Plaza Minorista, foco de trabajo infantil.

Linea Conflicto Social y Paz

Por: Wendy Margarita Restrepo Guzmán. El Mundo.

Una alianza entre entidades del sector público y privado reveló un diagnóstico de la alarmante situación de trabajo infantil que se vive en la Plaza Minorista José María Villa.

 

En Colombia son más vulnerables los niños al trabajo infantil que las niñas. Los niños trabajadores son 772.000, mientras que las niñas son 340.000.

"A algunos niños les gusta ganarse su platica, yo les doy la oportunidad de que trabajen, los apoyo”, mencionó a un grupo de investigadores, Silvia Martínez, madre de siete hijos, quien tiene un puesto de verduras en la Plaza Minorista José María Villa. Ella, al igual que muchas personas, que fomentan el trabajo de sus hijos, aunque no con mala intención, no dimensiona el daño que se le hace al niño; lo contrario, ella considera que es una buena opción.

Sabado 22 2 2014Trabajo-Infantil-600

Foto: El Mundo.

El trabajo infantil es “la participación de menores de 18 años en actividades laborales que impiden y obstaculizan su acceso, rendimiento y permanencia en la educación, también actividades que sean realizadas en ambientes peligrosos o que produzcan en ellos efectos negativos inmediatos o futuros en su desarrollo sicológico, físico, cognitivo, moral y/o social”, explicó José Miguel Vecino, coordinador de Territorios Libres de Trabajo Infantil, una campaña que surgió de la alianza entre la Corporación Juntos Construyendo Futuro, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) y la Fundación Telefónica.

Producto de esta asociación, se realizó un estudio para analizar la situación de trabajo infantil, focalizándose principalmente en la Plaza Minorista, donde esta práctica es evidente. “Tomamos 1.094 locales de 18 sectores de la Plaza, de los cuales 127 reportaron trabajo de esta población, en la que un 44.5 % atiende el local y el otro 44.5 % hace acompañamiento, el resto hace carga pesada o mandados. Lo que da un total de 164 niños y adolescentes laborando allí”, reveló Vecino.

Según lo muestra el informe, un 88 % de los niños que se encontraron trabajando, están entre los nueve y los catorce años. Además, los hombres son los más vulnerables a estar allá con un 66 %.

Martínez, contó que prefiere llevar a sus hijos a trabajar con ella, debido a que vive en un sector peligroso. La decisión la tomó después de pasar una complicada situación, “yo me los llevo y sé que conmigo están seguros, no arriesgados a que les ofrezcan drogas como ya me pasó con uno de los niños”.

Esta es la situación que deben enfrentar muchas familias, no tener con quién dejar a sus hijos para ir a laborar, por eso los deben llevar al lugar de trabajo. “Este tema es muy complicado, porque en realidad el Estado no brinda una solución para esta problemática. Qué hace con su hijo una madre que trabaja en un restaurante en horas de la noche, en dónde lo deja”, cuestionó Ximena Norato, directora de la Agencia Pandi. 

“En el estudio podemos evidenciar que el 85.3 % de los niños y adolescentes que trabajan en ese lugar, tienen algún vínculo familiar con la persona encargada del local. De los 164 niños y adolescentes trabajadores, 105 son hijos, de los cuales 55, asisten a la plaza porque sus padres no tienen con quién dejarlos y una cifra que es alarmante, es que el 11.6 % asiste porque debe aportar económicamente a su hogar”, describió el coordinador.

Para los expertos, la situación es preocupante, especialmente por el tema del estudio, debido a que en el momento en que un niño o adolescente empieza a ganar dinero no va a querer dejar de hacerlo. “En un mes un niño que trabaje se puede ganar hasta 900.000 pesos”, concluyó Vecino.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA KAVILANDO 11 2B

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas