El Cabildo Indígena de Jambaló y la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca –ACIN Denuncian ante la comunidad nacional e internacional

Observatorio K.

Rechazamos el brutal asesinato del comunero indígena de Jambaló, Milciades Trochez Conda. No es la primera vez que nuestros territorios ancestrales son blanco de brutales ataques por parte de los actores armados que operan en la región, como también no es la primera vez que tenemos que recoger a nuestros muertos y llorarlos. Esta ha sido la trágica historia que día a día se repite sin parar por culpa de una guerra que no es nuestra, pero que continua victimizando nuestra tierra, nuestra gente y nuestro pensamiento. Es lo que no entienden los señores de la guerra, es lo que no entiende el gobierno nacional  y es lo que no entienden los que se lucran de este jugoso negocio.

HECHOS
Mientras se dirigía de su resguardo a la ciudad de Santander de Quilichao, en compañía de otro comunero, a las 11:20 de la mañana, fue acribillado de manera vil y cobarde el compañero Milciades Trochez Conda de 39 años de edad, miembro activo de la Guardia Indígena.
Estas dos personas se dirigían en el vehículo marca Toyota modelo 82 de color rojo, de placas OWC 246, de propiedad de la víctima, cuando en inmediaciones del corregimiento El Palo (municipio de Caloto), al frente de la institución educativa del mismo nombre y a menos de 7 kilómetros de la base militar ubicada en la vía central que de Caloto conduce a Corinto, se produjo este lamentable hecho.
Según versiones de testigos presenciales, unos sujetos que se movilizaban en dos motocicletas, se acercaron por el lado del conductor y sin mediar palabra y sin pedirle que detuviera el vehículo le propinaron los primeros tiros, dicen los testigos que estos se escucharon como en una especie de  estruendo ya que al parecer fue una ráfaga, cuando el compañero Milciades malherido intenta salir del vehículo, cae en el suelo boca abajo y ahí es rematado con evidente sevicia. En total le fueron propinados 10 tiros de los cuales 8 tiros le impactan la cabeza y 2 en la espalda.
En el momento del levantamiento del cadáver no se encontraron los documentos personales de la víctima, ni los documentos del vehículo y del radio de comunicación de dotación de la Guardia Indígena que el señor Milciades portaba en el momento, solo se encontró la batería.
Es de mencionar también que mientras se realizaba el levantamiento del cuerpo sin vida de nuestro compañero, los actores armados hicieron explotar varios artefactos explosivos en el área de la cominera Corinto.
ANTECEDENTES
El señor Milciades Trochez Conda, de 39 años de edad, vivía en la vereda Loma Gruesa en la parte baja de Jambaló, era el padre de 7 hijos y esposo de la señora Rosalba Ipia quien en la actualidad es Nej wesx (Autoridad Tradicional) del Resguardo de Jambaló.
Milciades quien en la actualidad se desempeñaba como líder de su vereda, hacia parte de la estructura local y zonal de la Guardia Indígena y era miembro activo de la comisión política del Cabildo Indígena de Jambaló. Desde hace varios años Milciades venia asumiendo un liderazgo político.

En el año 2001 las milicias de la guerrilla de las FARC llegaron por el señor Milciades y gracias a la reacción oportuna de las comunidades se logro rescatarlo con vida, desde ese entonces venía recibiendo amenazas contra su vida de manera permanente por parte de este grupo armado.

Según la comunidad de la vereda Loma Gruesa, en las horas de la noche del día 11 de enero (noche anterior del homicidio), muy cerca a la vivienda de Milciades y su familia se escucharon varios disparos y mucho movimiento de personas extrañas.

El Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC y La Asociación de cabildos Indígenas del norte del Cauca ACIN rechazan de manera categórica este hecho y consideran de suma gravedad que el Estado Colombiano aun no haya adoptado las medidas necesarias para proteger la vida y la integridad de las comunidades indígenas del norte del Cauca, teniendo en cuenta las medidas cautelares vigentes otorgadas por la CIDH y la situación de amenazas y hostigamiento que sufren los habitantes de estos resguardos.

Por ello denunciamos ante los organismos defensores de Derechos Humanos del Estado y de la comunidad internacional este nuevo hecho de violencia en contra de nuestra comunidad. Exigimos que de forma inmediata se adopten todas las medidas necesarias a fin de garantizar el derecho a la vida, la integridad y la seguridad de los comuneros y comuneras indígenas del Cauca.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portrevKav 13n1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas