Visita del presidente Chino a Centro América y el Caribe

Linea Conflicto Social y Paz

Hoy, 31 de mayo, el Xi Jinping, Presidente de la Republica Popular de China, inicia una visita de enorme significado para el mundo. El Presidente Xi pasará dos días en Trinidad y Tobago, uno de los estados caribeños más prósperos, antes de ir a Costa Rica, México y Estados Unidos. En la primera visita de un Presidente de China al Caribe anglófono, el programa es casi más interesante que el posible contenido de la serie de reuniones previstas.

La primera parte de su visita, en Trinidad y Tobago se dedicará a reuniones bilaterales con los líderes de muchos países caribeños que tienen relaciones diplomáticas con China. Se trata de Antigua y Barbuda, Barbados, las Bahamas, Dominica, Grenada, Guyana, Jamaica y Surinam. Todos estos países menos Trinidad y Tobago y Barbados son miembros del bloque económico regional Petrocaribe, liderado por Venezuela y Cuba, con cuales países China ya tiene excelentes relaciones.

Antigua y Barbuda junto con Dominica son miembros de la Alianza Bolivariana de las Américas, que también incluye a Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas y Venezuela. Lo más probable es que Xi Jinping y su equipo firmarán acuerdos bilaterales con todos los países caribeños que se reúnen con él en Trinidad y Tobago. Es importante entender que la visita del Presidente chino es la culminación de una serie de visitas preparatorias en la región realizadas por diferentes funcionarios de la República Popular China.

Hay que notar también que el Cro. Guo Jinlong, Secretario General del Partido Comunista de China en Beijing, visitó a Cuba ayer, el pasado 30 de mayo. Su visita fue para fortalecer los vínculos entre los dos países y entre sus partidos gobernantes. Entonces, se trata de una verdadera ofensiva diplomática, económica y comercial de las autoridades chinas para sellar su estatus como un poder americano tanto en el Caribe como en Mesoamérica. China ya tiene excelentes relaciones afianzadas con los países de América del Sur que se fortalecieron recientemente con una visita a China por el Presidente Pepe Mujica de Uruguay.

Después de estar en Trinidad y Tobago, Xi Jinping va a estar dos días en Costa Rica, que tiene un tratado de libre comercio con China. El valor del comercio entre China y Costa Rica pasó la cantidad de US$6 mil millones en 2012, un aumento del 30% sobre el 2011. El Presidente chino se reunirá con la Presidenta Laura Chinchilla para analizar el futuro desarrollo de las relaciones bilaterales entre los dos países y firmar acuerdos en el ámbito del comercio y la cooperación económica.

De Costa Rica, Xi Jinping irá a México para dos días de reuniones con el Presidente Enrique Peña Nieto y otros líderes políticos del país. El comercio entre México y China es el segundo más importante para China (en América Latina) después de Brasil. Para México, es el segundo más importante en el mundo. En volumen, este intercambio comercial alcanzó más de US$36 mil millones el año pasado. Las dos partes firmarán varios acuerdos importantes durante la visita.

De México, el Presidente Xi Jinping está invitado por el Presidente Barack Obama a pasar dos días en la residencia del Presidente Obama en California. La visita será bastante informal para facilitar un intercambio fluido sobre muchos aspectos de preocupación común entre los dos países. Los temas de interés principal son las de cómo mejorar la economía global y de las respectivas estrategias militares de Estados Unidos y China en el Pacífico.

En aquella región, el gobierno estadounidense ha estado muy ambivalente con respecto a los intentos de sus aliados en Japón y las Filipinas de usurpar islas y territorio marítimo reclamado por China. China está opuesto también a las políticas terroristas de los Estados Unidos con respecto a Siria e Irán. Tampoco está conforme China con la constante postura agresiva de los Estados Unidos en contra de la República Popular Democrática de Corea. Para la región de América Latina y el Caribe, la visita del Presidente Xi Jinping simboliza otro paso más hacia un mundo multipolar, libre del dominio del viejo régimen imperialista occidental.

Aunque John Kerry, Secretario de Estado estadounidense, todavía sigue hablando de América Latina como si fuera el patio trasero de los Estados Unidos, ese viejo sueño ahora es cada vez más una fantasía irracional. China tiene millones de millones de dólares con que invertir en todo el mundo. Lo está haciendo en Asia, en África y ahora está aumentando la gama de sus inversiones en América Latina y el Caribe. La visita del Presidente Xi Jinping a Trinidad y Tobago y a Costa Rica señala que el Mar Caribe ya no es el Mare Nostrum del imperio yanquí.

Antes del año 2020 se espera el inicio de las obras del Canal Interoceánico por Nicaragua con inversión china y posiblemente de Rusia. Costa Rica abandonó a Taiwán para aumentar su comercio con China; sin embargo, China sigue invirtiendo en Nicaragua a pesar de las relaciones diplomáticas de Nicaragua con Taiwan con que China poco a poco está normalizando sus relaciones. Este hecho da una idea de la importancia que China asigna al canal interoceánico en Nicaragua y de la enorme importancia en ese sentido del fallo, el año pasado, de la Corte Internacional de Justicia que restituyó a Nicaragua sus históricos derechos sobre su territorio marítimo caribeño.

La visita del Presidente Xi Jinping cubre tres países que se consideran fieles aliados de los Estados Unidos. Demuestra que la pragmática política externa de China deja libres a sus gobernantes de mantener abiertas todas las opciones en vez de arrinconarse a sí mismos en un callejón sin salida ideológica, como lo ha hecho el gobierno de los Estados Unidos. Ya no hay patio trasero. Ya no hay Mare Nostrum. Si existe un Destino Manifiesto para los Estados Unidos es el de seguir siendo un país en vías de desdesarrollo.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA KAVILANDO 11 2B

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas