Pautas euroasiáticas para un proyecto “sino-venezolano-colombiano”: oleoducto faja del orinoco – pacífico.

Linea Territorio y despojo

Por: Laszlo Palotas Kelen, Óscar Vanegas Angarita

Este artículo se vale de analogías euroasiáticas para dilucidar diferentes aspectos económico-políticos del oleoducto desde la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO) hasta el Pacífico, proyectado entre las petroleras nacionales de Venezuela y Colombia: Petróleos de Venezuela (PDVSA) y ECOPETROL.

 

 

   

oleoducto pacifico tapir

RESUMEN

Este artículo utiliza experiencias con óleo-gasoductos euroasiáticos para analizar aspectos económico-políticos del proyecto de oleoducto desde la Faja del Orinoco hasta el Pacífico. Tales comparaciones permiten: (a) ver al oleoducto colombo-venezolano como parte de un gran proyecto sino-venezolano verticalmente integrado; (b) buscar una estructura corporativa conveniente para realizar el oleoducto; (c) esbozar escenarios favorables al proyecto, como una ordenada convivencia sino-estadounidense; (d) presentar la gestión conjunta del oleoducto como peldaño hacia un Tratado Energético Suramericano y una adecuada articulación comercial de Colombia con China.

 

Introducción

Este artículo se vale de analogías euroasiáticas para dilucidar diferentes aspectos económico-políticos del oleoducto desde la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO) hasta el Pacífico, proyectado entre las petroleras nacionales de Venezuela y Colombia: Petróleos de Venezuela (PDVSA) y ECOPETROL.

Se utilizan cinco experiencias euroasiáticas para trazar paralelos y marcar diferencias respecto al proyecto del oleoducto FPO-Pacífico: (1) gasoductos entre la Unión Soviética (URSS) y Europa Occidental; (2) Consorcio del Oleoducto del Caspio (Kazajistán-Rusia/Mar Negro); (3) propuestas para una administración tripartita (ruso-ucraniano-europea) de la red trans-ucraniana de gasoductos; (4) gasoducto Corriente Norte (Rusia-Alemania por Mar Báltico); (5) proyecto de gasoducto Corriente Sur (Rusia-Mar Negro-Unión Europea dos rutas).

Estas comparaciones permiten: (a) ver al proyecto de oleoducto colombovenezolano como parte de un gran proyecto sino-venezolano verticalmente integrado; (b) buscar una estructura corporativa conveniente para el oleoducto; (c) esbozar escenarios favorables al proyecto, como sería una ordenada convivencia sino-estadounidense; (d) presentar la gestión conjunta del oleoducto como escalón hacia un Tratado Energético Suramericano y una adecuada articulación comercial de Colombia con China y Venezuela.

La comparación de gasoductos con el oleoducto FPO-Pacífico se justifica por las similitudes en la economía del crudo pesado y del gas de gasoducto (mercados restringidos, interdependencia de productores y consumidores). Además, se escogieron oleo-gasoductos que conectan diferentes regímenes (petroleros/ económicos/sociales) o unen a diferentes socios (Estados, petroleras públicas/ privadas, orientales/occidentales) .

Varios argumentos se ilustran con evaluaciones de seis participantes de un taller realizado en la UNAB, quienes asignaron probabilidades (alta, media, baja) a una serie de escenarios favorables a los proyectos petroleros colombo-venezolanos.

El artículo recoge también algunas tesis del Ministro de Minas y Energía Mauricio Cárdenas, formuladas en una Mesa redonda del Instituto de las Américas (Cárdenas 2012). Tal análisis cumple un objetivo específico de la investigación “Proyectos colombo-venezolanos de hidrocarburos: seguridad energética colombiana, contexto político-económico internacional” de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB).

Oleoducto FPO-Pacífico:

Proyecto sino-venezolano-colombiano verticalmente integrado Analogía: paquete en torno al gasoducto báltico Corriente Norte A mediano plazo, PDVSA y ECOPETROL proyectan un oleoducto FPO-Pacífico. PDVSA, interesada en exportar a menor costo a China, ofreció a la petrolera colombiana oportunidades de extracción en Venezuela para ganarla al proyecto.

Así mismo, el monopolio ruso GAZPROM había invitado a las compañías alemanas, asociadas con él, para la construcción del gasoducto báltico Corriente Norte, a participar en extracción de gas en Siberia Occidental.7 Sin embargo, GAZPROM también intentó extender el paquete al downstream europeo: en reciprocidad por el acceso al campo Yuzhno-Russkoye, la compañía rusa pidió a sus socias-compradoras, BASF-Wintershall y E. ON-Ruhrgas, participaciones en sus subsidiarias de transporte-distribución en Europa. De manera que GAZPROM diseñó un proyecto verticalmente integrado en torno a Corriente Norte (Westphal 2009).

Este diseño nos ayuda ver que el oleoducto FPO-Pacífico, con sus proyectos conexos PDVSA-ECOPETROL, se inserta en una asociación estratégica entre PDVSA y la mayor petrolera china, CNPC, que se extiende desde la producción conjunta en Venezuela hasta la refinación conjunta en China.

Así se perfila también un gran proyecto verticalmente integrado, que incluye petroleras estatales de China, Venezuela y Colombia. El interés tanto de PDVSA como de CNPC por un oleoducto FPO-Pacífico es comprensible, pues tal tubería permitiría reducir a la mitad el tiempo de navegación de los super-tanqueros VLCC hasta China.

Actualmente, estos VLCC (que no caben en las esclusas del Canal de Panamá) se dirigen, desde los puertos caribeños de PDVSA y ECOPETROL, hacia el sur del Atlántico, cruzan ahí al este para rodear África, remontan al nordeste por el Índico, y pasan al Pacífico para llegar a China.

ECOPETROL mostró cautela frente a las oportunidades de extracción conjunta, ofrecidas por PDVSA en campos venezolanos y aceptó participar en el recobro mejorado de dos bloques en el Lago de Maracaibo y otros dos en el Estado Apure, cerca de la frontera colombiana. Sin embargo – por los riesgos políticos y la gran inversión necesaria - no se decidió a tomar la mayor oferta: participar en exploración y producción (E&P) en la FPO.

Como consecuencia, Alemania tenía un incentivo económico para tener en cuenta los intereses políticos de Rusia (a expensas de la unidad europea) (Noël 2008). Completada entre 2011-12 (ambas líneas), Corriente Norte conecta a Rusia directamente con Alemania por el fondo del Mar Báltico.

DESCARGAR LEER ARTÍCULO COMPLETO.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA Kav V10 Jul 18

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas