Cuatro Preguntas Sobre la Esquiva Paz.

Linea Conflicto Social y Paz

Por: Ulises G.

¿Cuáles son las intenciones de Santos frente a la mesa de diálogo con la guerrilla?. Los grandes medios de comunicación afirman con recurrencia, que la principal carta de Santos para la reelección es la paz, es decir, que el proceso de paz está en función de la reelección del actual presidente. Esto es una verdad a medias.

 

El principal interés del régimen, en cabeza de Santos, es el impulso al modelo económico, fundamentado en la locomotora minero-energética y la agroindustria de monocultivo. La reelección es un medio, para avanzar en el diálogo con las guerrillas, y así superar los obstáculos que el conflicto social, político y armado le pone al avance de este modelo económico. Las cifras de estancamiento de la locomotora minero-energético evidencian el peso de estos obstáculos.

descarga 3

Imagen: prensa indígena.

Por otro lado está Uribe y los sectores cercanos a éste, -quienes también son parte orgánica del régimen político, de la misma forma que la fracción de Santos- que plantea un distanciamiento con la Solución Política del Conflicto (SPC), aunque converjan en el objetivo de aumentar la productividad del modelo agroindustrial y minero extractivo.

Es evidente que el régimen no tiene una única política de paz, y que las mesas de diálogo con la insurgencia, no responden a un honesto interés por superar las causas estructurales del conflicto, sino a una táctica para rectificar el camino de la acumulación.

Esto hace que sea incierta tanto la continuidad y eficacia del diálogo, debido a una voluntad variable del régimen, que lo lleva incluso hasta atentar contra él, con las “chuzadas” hechas desde fachadas de inteligencia, como con el cumplimiento de los eventuales acuerdos a los que se pueda llegar en ésta.

¿Cómo interactúan el proceso de diálogo y los diferentes escenarios electorales?

En la campaña electoral Santos dice que la seguridad es la paz definitiva, y Uribe sigue diciendo que la solución es el sometimiento y desmovilización de la insurgencia. Por esto la salida ideal en este momento, sería la constitución y triunfo de una candidatura de centro izquierda, distinta a Enrique Peñalosa, que permita continuar y profundizar el proceso de SPC y que le permita al país sintonizarse con los avances continentales.

Hay que reconocer las dificultades de este camino ideal, para no amarrar la SPC a un triunfo de un candidato u otro en las elecciones presidenciales. No hay que hacerle campaña a Santos para garantizar la continuidad del proceso, en medio de especulaciones sobre un eventual triunfo de los seguidores de Uribe.

¿Cómo juegan frente a la paz el movimiento popular, la comunidad internacional y los gringos?

El movimiento popular ha levantado históricamente la consigna de solución política y paz con justicia social y dignidad. La masacre y persecución con que el régimen ha intentado eliminarlo, hizo que la fuerza de dicha consigna se silenciara, al tiempo que los ruidos de la guerra y de las moto sierras paramilitares subían de volumen. Hoy, el auge de las luchas populares vuelve a poner en alto la bandera de la paz con justicia social y participación de las clases populares.

Hoy el escenario latinoamericano es una de las grandes ventajas y diferencias respecto a otros momentos de búsqueda de la SPC. Estamos en un punto de mayor distanciamiento de los pueblos latinoamericanos respecto al imperialismo gringo. La exitosa cumbre de la CELAC en Cuba, es símbolo de dicha ruptura, así lo evidencia, la declaración de “América Latina como territorio de paz”, y el apoyo de diversos países al proceso de SPC; estos son factores que hacen más sólido el proceso y que ejercen una poderosa presión sobre la oligarquía colombiana.

El lanzamiento de la Plataforma reconciliación Colombia el pasado 5 de febrero, conformada por sectores empresariales, medios de comunicación y actores internacionales, para impulsar la reconciliación y la construcción de paz desde las regiones, enriquece los caminos de búsqueda de la SPC.

 ¿Por qué va la guerrilla a la mesa de diálogo?

Como ELN siempre hemos estado por una salida no militar al conflicto social, político y armado que vive el país, desde hace más de 60 años. Supeditamos la acción armada a los objetivos políticos, y hemos optado por las armas, debido a la antidemocracia impuesta al pueblo por la oligarquía y el imperialismo.

Es nuestro deber, si la sociedad colombiana clama por paz, obedecer y buscar por todos los medios una salida incruenta al conflicto, y abrirnos a la construcción de un país diferente, con la participación de las grandes mayorías.

El gobierno de Santos ha dado un viraje táctico con respecto del gobierno de Uribe, al plantear la disposición de abrir una mesa de diálogo, por lo que nos disponemos a explorar este camino, y  proponemos “Parar la guerra para construir la paz”.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA KAVILANDO 11 2B

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas