El Concepto de Poder Popular en Lenin y Trotski

Linea Conflicto Social y Paz

Mucho se habla y se debate del poder popular en los diferentes momentos de la lucha, tanto en el auge de la confrontación de clase, como en los períodos de dispersión. Debate por cierto acotado en la actualidad a un círculo aún pequeño en Chile, sin embargo, lo preocupante de esta situación es que se desconoce por parte de muchos compañeros y agrupaciones el concepto histórico de poder popular. Es más, se asume la ficticia vía de construcción de poder popular (previa a la destrucción del estado burgués) como programa, como táctica de una edificación política, como si dicha construcción fuera producto de la propia voluntad, como si bastara la simple decisión de unos cuantos para instalar el poder dual; sin lugar a dudas como diría Lenin, se confunde el análisis científico de una situación concreta con la agitación política.

Este desconocimiento o posición consciente deriva por lo general a deformaciones reformistas, por ejemplo, que no es necesario en la actualidad una estrategia que contemple la toma del poder, sino que "el poder se construye" y que en un proceso "natural" el crecimiento de este nuevo poder irá copando los espacios de la sociedad.

Se asume que toda construcción social es ya embrionariamente el poder dual, confundiendo de esta manera lo que es una correlación de fuerzas para la transformación social, con lo que es el poder popular en concreto. Incluso en algunos aparece la noción que la construcción popular debe estar desprovista de confrontación, caminando por un canal paralelo y aséptico, y que está siempre afuera, en la marginalidad del sistema, y que no se mancha nunca con el poder del Estado burgués, desconociendo de esta manera los elementos básicos de la dialéctica marxista.

Para indagar sobre el concepto de poder popular analizaremos dos líneas teóricas que se han confrontado históricamente, es decir la de Lenin y la de Trotski, sin pretender por cierto agotar el tema, sino con el mero propósito de ir acercándose a estos conceptos desde el punto de vista más científico.

Similitud entre Trotski y Lenin

"El doble poder se manifiesta en la existencia de dos gobiernos: uno es el gobierno principal, el verdadero, el real gobierno de la burguesía: el gobierno provisional de Lvov y Cía., que tiene en sus manos todos los resortes del poder; el otro es un gobierno suplementario y paralelo, de "control", encarnado por los Soviet de diputados obreros y soldados de Petrogrado, que no tiene en sus manos ningún resorte del poder, pero que descansa directamente en el apoyo de la mayoría indiscutible y absoluta del pueblo, en los obreros y soldados armados" (Lenin, Las tareas del proletariado en nuestra revolución tomo XXIV)

"La preparación histórica de la revolución conduce, en el período prerrevolucionario, a una situación en la cual la clase llamada a implementar un nuevo sistema social, si bien no es aún dueña del país, reúne de hecho en sus manos una parte considerable del poder del Estado, mientras que el aparato oficial de este último sigue aún en manos de sus antiguos detentadores. De aquí arranca la dualidad de poderes de toda revolución" (Trotski, Historia de la revolución Rusa):

  • Ambos consideran la dualidad de poderes como un fenómeno transitorio, aunque como veremos más adelante difieren en el carácter obligatorio.
  • Coinciden en el paralelismo y la coexistencia por un momento de ambos poderes.
  • El poder dual es un hecho de facto y no un hecho legal, el poder del proletariado es una acción revolucionaria.
  • La temporalidad es inevitable en la dualidad de poder, en tanto fenómeno anómalo, ya que la unidad es el comportamiento "natural" del Estado.
  • No es un poder dividido, sino que se trata de dos poderes en pugna, cada poder está ocupado por una clase organizada.

Las diferencias

Trotski no ve la dualidad de poderes en un tiempo y lugar histórico determinado, ni tampoco lo relaciona a un tipo específico de revolución. Lo ve como un fenómeno característico de toda crisis social y no propio de la revolución rusa de 1917, habla de la "dualidad de poderes de toda revolución"(La historia de la revolución Rusa, Trotski). La dualidad de poderes sería según Trotski "un episodio característico de la lucha entre dos régimen" (La historia de la revolución Rusa, Trotski). Por tanto, ve dualidad de poderes en las revoluciones burguesas de Francia e Inglaterra, es decir, entre el poder feudal y el poder burgués, en Francia entre la asamblea constituyente (órgano de la Burguesía) y la monarquía, en Inglaterra, entre el parlamento y el rey.

Para Trotski la dualidad de poderes sería una ley social, planteando las cosas como si ningún proceso revolucionario pudiera suceder al margen de la existencia de alguna forma de dualidad de poderes.

En cambio para Lenin, será la teoría de la excepcionalidad del poder dual, se descarta absolutamente esa transtemporalidad, no sólo no habría existido nunca una situación similar en la historia, sino incluso "nadie pensó previamente, ni podía pensar en un doble poder" (El doble poder tomo XXIV). Lenin define la dualidad de poderes como una anomalía o enfermedad que se presenta en el seno del poder del Estado Ruso. La dualidad de poderes son dos tipos de estados que se desarrollan de un modo simultáneo en el interior de los mismos elementos esenciales, lo que debía ocurrir sucesivamente ocurre sin embargo de manera paralela, de un modo anormal, su solo unidad es una contradicción o incompatibilidad. La dualidad de poderes es, por tanto, un desarrollo esencialmente antagónico. Se trata de una "peculiaridad esencial de nuestra revolución"; el "entrecruzamiento de dos dictaduras" consistiría la sorpresa de la revolución rusa. (Lenin, Las tareas del proletariado en nuestra revolución).

La cercanía en el tiempo, la contemporaneidad, el paralelismo entre la revolución democrático burguesa y la revolución socialista es lo característico de la revolución Rusa. Es decir "la dominación de la burguesía podía y debía ser seguida por la dominación del proletariado y el campesinado por su dictadura, En la vida real, sin embargo, las cosas ya sucedieron de un modo diferente; se produjo un entrelazamiento de lo uno con lo otro en extremo original, nuevo, sin precedentes" (Lenin, Cartas sobre táctica, tomo XXIV). Sin embargo "Tal entrelazamiento no puede durar mucho. En un mismo Estado no pueden existir dos poderes. Uno de ellos está destinado a desaparecer."(Lenin, Las tareas del proletariado en nuestra Revolución).

En resumen, todo lo anterior tendría su explicación producto de que en Rusia en un mismo momento y lugar irrumpieron una serie de contradicciones:

  1. Carácter tardío de la revolución burguesa en Rusia, el proletariado tempranamente no se alieno por la pobreza de logros de la burguesía.
  2. En un mismo momento se encontraron el mejor y más avanzado proletariado de Europa y la más rezagada de las burguesías.
  3. La contemporaneidad de la revolución burguesa y socialista
  4. Entrelazamiento de dos dictaduras.

Estas características según Lenin serían específicas y exclusivas de la realidad rusa, la dualidad de poder entonces sería un fenómeno difícilmente repetible en otra realidad del planeta.

A modo de conclusión

O sea, la noción que más ha imperado en el campo de la izquierda es la trotskista, que en su expresión más exacerbada (por tanto, alejada incluso de la raíz de Trotski) cae irremediablemente en el voluntarismo, en el movimientismo, y basismo. Aparece el poder popular como un capricho individualista y no como expresión de las contradicciones de la lucha específica y concreta, que pone a la organización revolucionaria y a la clase trabajadora ante la problemática de la dualidad del poder. Bajo este enfoque el poder popular se expresa como una tarea que hay que poner en marcha bajo cualquier circunstancia, realidad o momento histórico. En cambio el concepto leninista de poder popular, se define a este fenómeno como excepcional de la revolución Rusa. (estamos hablando por supuesto de una realidad que ocurre ante de la toma del poder, ya que después de la toma del poder por las fuerzas revolucionarias y la clase trabajadora la construcción de la sociedad socialista se basa y se fundamenta en el poder popular como forma y tipo de Estado). Entonces, si es una excepción producto de las particulares contradicciones de una época, la tarea de las fuerzas populares no es la de tratar de construir un antojadizo poder popular, sino de levantar una correlación de fuerza capaz de derrotar a la burguesía y arrancarla del poder, como condición básica para la construcción de un

 

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA Kav V10 Jul 18

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas