élites políticas. Elites que por largos años han ahogado la protesta ciudadana, el derecho del pueblo a reclamar sus derechos que han debilitado vía la eliminación política o física de la oposición.

Es ahí en la fuerza, en el potencial de movilización y de construcción de alianzas y concertaciones entre diversas y variadas expresiones de organizaciones sociales y políticas, donde se centra el temor de Santos y de las élites a las que pertenece, así como el de los aparatos criminales y de la ultraderecha que Uribe representa en el contexto nacional e internacional.

EL “FANTASMA DE LAS FARC-ETA”

Al constatar la magnitud de la movilización no solo por el número sino por su fuerza y la diversidad de participantes las estrategias utilizada por el gobierno, las élites y los medios de comunicación fue recurrir a viejas formas creando dudas y colocando en entredicho la capacidad de movilización de hombres, mujeres, niñas, jóvenes, campesinos, indígenas, afro descendientes, estudiantes, líderes. A las 3 de la tarde estaba llena la plaza de Bolívar como no se veía desde hace muchísimos años. Y la par que registraban con imágenes la movilización tanto en la radio como en la televisión se decía: ¿de dónde provenían los recursos para la movilización? ¿Si venían de la ETA o de las FARC?

El miedo de las élites radica en la capacidad del constituyente primario de levantarse, movilizarse y disputar poder político, social y económico. Pero por supuesto, se tenía que recurrir al hostigamiento, la persecución y el señalamiento.

En la misma semana de realizada la Marcha desaparecieron a dos personas en el Putumayo, comenzaron hostigamientos fortísimos a gente de diversas regiones.

Otro ejemplo de estas prácticas es que antes de la Marcha se había avanzado en la constitución de varias reservas campesinas, a los 8 días de pasada la Marcha dijeron que desconocerían los poderes reconocidos hasta el momento. El hecho trascendental es que la Marcha Patriótica contribuyó a modificar el tablero político y colocó en el quehacer político a jóvenes, campesinos, indígenas, mujeres e incluso a algunos empresarios que participaron en ella, estos hechos generan temor en las élites y desestabilizan a sectores de la izquierda que se quieren reacomodar.

MOVIMIENTO CREADO DESDE LAS COMUNIDADES

DEDigamos que ¿la diferencia entre el Polo Democrático y la Marcha Patriótica es que la última ha surgido desde la base de las comunidades, de las grandes masas en Colombia que sufren el modelo y no desde el congreso?

PC: Te voy a responder con una frase, de un pintor cubano cuando estuvimos haciendo Causa Justa sobre el sistema artístico de Cuba, Choco, así se llama, dijo: “Lo que pasa es que ahí hay pueblo”.

Y aquí marcha el pueblo, la ciudadanía que desea emanciparse, que tiene como propósito ampliar el marco de la democracia y de la justicia social. Es la gente sencilla y organizada desde la base, es la gente que pierde el miedo, que revive la esperanza, que creo en su fuerza y en su capacidad de transformar su entorno. La gente que todo la ha perdido, pero también la gente que tiene compromiso con la causa de la justicia, con la construcción de la paz. Para decirlo muy sencillo es la confluencia de deseos, necesidades, compromisos, rebeldías y posturas éticas y políticas para transformar la receta, para tener un buen vivir en este mundo como dicen los pueblos indígenas, porque todos y todas estamos convencidos que nos merecemos un presente y un futuro con justicia para todos y para las generaciones futuras.

Hay un cambio en la mentalidad de amplios sectores de la población colombiana no quieren y no desean que otros definan por ellos, que les marquen su destino. Quieren ser dueños de su destino y un paso es la movilización, la organización, la construcción de propuestas, la concertación amplia y pluralista. La mejor forma de ilustrar lo que esta pasando es Colombia es con una cita de Michel Foucault: "Si las sociedades se mantienen y viven, es decir, si los poderes no son en ellas absolutamente absolutos’, es porque, tras todas las aceptaciones y las coerciones, más allá de las amenazas, de las violencias y de las persuasiones, cabe la posibilidad de ese movimiento en el que la vida ya no se canjea, en el que los poderes no pueden ya nada y en el que, ante las horcas y las ametralladoras, los hombres se sublevan".


 

1500 familias campesina en el municipio de Miranda, Cauca, exigen desde tres meses que el ejército se retire de la región por convertir a la población a un blanco militar.

LA GENTE SE ESTÁ ENFRENTANDO AL EJÉRCITO”

Estoy convencida que no va a pasar lo de la Unión Patriótica (UP) porque la gente está haciendo lo que hizo el Ejército Libertador, cuando cruzaron el Páramo de Pisba, descalzos, con palos, los desarrapados, los pobres. La gente se está enfrentando al ejército, a la policía sin nada. Esta dispuesta a no permitir que se continúen tomando decisiones sin su voz.

Desde la dirigencia comprometida ética y políticamente con la causa de la justicia y con la democracia, estamos saliendo a acompañar a la gente y le perdimos el miedo a la cárcel porque estamos encarcelados en la miseria, la pobreza, el desarraigo, pero sobre todo en la indignidad.

Por eso un movimiento como la Marcha o como elCongreso de los Pueblos, son poderosos porque tienen la fuerza y las ganas como lo he afirmado de cambiar el rumbo de la historia de este país. Estamos avanzando, no solo a través de la movilización y la denuncia sino construyendo poder colectivo con capacidad de exigir y de proponer alternativas que transformen las injusticias. Vamos a ganar autoridad, reconocimiento y legitimidad y tendremos que ser escuchados por las élites y por el gobierno. Tenemos que avanzar sin vacilaciones en la búsqueda de la verdad, en la investigación y la sanción de los crímenes y la violación a los derechos que se han cometido en el país a nombre de las instituciones y la paz; se tiene que saber quienes son los responsables del paramilitarismo en Colombia.

La Marcha Patriótica, el Congreso de los Pueblos, la Mane, la Minga Social, el movimiento de mujeres, entre otras expresiones sociales y políticas están evidenciando que hay relevo generacional, que los indígenas de hoy no son los indígenas de hace 20 años, ni las mujeres son las mismas mujeres. Los sindicatos como apéndices del empresariado han dejado de surtir efecto y surgen nuevas identidades y subjetividades sindicales que se movilizan y construyen nuevas formas de organización. Le pongo ejemplos concretos; los del Cerrejón (mina de carbón en el norte), que dicen a mi no me representa este sindicato. Pacífico Rubial, en Puerto Gaitán, es el sindicato que se levanta y lo hace acompañado de la comunidad y acompañado por los estudiantes.

O sea, son otras dinámicas. Por eso le digo que Marcha Patriótica y seguramente otras organizaciones vamos a confluir. Estemos seguros que vamos a llegar al poder y no creo que la travesía sea tan larga.

Uribe y Santos, dos personajes de la misma moneda.

SANTOS-URIBE-VENEZUELA Y EEUU. . .

DETu hablas de Santos y de Uribe que tienen una pelea tremenda pero en el fondo pertenecen a la misma clase social. ¿Cómo se explica entonces esa pelea, por ejemplo respecto a Venezuela? Santos habla de muy buenas relaciones con el estado venezolano, con el presidente Chávez mientras Uribe habla del dictador, de la dictadura que ha instalado el gobierno de Chávez. Además Colombia está ocupada militarmente por siete bases militares norteamericanas, la IV Flota está patrullando ambas costas y sabemos que allí también está el Pacto del Pacífico que va desde México en el norte, hasta Chile en el sur, donde gobiernan partidos de extrema y de moderada derecha.

PC: En relación con sus preguntas, Santos y Uribe no tienen la misma procedencia de clase, Santos procede de la élite bogotana que tradicionalmente no solo han tenido poder económico sino también político. La familia Santos ha influido de manera decisiva en los destinos de este país, él y su familia hasta hace poco eran los dueños de uno de los principales diarios del país el Tiempo, es la élite ilustrada de “de buenas formas”, educado en los colegios de élite con múltiples oportunidades. Heredero como en las monarquías del poder político y económico de su familia. Uribe procede de una clase media en ascenso vinculado con el sector campesino medio, le ha tocado escalar posiciones y los privilegios que ha obtenido han sido gracias a que es portador de los intereses políticos y económicos de sectores medios que no están dispuestos a perder el estatus quo y para ello valen todas las formas de lucha. Esto no significa que Santos no este comprometido con mantener los privilegios y la concentración de poder y riqueza. En este punto se encuentran y refuerzan sus alianzas. Lo que esta en pugna entre los dos es cuál es el polo de poder que dirige los destinos del país. Los une la estrategia de reprimarización de la economía, la concentración del poder en un régimen presidencialista, el privilegiar los intereses grupales o personales sobre los intereses de la nación. Tal vez las distancias además de pugna de poderes son por que Santos representa en alguna medida un maquillaje a la democracia y Uribe no maquilla, las personalidades juegan también en el quehacer político.

Su pregunta acerca de las posturas de Uribe y Santos con Venezuela, no se puede olvidar que en el gobierno de Uribe, el presidente Santos fue enemigo acérrimo del Presidente Chávez. En este período Santos contribuyó de manera decidida a tensionar las relaciones entre los dos países. ¿Por qué el cambio? Al llegar a la presidencia Santos, se dio cuenta que Colombia estaba aislada en el contexto de América del Sur, y creo tiene conciencia que el presidente Chávez juega un papel importante en las dinámicas políticas y económicas latinoamericanas; pero también existe unos intereses económicos con Venezuela. Es decir, Santos en lo interno tenía que disminuir la tensión con Venezuela, principalmente por la presión de los gremios económicos y en lo internacional no podía continuar aislada.

Le voy a explicar más claro; el señor Sergio Jaramillo Caro, que es ahora el prohombre de la paz (Alto Consejero de Seguridad Nacional), fue el que sacó los computadores de Reyes. Bueno, él interpretó la información de acuerdo a sus intereses y luego vendió la información a los ingleses, a una ONG británica(el Instituto de Investigación para Estudios Estratégicos, IISS) una organización que precisamente no se destaca por la defensa de los valores democráticos.

La interpretación de la información por esta ONG trata de reforzar mediáticamente la relación de Chávez con la insurgencia a través de la supuesta protección que les brinda y mi supuesta vinculación con ella. La pregunta lógica es: ¿Sí Chávez, el nuevo mejor amigo de Santos, porqué el interés del gobierno vía terceros de reforzar una interpretación de una información que ha sido cuestionada por las autoridades que tienen responsabilidades en las investigaciones?


 

EE.UU.  tienen  siete bases en Colombia, entregadas por Uribe & Santos. El arquitecto del Plan Colombia, Paúl Coverdale, senador republicano de EE.UU., fue el primer ponente del Plan Colombia en el Senado de los Estados Unidos, en 1998 y dijo la verdad: “Para controlar a Venezuela es necesario ocupar militarmente a Colombia”.

LA MILITARIZACIÓN de la sociedad colombiana a través de varios mecanismos corresponde a la visión de seguridad que se ha venido imponiendo en el mundo luego del 11 de septiembre. Algunos países habían avanzado en un enfoque de seguridad asociado a temas como la garantía y goce efectivo de los derechos entre ellos el derecho al desarrollo y después de esa fecha con el trabajo que realizó Estados en cabeza de Bush se consideró que la seguridad centrada en la defensa del Estado que estaba siendo amenazado por el terrorismo. Y se combinaron defensa del Estado por el terrorismo y la política antinarcóticos. Bajo el pretexto de la lucha al terrorismo las justas causas de los pueblos para exigir a los Estados condiciones dignas de vida, vigencia de los derechos humanos y condiciones efectivas para su goce son consideradas acciones terrorista, también son catalogadas bajo esta nominación la toma de las calles, la divergencias con el pensamiento hegemónico. Pero lo más grave de esta visión de seguridad es considerar que es vía la utilización de la fuerza y las armas que se logra la tramitación de los conflictos. Asistimos también a cambios sustanciales de los valores éticos.

Por ejemplo, el señor presidente Santos cuando era Ministro de Defensa exhibió la mano de (Iván) Ríos (comandante guerrillero) como si fuera un trofeo ¡cuando era la mano de un ser humano!, una mano yerta.

Ahí no importa si era guerrillero o no o celebrar la baja en combate del Mono Jojoy o de los guerrilleros. Una sociedad que cambia radicalmente sus valores éticos que celebra con alborozo la mutilación o la muerte de sus contradictores es una sociedad que perdió su horizonte ético y progresivamente se deteriora la condición humana.

La presencia de marines gringos, de expertos, de asesores, como afirme corresponde a la visión de la seguridad en la cual el centro es la defensa del Estado y no las personas y a la estrategia de Estados Unidos de no perder su hegemonía política y económica y Colombia es un país geopolíticamente estratégico para la intervención a cualquier país de la región.

NUEVAS LEYES ¿AL SERVICIO A LA PAZ O LA GUERRA?

DE¿Cómo podemos analizar las últimas leyes como la Ley de tierras, la Ley de Víctimas, ese marco jurídico para una supuesta desmovilización de la insurgencia? ¿Cuál es el mensaje que Santos quiere meter en ese debate, en el debate del Fuero Militar? ¿Qué lectura harías sobre la posición de la insurgencia sobre todo el tema de la entrega de las armas?

PC: Las últimas leyes que enunciaste tienen propósitos políticos y económicos. Para el logro o aprobación de estas leyes Santos diseño la estrategia de la Unidad Nacional que es una especie de Frente Nacional (el bipartidismo histórico colombiano), Mesa Nacional por ejemplo que no se ha interesado en depurar las prácticas políticas o en combatir la corrupción y el clientelismo.

En el caso de la ley de Víctimasla Ley de restitución de Tierras, si bien es cierto se reconoce la existencia del conflicto y que el Estado Colombiano tiene una deuda con las víctimas. Tiene vacíos por ejemplo en la restitución de tierra como: la iinamovilidad de la estructura agraria, no se reconoce por ejemplo el conflicto en zonas como los valles interandinos y sólo se trata de restituir derechos de propiedad; la legalización de la concentración de la propiedad rural al buscar delimitar el horizonte de víctimas del destierro y “naturalizar” la desposesión de millones de colombianos del acceso a la tierra, así como promueve las economías de enclave de tipo agroexportadora a partir de los programas de industrialización del campo y el límite temporal que se ha definido para la reclamación de derechos.

En el caso de una persona que desee la restitución de sus tierras despojadas, la ley fijó un límite temporal a partir del 1 de enero de 1991, lo cual significa que quienes quieran solicitar restitución de tierras por eventos ocurridos en fechas anteriores, no podrán hacerlo. Este límite creo vulnera el derecho a la igualdad por que cual es el criterio para definir que las víctimas anteriores a esta fecha no pueden reclamar restitución de su tierra despojada. Un obstáculo para la restitución de tierras es que se restituye la propiedad pero no el usufruto de ella; por ejemplo, en un predio a restituir y que en la actualidad tiene producción de palma africana, el dueño de la plantación paga un arriendo por la tierra pero el poseedro de ella no tiene ganancias sobre la producción de la misma.

LA DISCUSIÓN ACERCA del fuero militar busca, dicen sus impulsores, colocar en concordancia el derecho penal nacional con el derecho internacional humanitario. Presumiendo que el derecho internacional humanitario permitiría en la guerra matar a no combatientes o interrogar a civiles por militares, conductas que las normas nacionales consideran delito y que esta reforma quiere despenalizar. Con esta propuesta se abre una tronera a la Constitución del 91. Se busca tranquilizar a quienes fueron los operadores de la muerte. Porque finalmente las condenas del Palacio de Justicia por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y por la Masacre de Mapiripan donde están involucrados militares que hicieron parte del gobierno de Uribe y muy cercanos a Santos, quedarían minimizadas y abrirán paso a la impunidad.

¿Y EL MARCO JURÍDICO PARA LA PAZ para que en un proceso de negociación? No estoy muy segura de su utilidad pero me voy a referir a un gran obstáculo, el determinar que por medio de una ley estatutaria el Congreso regulará cuáles delitos serán considerados conexos a los delitos políticos, es inadmisible que se desnaturalice del concepto de delito político.

EL REPORTERO FRANCÉS Y LA REALIDAD COLOMBIANA

DEVemos que el panorama en Colombia es preocupante pero vemos también que hay una semilla de esperanza y, como decía el reportero francés, hay que ver el conflicto desde todos los ángulos. Sabemos que esa declaración le salió muy mal a los sectores que trataron de ocultar la situación. Pero nosotros tenemos el deber de transmitir la realidad.

PC: El gobierno y precisamente Santos, lleva a cabo una estrategia muy fuerte de aislarnos a todos los que estamos apoyando los derechos humanos, los que estamos en contra de la miseria, haciendo una campaña diplomática por todo el mundo para que muchos sectores, o gobiernos, o países amigos corten la intercomunicación y los apoyos a organizaciones que han venido trabajando con las víctimas.

Mire lo contradictorio el reportero francés afirmaba que el conflicto colombiano no es conocido en su real dimensión por la ciudadanía y por los Estados; sin embargo el presidente francés a los 5 minutos de haberle devuelto a Langlois, afirmo: “yo no me meto en el conflicto colombiano”. Esta respuesta implica una incidencia del gobierno colombiano para evitar el acompañamiento internacional en la búsqueda del diálogo político.

Si bien la estrategia del gobierno en lo internacional es minimizar el impacto del conflicto armado, aunque a diferencia del gobierno anterior lo reconoce, no permitir que se conozca la voluntad que ha expresado la insurgencia de hablar de paz y de la necesidad de buscar una salida política al conflicto armado y restarle importancia o ignorar las iniciativas que desde la sociedad se gestan para contribuir a la búsqueda de caminos de paz. Le decía, que si bien existe esa estrategia también existe la voluntad indeclinable de la Marcha Patriótica, del Congreso de los Pueblos, de la Mane, de la Izquierda Liberal en Marcha, de Iniciativas de paz desde la base, de organizaciones de mujeres, de indígenas, campesinos de continuar denunciado en el ámbito internacional y nacional el impacto del conflicto armado en la vida de pueblos, hombres, mujeres, niñas-os y jóvenes y en los territorios de comunidades afro descendientes y pueblos indígenas. Seguiremos ejerciendo nuestro derecho a la paz y nuestro de deber en su búsqueda, derecho consagrado en la Constitución del 91. Continuaremos a pesar de las adversidades y obstáculos en las acciones de cabildeo e incidencia en el ámbito internacional para que nos acompañen y apoyen en la búsqueda de la negociación política. El vivir la guerra nos da el derecho a contribuir en la construcción de la paz y la negociación política del conflicto armado es un paso necesario por supuesto no suficiente.

Y en esto la labor que hacen periodistas comprometidos como Usted son muy importantes, porque son las ventanas de opinión pública que quedan para las y los luchadores sociales, para los dirigentes y a para quienes el país estamos, no solamente resistiendo, sino decididos a transformar el tablero del ajedrez político del país

DEJustamente ambos somos catalogados como “ideólogos de las FARC” cuando fuimos víctimas del escándalo de las chuzadas del DAS y de los seguimientos. Y tu vida corre serio peligro por las amenazas contra tu persona, es muy grave en estos momentos.

PC: Yo digo como dice el poeta en el caso de las amenazas no solamente mía, “vendo mi vida, juego mi vida, de todas maneras la llevo perdida”.

Notas:

“SUPUESTO APORTE GUERRILLERO”

Informe fue elaborado por espías ingleses y de EE.UU.

La denuncia de nexos entre las FARC y el Gobierno de Ecuador fue emitido por agentes secretos allegados a George W. Bush y Tony Blair. Por El Telégrafo.

http://www.telegrafo.com.ec/index.php?option=com_zoo&task=item&item_id=4655&Itemid=2

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portada k 11 n1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas