Informe 3 sobre la implementación de Acuerdos entre Farc y Gobierno: Hacía una paz de calidad en Colombia Instituto Kroc.

Linea Conflicto Social y Paz

Por: Kroc

Tras dos años de la firma del acuerdo Final el 77% de lo acordado se encuentra implementado en estado NO iniciado (31%) o mínima (34%), o intermedia (12%), solo un 23% se ha cumplido de manera completa.

 

 

KROK ACUERDOS

Tras dos años de la firma del Acuerdo Final, el proceso de implementación continúa avanzando. Más de dos tercios de los compromisos en el Acuerdo están en progreso o se han completado. Estos niveles de implementación son comparables con otros Acuerdos Comprensivos de Paz (CPA) analizados en la Matriz de Acuerdos de Paz del Instituto Kroc.

Considerando las complejidades y los retos del proceso de paz de Colombia, y el cronograma oficial de 15 años establecido para llevar a cabo el proceso de implementación, los avances hasta el momento han sido significativos.

Desde la toma de posesión del presidente Duque en agosto de 2018, el proceso de implementación ha continuado. Aunque el ritmo del proceso se ha ralentizado levemente durante los primeros meses.

Esta realidad la valoramos como normal en un país aún muy centralizado políticamente, con un servicio civil que cambia casi en su totalidad con cada nuevo gobierno.

El Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 y varias de las principales líneas de política del nuevo Gobierno, incluyendo el presupuesto, están en proceso de discusión y aprobación en el Congreso, y definirán el curso de las acciones priorizadas para la implementación del Acuerdo durante los 4 años siguientes.

Para el Instituto Kroc, a la espera de un análisis más en profundidad una vez se apruebe el PND, no hay una incompatibilidad entre las prioridades del Acuerdo y las prioridades del Plan Nacional de Desarrollo. Estimamos que la plena implementación del Acuerdo es una estrategia que puede ayudar a la nueva administración a lograr muchas de las prioridades que se ha trazado y a alcanzar resultados rápidos en beneficio de los colombianos.

Es de suma relevancia acelerar el ritmo de implementación y asegurar que las principales medidas tengan concreción en las regiones, garantizando los enfoques transversales de derechos humanos, género, étnico, territorial, y se asegure la centralidad de las víctimas en la construcción de paz.

Un tercio de estos compromisos han alcanzado niveles avanzados de implementación, es decir, se han implementado completamente (23%) o se espera que se implementen completamente en el tiempo estipulado por el Acuerdo (12%). Treinta y cuatro porciento (34%) de los compromisos están en un estado de implementación mínima – estos son compromisos que han iniciado su implementación pero por su cronograma previsto o por el nivel de avance que tienen a la fecha no es posible saber si se podrán implementar completamente. Treinta y uno porciento (31%) del total de compromisos no ha iniciado implementación. Esto último se explica por varias razones.

En algunos casos son retrasos y/o obstáculos significativos como la no aprobación de una reforma político electoral, las circunscripciones transitorias especiales de paz y otras piezas legislativas previstas en el Acuerdo.

En otros casos se debe a que estos compromisos están ligados a la implementación previa de otros compromisos. Un claro ejemplo es la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad (CEV) que debe entregar su informe en 2021 pero esto solo puede lograrse una vez finalice su labor compilando y procesando testimonios de los diversos actores en la sociedad colombiana. El principal logro y área de avance es el fin del conflicto armado entre el Gobierno y las FARCEP y la transformación de ese grupo guerrillero en partido político democrático que participa en la vida política nacional.

Otra área de avance es el funcionamiento regular de varios de los mecanismos de verificación, monitoreo y resolución de conflictos estipulados en el Acuerdo y del acompañamiento internacional.

La experiencia comparada muestra que los procesos de paz en donde estos mecanismos mejor funcionan, tienen niveles de implementación más altos y allí donde dejan de funcionar, el riesgo de recaer en conflicto armado y de que colapse todo el proceso de paz, aumenta de forma significativa.

Es importante destacar que, el Gobierno y el Congreso han desarrollado un amplio conjunto de medidas legislativas, políticas y programáticas que han establecido un marco institucional que brinda estabilidad jurídica a los principales mecanismos requeridos para la implementación del Acuerdo. Dicha arquitectura institucional y legal constituye un avance significativo que permite seguir avanzando en la implementación en varios frentes. No obstante, es necesario fortalecer y proteger la estabilidad jurídica del Acuerdo Final y terminar de aprobar las leyes y normas pendientes. A continuación, se presenta un breve análisis de los avances y dificultades que presenta la implementación de cada uno de los puntos en el Acuerdo Final.

INFORME INSTITUTO KROC

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA Kav V10 Jul 18

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas