EEUU obstaculiza el trabajo para la Comisión de Verdad de Colombia

Linea Conflicto Social y Paz

Por Sally Morales

EEUU impidió viaje a periodista que denunciaría a la policía política secreta de Colombia ante la Comisión de Verdad.

 

 

eeuu cv col

“Estados Unidos no quiere que Usted viaje con nosotros” [1-2].

LA SOBERBIA Y LA ARBITRARIAD QUE CARACTERIZA la política del Gobierno de EEUU, primero rechazó otorgar una visa en tránsito por tres horas en Miami, después presionó a la empresa española Iberia para que el reportero SUECO en Latinoamérica, DICK EMANUELSSON, no pudiera viajar desde San Salvador-Madrid hacia Estocolmo.

El motivo por su viaje era brindar su testimonio ante la Comisión de Verdad en Colombia, como uno de los periodistas víctimas de la policía política secreta de ese país conocida como el DAS-G3.

Emanuelsson ofrecería su testimonio en un acto público en Estocolmo ante Carlos Martín Berinstain, que es el Comisionado Especial de la Comisión de Verdad de Colombia que en el exterior recibe los testimonios de las víctimas del terrorismo de Estado Colombiano. Hablamos con el reportero sueco.

eeuu cv col1

Las autoridades estadounidenses rechazaron la solicitud de visa para el reportero sueco, aunque solamente iba a pasar tres horas de tránsito en Miami para trasbordo de avión.

“Ese es el mensaje (arriba) enviado de Homeland Security en donde me informa que no estoy autorizado para viajar a los Estados Unidos bajo el programa Visa Waiver, es decir una visa de los habitantes de los países Schengen”, comenta Emanuelsson.

Al mismo tiempo en Barcelona, la agencia de viaje que había sido contratada para la compra del boleto del viaje, informó al comprador, el Instituto Catalán Internacional por la Paz (en catalán, Institut Català Internacional per la Pau, ICIP, un organismo del parlamento catalán) que el pasaje que había comprado ICIP había sido “cancelado sin explicación”.

Emanuelsson manifestó que cuando recibió esa información le dio risa y que no le sorprendió porque ya presentía el rechazo de EEUU de permitirle volar a Suecia y hacer un transborde en Miami de tres horas para lo cual necesitaba la visa.

Dice que los anfitriones en Suecia, dirigidos por el Fondo Sueco de DDHH y la Asociación Jaime Pardo Leal (AJPL), quedaron consternados. ICIP, que tiene relaciones con el Fondo sueco había financiado el boleto para el vuelo, pero la vía de tránsito por EEUU quedó denegado.

* ¿Qué pasó después?

“Los yanquis no solamente me negaron el ingreso por Miami, sino que presionaron a los funcionarios de la línea aérea española Iberia de impedirme volar desde El Salvador hacia Madrid y luego a Estocolmo. Lo que pasa es que ICIP, ante la negativa de viajar por Miami y con la empresa American Airlines, la más barata, compró un pasaje de Iberia con la ruta Tegucigalpa-San Salvador-Madrid-Estocolmo. Pero Homeland Security quería impedirme también ese vuelo”.

eeuu cv col2

EEUU presionó a Iberia

Detalló que se quedó una noche en San Salvador y en la mañana del 9 de octubre (2020) tenía el vuelo programado a las 10.35 horas. Agregó, que faltando 50 minutos antes de abordar le llamaron por los parlantes y uno de los representantes de Iberia le preguntó si su pasaporte se lo habían robado alguna vez.

Dice que se quedó un poco sorprendido por la pregunta y le contestó “que no”, a la vez que le preguntó al funcionario porque le hacía esa pregunta y que lo vio un poco inquieto y nervioso al decirle a Emanuelsson:

“Puede ser que hayan clonado su pasaporte. Estados Unidos no quiere que Usted viaje con nosotros”.

“Pero ¿Iberia no es una empresa española independiente? ¿O será que pasamos por encima del territorio estadounidense? le pregunté”.

“No, no pasamos por encima de EEUU y sí, Iberia es española”, respondió y nuevamente se fue a consultar con gente en Madrid. Regresó cuando faltaban 25 minutos, siempre con el celular en la mano, conectado con la capital española y me preguntó”:

¿“Quien pagó el pasaje y cuál es su profesión”?

Emanuelsson explicó:

“El ICIP, Instituto Catalán Internacional por la Paz, pagó el pasaje. Voy para Estocolmo para dar mi testimonio ante la Comisión de Verdad de Colombia, como uno de los seis periodistas que fuimos víctimas de persecución en Colombia por parte del Estado y por la Policía Política Secreta, DAS-G3”.

Y se fue el representante de Iberia para consultar con Madrid. Mientras tanto los pasajeros ya estaban a bordo en el avión que los llevaría a Madrid.

Emanuelsson:

“Regresó el representante de Iberia y me pidió mi recibo (“tag”) de la maleta”.

“¿Ya me devuelven para Tegucigalpa? le pregunté un poco resignado.

“No, ¡Usted viajará con nosotros”! concluyó el representante de Iberia.

Y así fue. Cuenta Emanuelsson que en ese momento le hizo recordar las palabras del presidente Hugo Chávez cuando el 11 de septiembre del año 2008, en un acto de presentación y apoyo a las candidatas y los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) a la Gobernación y Alcaldías del estado Carabobo, en unos momentos cuando el Gobierno Bolivariano otorgaba un plazo de 72 horas al entonces embajador gringo en Venezuela, Patrick Duddy, para que abandonara Venezuela;

“¡Váyanse al carajo, yanquis de mierda!”

eeuu cv col3

“Ellos actúan como si fueran una dictadura mundial”, es la conclusión de Emanuelsson.

ASEGURA QUE CADA DÍA EEUU exigen más control sobre los movimientos de pueblos y naciones en el mundo. En el caso de vuelos, todas las reservas de boletos que se hacen hoy en el mundo pasan por dos organismos que son SITATEX y Amadeus. Ellos reportan directamente a EEUU en las ciudades de Atlanta y Virginia y sus respectivos organismos de inteligencia militar y de seguridad estadounidense.

“Me comentó una persona con conocimientos de las operaciones de EEUU en este tema, que hay dos tipos de pasajeros que son rechazados por Homeland Security; los que son caracterizados por EEUU como terroristas o personas como tú, que has hecho reportajes desnudando los crímenes de EEUU en Colombia, Honduras y algunos otros países latinoamericanos. No te pueden detener, porque si fuera así te habrían extraditado desde Honduras. Pero no tienen absolutamente nada en contra de ti, aunque complican tus movimientos cuando vas a volar porque tus trabajos les caen mal”.

En su relato, el periodista sueco aseguró que su gran preocupación cuando llegó a Suecia, era si tuviera el mismo problema en su regreso a Honduras, que tenía para el 12 de noviembre. Expresó que discutió ese tema con la cancillería sueca en Estocolmo con el vice jefe de la sección americana, Pontus Rosenberg.

Agregó que también hizo contacto con su sindicato, la Federación Sindical de Periodistas de Suecia, SJF (Svenska Journalistförbundet), afiliada a la Federación Internacional de Periodistas con sede en Ginebra;

“¿Qué haría yo si EEUU me impidiera regresar por la misma ruta”?, se preguntó Emanuelsson.

Explicó que el sindicato de periodistas hizo, a través de su abogada Tove Carlén, una fuerte declaración a la cancillería sueca, expresando la preocupación, tanto por las maniobras de EEUU hacía su persona como su situación y de su fotógrafa y esposa, Miriam Huezo en Honduras, país en donde han sido hostigados y señalados desde el golpe de Estado Militar en junio 2009:

“En la Federación de Periodistas Suecos tomamos muy en serio lo que pasó. Me pregunto si habría algo en lo que el Ministerio de Relaciones Exteriores (de Suecia) pudiera ayudar en este asunto. Dick Emanuelsson viajará de regreso a Honduras por la misma ruta el 12 de noviembre y nos preocupa que Estados Unidos intente impedir que vuelva a viajar”, fue un renglón de la carta enviada a la cancillería sueca del sindicato.

“El Fondo Sueco de DDHH también entendió la gravedad de la actuación arbitraria de EEUU y a finalmente compró un nuevo pasaje, esta vez por Panamá, mucho más al sur que El Salvador. Y así logré regresar a Honduras donde aterricé el 14 de noviembre (2020)”, cuenta Emanuelsson.

Regresando a la casa después de haber sido retenidos y llevados a un sótano para ser interrogados por cinco agentes en el transbordo a Tegucigalpa en el aeropuerto internacional Juan Santamaría de San José de Costa Rica en julio 2012. Dick y Miriam regresaron desde Caracas donde cubrieron la conferencia del Foro Sao Paulo.

No es la primera vez que EEUU han impedido a periodistas para volar por espacio aéreo de EEUU, aunque ni siquiera han hecho tránsito en su territorio.

“¿Por qué somos objetos de interrogatorios por la policía civil y política cuando hacemos transbordo en aeropuertos como San José de Costa Rica o el mismo San Salvador?”, enfatizó.

El 25 de abril 2017 cuando viajó con su esposa a Colombia por primera vez en once años, dijo que los recibieron tres policías civiles en el tránsito del aeropuerto de San Salvador:

“A mí me llevaron para un interrogatorio con su jefe. Me decían que `sabemos todo de sus trabajos y viajes´. Me preguntaron sobre si habíamos `estado en Venezuela últimamente´ y al final me preguntaron si quería `comenzar a trabajar con nosotros´, es decir como agente vestido de periodista. Les expliqué que no estábamos en venta. Demoraron cinco días nuestras maletas para que llegaran a Bogotá”.

Bertha Oliva, coordinadora de COFADEH, Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, con 40 años de experiencia de cómo trabajan los organismos de seguridad y de inteligencia de EEUU en Centroamérica, sacó su conclusión sin vacilar cuando Emanuelsson le contó que había pasado en el tránsito en el aeropuerto de San Salvador:

“No eran policías al servicio del estado salvadoreño, (durante el gobierno del FMLN) sino agentes secretos de la CIA que hacían trabajo adicional”.

eeuu cv col4

Los diplomáticos estadounidenses en Honduras, Stephen Posivak y la embajadora Lisa Kubiske en un evento en Tegucigalpa. Posivak negó ante Emanuelsson que los agentes de la DEA habrían masacrado, entre ellos dos mujeres embarazadas en el quinto y sexto mes, a los indígenas miskitos a final del mes de mayo. Dos semanas que fue publicado el reportaje de los Emanuelsson fue revocado la visa ESTA de Emanuelsson.

LOS REPORTAJES DEL REPORTERO SUECO, tanto en Colombia como en Honduras han obedecido el ABC de periodismo, que significa tener una posición de cuestionar al poder, tanto local como continental. Obviamente esa posición no le cae bien al estado que considera América Latina como su “patio trasero”.

A finales de mayo de 2012, agentes de la DEA en un helicóptero Black&Hawk y dos en una lancha en el Rio Patuca, en la región de Mosquítia, departamento de Gracias a Dios, Honduras (vecino con Nicaragua en la costa atlántica) abrieron fuego contra una lancha de pasajeros. A bordo de esa Taxi-lancha viajaban 19 pasajeros, entre ellos dos mujeres embarazadas que iban a hacer un chequeo médico en el pueblo. Pero terminaron masacradas por los agentes de la DEA, juntos con dos muchachos de 14 y 20 años respectivamente . Otros tres pasajeros fueron heridos por las balas de la ametralladora del helicóptero y las metralletas de la lancha de la DEA, en el río.

Emanuelsson conversó con un contacto de la Unidad Antinarcótico de la fiscalía hondureña que explicó que los agentes de los Comandos Cobras de la Policía de Honduras NO tienen derecho de abrir fuego desde los helicópteros de la DEA, solo los agentes gringos pueden hacerlo. Recién cuando el helicóptero aterriza en tierra firme y las puertas se abren, los “Cobras” pueden abrir fuego.

Emanuelsson:

“Con esa información llamé a la embajada Estadounidense en Tegucigalpa y hablé con el encargado del tema, Stephen Posivak que volteó la responsabilidad de los agentes de la DEA a los policías hondureños como responsables de la masacre de los indígenas miskitos ese día de mayo 2012. Le pregunté sobre la cámara infrarroja que cada nave de Black&Hawk posee, pero no quiso dar muchas declaraciones, apenas decir que los agentes estadounidenses no tenían nada que ver con la masacre”.

Dos semanas después de la publicación del reportaje y la entrevista con el diplomático Posivak, Homeland Security le revocó la visa ESTA que Emanuelsson tenía por dos años. La había recibido en el mes de febrero 2012 cuando viajó a Suecia porque su hermana estaba muriendo, enferma de cáncer. Voló en tránsito por Miami por ser lo más cercano y más barato desde Tegucigalpa, Honduras.

Asegura que la DEA siempre negaba la responsabilidad de la masacre. Pero todos los testigos decían lo contrario; que los agentes de la DEA habían abierto fuego con ametralladoras desde su helicóptero y de la otra lancha en el río.

En 2017, cinco años después del reportaje de Emanuelsson, en un informe del congreso de EEUU y el Departamento de Justicia, fue aclarado todo por los inspectores del gobierno estadounidense, al reconocer que sí, los agentes de la DEA eran los autores de la masacre en Mosquítia. Y revelaron el video de la cámara con infrarrojo del helicóptero.

El video de la masacre publicado por The New York Times:

https://youtu.be/AteB34sV6VY

“El diplomático Stephen Posivak de la embajada de EEUU en Tegucigalpa mintió flagrantemente, pero como son gringos jamás reconocen ni pagan por sus crímenes de lesa humanidad. A diferencia de un reportero que solo investiga y publica los elementos y es perseguido y “sancionado” por las autoridades estadounidenses.

[1] Los países Schengen
https://es.wikipedia.org/wiki/Espacio_Schengen

[2] Visa ESTA
https://es.wikipedia.org/wiki/Espacio_Schengen#Países_integrantes

MAÑANA: Testimonio ante la Comisión de Verdad [2-2]:
El espionaje de la embajada de Colombia en Suecia y del DAS-G3 en Colombia

eeuu cv col5

NOTA RELACIONADA:

 

 

 

 

 

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portkav12.1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas