Sin alarmismos guerreristas...

Linea Conflicto Social y Paz

Por: Carlos Medina Gallego

Mirar y leer la declaración de Iván Márquez, Jesús Santrich y las disidencias de las FARC con preocupación, pero sin alarmismos guerreristas.

 

 

ivan marquez santrich y el paisa 420x278

Es un anuncio de retorno a la guerra por incumplimiento de un acuerdo de paz que debe llamar la atención del gobierno nacional y generar una preocupación mayor entorno al cumplimiento del mismo en los puntos que son cruciales para su materialización efectiva.

La declaración no dice nada que en materia de implementación del acuerdo no sea cierto y que no esté sentado en los informes de la comisión y acompañamiento y verificación y en otros informes que las organizaciones que hacen seguimiento han dado a conocer en otras ocasiones.

 

 

 

El concepto de simulación en el cumplimiento del acuerdo es muy importante poderlo definir precisar y tratar adecuadamente en el ámbito institucional académico y político porque pesa en la percepción del proceso de implementación

Constituye un pronunciamiento qué define desde el inicio un modelo de guerra absolutamente distinto al que durante 60 años desarrollaron las FARC y que busca sobre la base de la experiencia superar la agresión de la población civil en los territorios y de la economía de los mismos

En el pronunciamiento se define que los enemigos no lo constituyen los miembros de la fuerza pública, ejército y policía, sino una clase política corrupta que no ha entendido qué el cambio de la cultura política, de la ampliación y de la profundización de la democracia, es una necesidad urgente en el camino de la consolidación de La Paz.

El modelo de economía de guerra anunciado fundamentalmente se erige sobre el desarrollo de las economías ilegales, particularmente de la minería y el narcotráfico, y sobre las grandes empresas transnacionales que explotan los recursos en el país.

Toma como aspecto fundamental de la nueva propuesta aspectos que tienen que ver con la protección del medio ambiente y de los recursos estratégicos de la nación sobre todo los que involucran procesos económicos que afectan recursos como el agua por eso el Fracking es objetivo de guerra de esta disidencia.

Es una propuesta de guerra flotante que se mueve entre la acción política y social y operativos militares que se dirigen contra objetivos económicos y políticos claramente determinados.

Hay una renuncia, en la declaración, a la práctica abominable del secuestro cuando se constituye en el fundamento de economía de guerra y tiene en lo esencial propósitos económicos, pero se percibe y extrapola que las retenciones políticas pueden ser un aspectos a desarrollar en el futuro en relación con el tema del secuestro.

Llama la atención la afirmación que se hace en relación con las posibilidades de conversar con sectores de la economía nacional, industriales, comerciantes agricultores en torno a su compromiso con el desarrollo social y territorial efectivo.

El tema del incumplimiento de acuerdos es abordado en una perspectiva histórica que se retrae hasta la revolución de los comuneros Y estos aspectos pesan en el marco de una cultura que no ha logrado superarse a través del desarrollo de 200 años de la historia de república.

Dadas las particularidades que tiene actualmente la confrontación en relación con el crecimiento de la capacidad operativa de las fuerzas militares y de policía Este modelo de la guerrilla es fundamentalmente un modelo de guerrilla política con prácticas militares centradas en operativos específicos.

El discurso no se aleja de los fundamentos programáticos tradicionales de la guerrilla de las Farc en términos de la reivindicación de los derechos de los sectores populares en torno a la vida la salud la educación la vivienda derechos fundamentales todos por los cuales se levantan los movimientos sociales y populares.

Aunque se concibe como un segundo manifiesto de marquetalia debe ser leído de manera distinta en razón de que el origen de esta declaración está centrado en la argumentación del incumplimiento del acuerdo y no en una ofensiva militar que los obliga la autodefensa.

es una responsabilidad de una obligación superior del Estado cubrir de todas las garantías de seguridad y de participación democrática en el escenario institucional al partido fuerza alternativa revolucionaria del común que ha permanecido ya cumplido con lo pactado en el acuerdo

Carlos Medina Gallego

29 de agosto 2019

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA Kav V10 Jul 18

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas