Por la Soberanía nacional y la autodeterminación de los pueblos de América Latina y el Caribe: ¡COLOMBIA, CON LOS GRINGOS Y LA OTAN YA NO MÁS!

Linea Conflicto Social y Paz

Por: FIRMANTES*

Hay un "lavado verde" del intervencionismo estadounidense en la región, y tras supuestos objetivos loables como el combate al tráfico de drogas, la trata de personas, o la conservación ambiental, se esconden los intereses geoestratégicos de los Estados Unidos de aumentar su injerencia en América Latina y el Caribe

 

 

Captura de pantalla 2024 07 03 221528

Por la Soberanía nacional y la autodeterminación de los pueblos de América Latina y el Caribe: ¡COLOMBIA, CON LOS GRINGOS Y LA OTAN YA NO MÁS!

3 de julio de 2024.

#ConLaOtanNoMás#ConLosGringosNoMás

Entre el 29 y 30 de junio del 2024, el portaaviones nuclear de guerra USS George Washington del ejército de Estados Unidos catalogado como el más grande del mundo, arribó a aguas del Pacífico colombiano, luego de recorrer el Atlántico y el Pacífico Sur, para "desarrollar ejercicios militares conjuntos" con la fuerza pública colombiana, tal como lo hizo en Argentina, Brasil, Chile, Ecuador y Perú. Quienes firmamos esta declaración, rechazamos rotundamente su llegada, el tránsito ilegal de tropas, embarcaciones y aeronaves militares extranjeras por nuestro territorio y exigimos al gobierno de Colombia respeto por la soberanía nacional.

Esta grave y nueva violación de la Constitución Política, donde se ordena que es atribución del Senado “permitir el tránsito de tropas extranjeras por el territorio de la República”, que debe contar también con concepto previo del Consejo de Estado en los casos de tránsito de tropas extranjeras por el territorio nacional, de estación o tránsito de buques o aeronaves extranjeros de guerra en aguas, territorio o espacio aéreo de la Nación, tal como en los tiempos de Uribe, Santos y Duque, es una nueva alerta frente a la profundización de la dependencia y el intervencionismo estadounidense en nuestro país.

Lo anterior se suma a la propuesta del presidente Petro de una fuerza militar con Estados Unidos y de una "OTAN amazónica", para supuestamente proteger la Amazonía, la promoción del viejo proyecto de base militar de guardacostas en la Isla Gorgona, y los mega centros de policía e inteligencia en la Amazonia y Pereira, que se conectan con el proyecto de radares y puertos militares en el Corredor Marino del Pacífico Tropical Oriental-CMAR, todos proyectos financiados por Estados Unidos, así como la integración de Colombia a las Fuerzas Marítimas Combinadas, la alianza naval que comanda Estados Unidos para proteger a Israel, mientras perpetra el genocidio contra el pueblo palestino y, las gestiones para comprar aviones de guerra a Estados Unidos. Todas estas acciones han estado coordinadas con las 10 visitas de la General del Comando Sur del ejército de Estados Unidos, Laura Richardson, a Colombia durante el gobierno de Gustavo Petro y Francia Márquez.

Los ejercicios navales de la operación 'Southern Seas 2024' que se llevaron a cabo durante este fin de semana se complementan con la 11° visita de Richardson a Colombia, quien llegó a Cali -justo en el marco de la coyuntura por la COP16 “Paz con la naturaleza”- a reunirse con la gobernadora Dilian Francisca Toro y el Alcalde Alejandro Éder, entre otras autoridades a nivel local y nacional, civiles y militares, quienes se extralimitan en sus funciones.

Richardson ha estado visitando, de forma continua, Colombia, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Argentina, Chile y Perú. Desde diciembre del 2023 y durante el 2024 se han desarrollado acciones militares conjuntas en la Guyana, territorio en disputa con Venezuela; en enero del 2024 el gobierno de Novoa, en Ecuador, firmó tres acuerdos militares con Estados Unidos que permiten la permanencia de tropas norteamericanas en suelo ecuatoriano, y que además permitirá su uso del aeropuerto de la isla San Cristóbal, en las islas Galápagos; en junio de 2023 el gobierno peruano autorizó la presencia de tropas norteamericanas con armas y el ingreso de medios aéreos y navales; así mismo, las relaciones militares entre Estados Unidos y Chile, que datan desde la Operación Cóndor, se han venido fortaleciendo con el presidente Boric, de hecho, la región de Valparaíso fue elegida para el ejercicio Fused Response 2023, organizado por el Comando Sur de Estados Unidos en conjunto con el Ejército de Chile, finalmente el gobierno argentino anunció la construcción de una base militar conjunta en la Patagonia.

DENUNCIAMOS que, a pesar de la retórica sobre "cooperación" y "nuevo enfoque de las relaciones bilaterales" por parte de estos gobiernos serviles, de todos los colores, y las autoridades estadounidenses, hay un "lavado verde" del intervencionismo estadounidense en la región, y tras supuestos objetivos loables como el combate al tráfico de drogas, la trata de personas, o la conservación ambiental, se esconden los intereses geoestratégicos de los Estados Unidos de aumentar su injerencia en América Latina y el Caribe, asegurar posiciones sobre nuestro continente y controlar nuestros recursos naturales; la misma general Richardson ha dejado claro que los recursos naturales de nuestros pueblos son "un asunto de seguridad nacional para los Estados Unidos".

CONDENAMOS la absoluta incoherencia del presidente Petro frente a sus discursos y las promesas de su plan de gobierno, que decía: "Fundamentaremos las relaciones internacionales en la creación de puentes para la paz, cooperaremos con otros países y organizaciones internacionales en materia de construcción y mantenimiento de la paz. Avanzaremos en la desmilitarización de la vida social". Lejos de crear puentes, construir y mantener la paz y proteger la soberanía nacional, el Comando Sur y la OTAN, al servicio del complejo industrial militar y las élites estadounidenses, son responsables de crímenes de guerra, contra la Humanidad y violaciones sistemáticas a la Carta de Naciones Unidas. Lejos de desmilitarizar la vida social, se promueve la militarización de siempre, en nombre del cambio.

EXIGIMOS al gobierno nacional el retiro inmediato de embarcaciones y aeronaves de guerra y oficiales extranjeros del territorio colombiano, cancelar cualquier gestión para la compra de aviones y armamento, rescindir de los acuerdos militares incluyendo el de asociación estratégica con la OTAN y el de las Fuerzas Marítimas Combinadas, denunciar la inmunidad diplomática de militares extranjeros y solicitar la extradición de quienes cometieron delitos sexuales, cancelar el proyecto militar en Isla Gorgona y los centros de policía financiados por Estados Unidos en Pereira y Leticia, y renunciar a toda forma de colaboración u omisión con la política intervencionista de Washington y con el genocidio y apartheid israelíes contra el valiente pueblo palestino, así como el TLC con Israel.

CONVOCAMOS a las fuerzas vivas de Colombia a unirnos en una plataforma mínima que allane el camino para un viraje verdadero en la política internacional de Colombia, históricamente subordinada a los intereses de Estados Unidos, por la defensa del interés nacional, la exclusiva soberanía popular, la integración latinoamericana y un orden mundial democrático, pues sólo los pueblos libres y soberanos pueden lograr niveles de dignidad y bienestar para las grandes mayorías.

*Acolsam - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - Derechos Humanos en Movimiento Ciudad en Movimiento - Ruptura Colectiva - Colectiva Olga Castillo - Fundación Mundo Ideal - Fundación Guagua - Congreso de los Pueblos - Galería de la Memoria Tiberio Fernández Mafla, Cali Colombia - Comunidad Victimas por la Paz, Univalle, Casa Latente Cartago - Fuerza Nacional Magisterial - Tulpaz - Red Interuniversitaria por la Paz -REDIPAZ- Grupo de investigación y Editorial Kavilando - Corporación Justicia y Dignidad - Siguen firmas… FIRMA

 

 

 

_____

 

 

 

 

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

cover issue 39 es ES

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas