De contar con aval de Gobierno, aceptaría la propuesta de ser Facilitadora de Paz. Piedad Cordoba

Linea Conflicto Social y Paz

Por: REDIPAZ

El 10 de enero Pablo Hernán Sierra alias Alberto Guerrero (Pipintá), mediante carta dirigida a la SenadoraPiedad Córdoba, le propuso fuese ella facilitadora, liderando una Mesa de Paz incluyente que complete la #PazTotal. Acá la respuesta de la Senadora.

 

 

piedad cordoba

Bogotá, 18 de enero de 2023

 

Señor

PABLO HERNÁN SIERRA GARCÍA
Cárcel de Alta Seguridad de Combita

Saludo cordial.

En mi calidad de Senadora de la República, recibo con satisfacción su invitación a ser facilitadora de paz, en concordancia con el interés de “completar la paz total del presidente Gustavo Petro, de la vicepresidenta Francia Márquez, del Alto Comisionado para la Paz Danilo Rueda, del gabinete ministerial y del Pacto Histórico”.

Así como empeñé mi futuro político en aras de la paz de Colombia, con un costo muy alto para mi seguridad personal al ser expuesta al linchamiento político, jurídico y mediático, que comprometió el bienestar de mi familia, por abrir las compuertas a las negociaciones con las FARC a través de mi labor como facilitadora en los acuerdos humanitarios, que salvaron muchas vidas, así también lo haría con expresiones militares como la que usted representa.

El país y el mundo está en mora de conocer cómo se interrelacionaron en Colombia crimen organizado y contra insurgencia legal e ilegal. No comparto la visión que niega la función cumplida por grupos como ustedes dentro del conflicto social armado y que los equipara con simple criminalidad.

Dicho esto, una paz sin la presencia del amplio espectro de lo que se ha denominado autodefensas, sería incompleta. En esa medida, comparto con el exfiscal Eduardo Montealegre que: “La negativa de la fiscalía general, a suspender las órdenes de captura a miembros de organizaciones al margen de la ley que no tienen “status político”, es un desacierto.

La paz se puede pactar con grupos que no caben dentro del concepto de insurgencia. Ciertas estructuras organizadas que tienen unidad de mando y control territorial se consideran, a la luz del derecho internacional, actores del conflicto”. “Tampoco es plausible el argumento, de que la ausencia de reglamentación especial para el sometimiento impide suspender las ordenes, porque existen procedimientos establecidos sobre el particular”.

La Fiscalía General debería ser la más interesada en incluirlos en una negociación de paz, para esclarecer la verdad, pues, ustedes constituyen un factor ilegal utilizado por el bloque de poder, para combatir al enemigo insurgente, pero a la vez sin ustedes no se habrían podido realizar nuevas acumulaciones de capital y de tierras en un nuevo ciclo de modelo económico en nuestro país, que benefició a políticos locales, finqueros, terratenientes, narcotraficantes, medios de comunicación, empresas nacionales y multinacionales.

Estoy de acuerdo con su propuesta de construir una gran mesa que logre unificar puntos de vista y unos mínimos de entendimiento político entre ustedes para la conformación de una propuesta, es decir una mesa de confluencia de todas las expresiones de lo que se ha llamado las autodefensas. “Mesa de paz incluyente para las desmovilizadas AUC, sus disidencias, las Autodefensas Gaitánistas (AGC), El Bloque Pipintá, la Oficina de Envigado, los Pacheli, los Mesa, los Triana, los Chatas, etc”.

También comparto con ustedes que: “Los objetivos de esta mesa de paz, sean facilitar el desarme final del paramilitarismo y su politización, para una paz total, integral, con compromiso de no retorno, verdad, justicia, reparación, perdón y reconciliación con las víctimas del conflicto y entre contrarios de la guerra”.

La voluntad de paz en mí se mantiene incólume, pues, es uno de mis principios humanistas que me asiste como persona, mujer y líder negra, azotada como mi pueblo por las distintas violencias y los conflictos sociales y armados que no terminan, en un país de los más desiguales del mundo.

En el marco de las nuevas realidades políticas, con un nuevo gobierno del Pacto Histórico, no quisiera ser una nota discordante en el concierto de la política de paz del gobierno y lo primero que habría que pensar es en la posibilidad de que la propuesta realizada por ustedes de ser facilitadora de paz, sea primero contemplada y avalada públicamente por el presidente de la República Gustavo Petro y su equipo negociador de paz.

Con relación a la iniciativa legislativa propuesta por usted de presentar un proyecto de ley en el Congreso, quisiera conocerlo en su totalidad para poder opinar y socializarlo dentro de la bancada del Pacto Histórico.

Finalmente quiero expresarle que desde mi ética de mujer librepensadora, soy una convencida de la desmilitarización de la sociedad colombiana, consumida por la guerra interna y la muerte de líderes sociales. El acuerdo de paz con los actores armados significa desactivar la espoleta de una combinación explosiva, cuyos ingredientes son los circuitos de violencia regionales y el gran negocio del narcotráfico. Debemos avanzar hacia la paz integral que significa eliminar la pobreza, la miseria, la ignorancia y la desesperanza.

La amenaza de una guerra inercial sigue allí, pero sin el celoso detonante de los grupos armados en las regiones, será más fácil conciliar el sueño por las noches en un país ahíto de muerte y atraso.

Cordialmente,

Piedad Córdoba Ruiz
Senadora de la República
Pacto Histórico - UP

___

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

1portadadka14n1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas