Los “inamovibles” del INPEC en el Día 4 de la Huelga de Hambre de los presos en Colombia

Linea Conflicto Social y Paz

Por: Dick Emanuelsson, ANNCOL
La Picota. Los “inamovibles” del INPEC en el Día 4 de la Huelga de Hambre de los presos en Colombia.  El INPEC (Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario) no quiere cambiar el menú, es decir, revocar su decisión de cambiar la empresa, SERVIALIMENTARIA, que entrega la alimentación a los 118.000 presos en el país, dice Joaquín Pérez, director de ANNCOL y uno de los presos de ERON, La Picota, en un comentario el Día 4.

El estado tiene destinado 21.000 pesos en alimentación diaria a los presos, equivalente a 11 dólares. Con esos 11 dólares sirven desayuno, almuerzo y cena, relata ´Joaco´.
– Mira, el arroz y la papa son de muy mala calidad. La carne es como la suela de la bota del soldado. La carne de cerdo hiede a orina del animal y generalmente los presos botan las carnes por que no son comibles.

Dice el ex concejal de la Unión Patriótica del municipio de Corinto, Cauca, que ante las constantes amenazas de muerte recibió luz verde de la dirección de la UP y el Partido Comunista Colombiano para irse al exilio el 1994. Así llegó a Suecia en calidad de refugiado político donde asumió el cargo de director de Agencia de Noticias Nueva Colombia, ANNCOL. El año 2000 obtuvo la ciudadanía sueca. El 25 de abril de 2011 fue entregado por las autoridades venezolanas a los policías de Dijin y en octubre de 2012 fue sentenciado a ocho años de cárcel. Fue un juicio en donde el Estado colombiano lo condenó por pensar diferente que el Poder Fáctico que hasta los periodistas del establecimiento consideraron como escandaloso.

– En este momento hay otros pabellones en La Picota que discuten de adherirse a la protesta. También los presos en otras cárceles están discutiendo. Lo que llama la atención es que los grandes medios corporativos silencian nuestra acción. Ni una sola palabra han salido pese que somos centenares de presos en La Picota que estamos en huelga de hambre, subraya el director de ANNCOL.

Como mencionamos en nuestro cubrimiento ayer, el otro motivo por no recibir alimentación desde hace cuatro días, tiene que ver con la falta de atención médica. El colega y compañero Pérez es un caso ilustrativo en ese sentido.
– Necesito dos operaciones. La primera por problemas cardiovasculares de los miembros inferiores. La segunda tiene que ver con una hernia inguinal, brotando hacia la parte abajo. Pero soy solo un caso entre miles de presos que somos excluidos por el derecho constitucional de recibir atención médica.

Durante los casi veinte años en Suecia, Joaquín Pérez ha pagado miles de dólares en impuesto como cualquier sueco que incluye el seguro social. Pero el estado sueco, a través de su embajada, no da respuesta afirmativa sino responden “como buenos suecos”, es decir; no dicen nada.
Mientras tanto la huelga de hambre sigue, dice ´Joaco´, hasta que las autoridades Penitenciarias respondan a los reclamos de los presos de La Picota.

Dick Emanuelsson, ANNCOL

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA KAVILANDO 11 2B

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas