Desde el inicio hasta el final. Estados Unidos en el Conflicto Armado Colombiano.

Linea Conflicto Social y Paz

Por: Autores*

Con este informe, esperamos arrojar luz sobre algunos de los muchos aspectos de influencia estadounidense militar en el conflicto armado interno. No esperamos ser exhaustivos, ya que el informe no abarca el papel de agencias como la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés), pero si intentamos poner a la luz algunos datos sobre el entrenamiento militar y policial de EUA, manuales que han sido desclasificados, intereses economicos, y el respaldo politico del EUA a la violación de derechos humanos. Informe para La Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición

 

 

00 portada plan colombia jep

*Autores.

FOR Presente por la Paz - FORPP www.peacepresence.org
Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los pueblos de América Latina «Óscar Romero» - SICSAL www.sicsal.net
Observatorio para el Cierre de la Escuela de las Américas - SOA Watch

Introducción

El 1 de junio de 2020, llegó a Colombia la primera Brigada de Asistencia a las Fuerzas de Seguridad (SFAB por sus siglas en inglés) del ejército de Estados Unidos, el ejemplo más reciente del papel que juega Estados Unidos en Colombia.

SFABs son unidades especializadas cuya misión principal es llevar a cabo operaciones de capacitación, asesoramiento, asistencia, habilitación y acompañamiento con las naciones aliadas y asociadas.

El manual sobre la Brigada de Asistencia a las Fuerzas de Seguridad arroja luz sobre los objetivos de la SFAB: La educación y el entrenamiento militar internacional sirven como una herramienta de política exterior donde Estados Unidos da forma a la doctrina; promueve la autosuficiencia en el mantenimiento y operación de equipo de defensa adquirido en Estados Unidos; fomenta el valor del estado de derecho; y ocasionalmente tiene un efecto marcado en las políticas de los gobiernos receptores.

A los estudiantes extranjeros, muchos de los cuales ocupan los escalones medio y alto de los establecimientos militares y políticos de su país, se les enseña la doctrina estadounidense.
Cabe mencionar que la presencia directa de militares de los Estados Unidos de América (EUA) en Colombia, de acuerdo con la Constitución Nacional del país, debió ser aprobada por el Congreso de la República, lo que no se hizo antes de la llegada de la SFAB. A pesar de que un juez falló a favor de que su permanencia fuera evaluada por el Senado de la República, la SFAB continuó operando.

La llegada de la SFAB en Colombia ha generado un debate importante sobre el papel militar de EUA en Colombia. Si bien la presencia de SFAB es un ejemplo muy obvio de la intervención militar de EUA en Colombia, detrás de la escena, la influencia militar de EUA en Colombia ocurre cada día y ha sido un factor constante durante lo largo del conflicto armado interno de Colombia.

Con este informe, esperamos arrojar luz sobre algunos de los muchos aspectos de influencia estadounidense militar en el conflicto armado interno. No esperamos ser exhaustivos, ya que el informe no abarca el papel de agencias como la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés), pero si intentamos poner a la luz algunos datos sobre el entrenamiento militar y policial de EUA, manuales que han sido desclasificados, intereses economicos, y el respaldo politico del EUA a la violación de derechos humanos.

El conflicto armado interno en Colombia no existe en un vacío y que no puede ser entendido en todas sus dimensiones si no se analiza el papel de la ‘asistencia’ militar y policial estadounidense.

Al final del día, el gobierno de los Estados Unidos tiene un alto nivel de responsabilidad por las graves violaciones cometidas por el ejército colombiano en el marco del conflicto armado interno y debe ser responsabilizado por ello.

En este documento, que se pone a disposición de la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, compartimos información y análisis de que la cooperación militar estadounidense ha ahondado aún más las heridas por donde se ha desangrado Colombia en los más de cincuenta años de confrontación armada.

A lo largo del informe, se analiza información sobre la persistencia de la lógica del “enemigo interno” eje fundamental de la Doctrina de la Seguridad Nacional, en el actuar de las Fuerzas Militares y de Seguridad como de la repetición de técnicas y métodos que fueron inoculados a las tropas militares de toda América Latina a través de los Manuales de Entrenamiento de la Escuela de las Américas y que seguimos observando, que dichas enseñanzas se siguen aplicando en el desempeño de las Fuerzas Armadas y Policiales de Colombia.

Analizar esta relación y recomendar medidas concretas es determinante de cara al esclarecimiento de la verdad y la no repetición. El trabajo de las comisiones de la verdad en América Latina ha sido un paso importante en la búsqueda de conocer la verdad de las graves violaciones a los derechos humanos que han sucedido en nuestro continente y, al mismo tiempo, recomendar a los Estados avanzar en el derecho de las víctimas a la justicia como de adoptar una serie de otras medidas de reparación, medidas de memoria histórica y de no repetición.
Con este informe, las organizaciones que lo presentan esperan contribuir un granito de arena al proceso histórico que lidera la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición en Colombia.

Entrenamiento militar y policial de los Estados Unidos a Colombia A lo largo del conflicto armado en Colombia, los Estados Unidos han jugado un papel clave en influenciar y formar a las Fuerzas Armadas y Policia Nacional de Colombia a través del entrenamiento militar, impartiendo la doctrina de los EUA a militares colombianos, enseñando tácticas de contrainsurgencia, inteligencia y contrainteligencia, y, por un tiempo, métodos de tortura.

Cuando se habla de entrenamiento militar de los 6 EUA en realidad se refiere a entrenamiento de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, ya que, como se detalla a continuación, las fuerzas militares de los EUA regularmente entrenan no sólo a elementos militares de Colombia sino también a elementos de la Policía Nacional.

Además del papel importante que ha desempeñado el entrenamiento militar de los EUA en formar la doctrina de las Fuerzas de Seguridad de Colombia, también ha sido clave para empoderar a violadores de derechos humanos y fortalecer a las instituciones de las Fuerzas Armadas mientras violan derechos humanos.

El entrenamiento de los EUA a militares y policías colombianos ha sido tan eficaz que en años más recientes, los colombianos se han convertido en los entrenadores preferidos de los EUA para instruir a otros países, particularmente de Centroamérica, a veces pagados por los EUA.

La falta de transparencia sobre varios aspectos del entrenamiento militar y policial por parte de los EUA hace difícil identificar el impacto global de este entrenamiento; sin embargo, la información pública disponible es suficiente para hacer recomendaciones concretas sobre algunos aspectos.

Entre otras, la recomendación de alcanzar mayores niveles de transparencia para llegar a la verdad y asegurar la justicia y la no-repetición.

A. Datos generales del entrenamiento militar y policial de los EUA a Colombia Según Renán Vega3 el entrenamiento militar y policial por parte de los Estados Unidos se puede datar al menos desde la década de 1940 hasta la actualidad.

En la década de los 40, las misiones naval y aérea de Estados Unidos desplazaron a los británicos y alemanes y se iniciaron las frecuentes visitas de delegaciones colombianas a bases de ese país, para participar en cursos militares, donde los oficiales se familiarizaron con las técnicas militares y organización bélica estadounidense.

En la década de los 50, Colombia fue un antecedente de la contrainsurgencia, que en ese momento se reducía a la lucha antiguerrillera. Es este el primer país del continente latinoamericano donde se fundó una escuela especializada en antiguerrilla (La Escuela de Lanceros), por parte de militares colombianos que habían sido adiestrados en los Estados Unidos y hacían parte del Batallón Colombia que combatió en Corea. También en este momento oficiales colombianos comenzaron a asistir a los cursos impartidos en la Escuela de las Américas.

En octubre de 1959, un Equipo Especial de la CIA, de carácter secreto, vino de misión a Colombia. Visitaron 100 cuarteles militares en todo el país y tuvieron acceso irrestricto a los archivos de seguridad.

Durante la década de los 60, inclusive antes de la conformación de las primeros grupos guerrilleros (1964), el ejército estadounidense supervisó la expansión de la contrainsurgencia, y envió más misiones y ‘equipos de entrenamiento militar a Colombia que a cualquier otro país de América Latina.’

El Presidente John F. Kennedy creó El Grupo Especial dedicado a la contrainsurgencia, cuyo principal objetivo fue sofocar la insurgencia subversiva en los países y regiones de su “específica competencia”. En la primera reunión del Grupo Especial se incluyeron tres países: Laos, Tailandia y Vietnam del Sur; y en la segunda sesión se incorporaron Bolivia, Venezuela y Colombia.
“Consideramos que [...] debe realizarse un esfuerzo concertado por todo el Equipo del País [Colombia] a fin de seleccionar personal civil y militar con miras a un entrenamiento clandestino en operaciones de resistencia y, en la medida en que sea necesario, ejecutar actividades paramilitares, de sabotaje y/o terroristas, contra partidarios del comunismo conocidos. Los Estados Unidos deben apoyar esto’’.

Es en este mandato que en 1962 la misión en Colombia, dirigida por el General William Yarborough, instruyó al ejército de Colombia sobre la conformación de grupos mixtos de civiles y militares8. El entrenamiento militar y policial por parte de los Estados Unidos durante el conflicto armado interno en Colombia ha ocurrido en diversos lugares, maneras, y etapas, tanto en Colombia como en los EUA.

Durante los años 70 y 80, los EUA continuó y expandió su entrenamiento militar a Colombia, siguiendo la lógica de la doctrina de seguridad nacional contrainsurgente. Pero sin duda es a finales de los años 90 con el Plan Colombia que EUA aumenta su presencia (entrenamiento, asesores, tecnología) y se involucra directamente en la confrontación armada.

El investigador John Lindsay-Poland en su libro Plan Colombia: Atrocidades, aliados de Estados Unidos y activismo comunitario encontró que: Entre 2000 y 2010, Estados Unidos financió el entrenamiento militar de 77.276 colombianos… La mayoría de los oficiales del ejército colombiano, especialmente aquellos que subieron de rango, recibieron al menos alguna modalidad de entrenamiento militar estadounidense.

En muchos casos, según un exoficial del ejército, que estuvo a cargo de recursos humanos, el entrenamiento en Estados Unidos fue más una recompensa por la conducta pasada que una preparación para futuros roles militares, pero el rango del entrenamiento proporcionado fue enorme. La mayor parte del entrenamiento se realizó en Colombia, que era mucho más barato que traer soldados a Estados Unidos, incluyendo los entrenamientos a grandes grupos de infantería impartidos por oficiales de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos.

Los cursos de nivel superior, especializados y técnicos, se impartían normalmente en los Estados Unidos… El entrenamiento se realizó en más de sesenta sitios en los Estados Unidos y en docenas más en Colombia.

Cada año el Departamento de Defensa y el Departamento de Estado de los EUA publican un informe de entrenamiento militar extranjero con datos sobre el entrenamiento militar de los EUA en todo el mundo. Los datos publicados incluyen cuántas personas recibieron entrenamiento en cuáles cursos y sitios, además del costo, fechas y unidad o institución del entrenador y del estudiante.

Estos informes proporcionan información importante, pero tienen limitaciones significativas, ya que no incluyen los nombres de las personas entrenadas ni los instructores, y muchas veces no incluyen todos los detalles de las unidades. Sin embargo, arrojan luz sobre el alcance del entrenamiento militar de los EUA a las Fuerzas Armadas y Policía Nacional de Colombia.
Según los datos de estos informes, entre 1999 y 2018, los EUA entrenó a más de 110,000 efectivos de Colombia.

B. Escuela de las Américas (SOA) e Instituto de Cooperación para la Seguridad del Hemisferio Occidental (WHINSEC) La Escuela de las Américas (SOA) del Ejército de los Estados Unidos, fue fundada en 1946 en Panamá y trasladada a Fort Benning, Georgia, EUA, en 1984. En 2001, después de años de protesta y atención mediática a las violaciones de derechos humanos cometidos por los graduados de la escuela, ésta fue cerrada y reabrió bajo el nombre del Instituto de Cooperación para la Seguridad del Hemisferio Occidental (WHINSEC), siempre ubicado en Fort Benning, Georgia.

Sigue siendo un instituto del Departamento de Defensa de los EUA que entrena principalmente a militares y policías de América Latina y el Caribe. Muchos de los violadores de derechos humanos más notorios de las Américas fueron entrenados en la Escuela de las Américas11 , y, como se detallará más adelante en este informe, por un tiempo se utilizó manuales que enseñaron tácticas de tortura y violaciones de derechos humanos.

LEER INFORME COMPLETO.

NOTA RELACIONADA:

 

 

 

 

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA KAVILANDO 11 2B

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas