El Gobierno de Honduras despliega al Ejército en medio de las protestas en su contra

Linea Formación, Género y luchas populares

Por: La Izquierda Diario

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ordenó este jueves el despliegue del Ejército para intentar sofocar las protestas en su contra. La represión ya dejó al menos tres muertos.

 

 

honduras huelgas

Jaqueado por una ola de protestas que piden su renuncia el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ordenó este jueves el despliegue del Ejército bajo la excusa de "garantizar los derechos humanos" y la "libertad de locomoción". Esta medida tiene el objetivo de sofocar las protestas que incluyen movilizaciones y cortes de ruta en todo el país, y que ya han venido siendo reprimidas por la policía, dejando un saldo de al menos tres muertos y decenas de heridos.

Las protestas que ya llevan varios meses, se profundizaron a fin de mayo con el llamado a la huelga de parte de médicos y y maestros del sector público en rechazo a dos iniciativas de ley que buscan privatizar la salud y la educación.

Las protestas, que fueron creciendo con el correr de los días, piden en algunos casos la renuncia del presidente, por lo que la Hernández ha resuelto responder con mayor represión.

"Se ha tomado la resolución de instruir el despliegue nacional de Fuerzas Armadas, Policía, Inteligencia y los órganos que dependen del Poder Ejecutivo para garantizar el derecho a la libre locomoción, libre tránsito, pero también la protección de la propiedad privada y pública y desde luego la protección a la integridad física de los hondureños", indicó Hernández.

Hemos estado en reunión del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad analizando una serie de situaciones y hemos tomado las siguientes resoluciones:

  1. Respaldo total al proceso de transformación policial y su consolidación. Agradezco el respaldo de la cooperación internacional.
  2. Instruir el despliegue nacional de FFAA, Policía, Inteligencia y órganos que dependen del Ejecutivo para garantizar el derecho a la libertad de locomoción, protección de propiedad privada/pública y desde luego la protección de integridad de la población.

El despliegue de las fuerzas de represión fue ordenado tras una jornada de protestas, que incluyó quema de neumáticos en las principales ciudades del país.

Los manifestantes bloquearon carreteras en importantes ciudades del norte, centro, sur, occidente y oriente del país centroamericano.

Hernández, que no solo está cuestionado por la aplicación de los planes de ajuste que le exige el FMI sino que se encuentra envuelto en un escándalo de corrupción, busca que se señale a los manifestantes como delincuentes. Por eso justificó la militarización con la excusa de que "Es muy claro que existe una vinculación entre actores fuera de las instituciones estatales relacionados con temas políticas incidiendo en atacar la economía nacional y generando estos problemas".

La represión a las movilizaciones ya dejó al menos tres muertos durante las últimas jornadas según reportó el Hospital Escuela de Tegucigalpa, donde la noche del miércoles ya habían sido ingresadas al menos 21 personas.

A la profundización de las protestas contra el gobierno, que venían creciendo desde el miércoles, se sumó la sublevación de parte de la fuerza especial "Cobras" de la Policía. Sus demandas no tienen que ver con las de docentes, estudiantes, médicos, campesinos y pueblos originarios. La protesta de la Policía incluye el pedido de material para reprimir las protestas y está cruzada por una interna por casos de corrupción y depuración. De hecho, en la mañana del viernes habrían llegado a un acuerdo con el Gobierno, mientras que los manifestantes aún siguen en la calle.

Hernández que fue elegido en medio de elecciones consideradas como fraudulentas por la oposición, en el último eslabón de los presidentes títere de Estados Unidos desde el golpe cívico militar que derrocó al presidente Manuel Zelaya en 2009 y que fue planificado en Washington. Con el correr de los años la situación en el país se "normalizó" gracias al visto bueno de los gobiernos posneoliberales de la región que volvieron a aceptar el ingreso del país en las instituciones locales.

Honduras vive una crisis social, política y económica desde a inicios de mayo, luego de que el Parlamento aprobó en abril dos decretos ligados a la educación y salud pública que un sector de los maestros y médicos rechazó por considerar que tenían fines privatizadores.

El 2 de junio, el Gobierno derogó los dos decretos, pero las protestas no han cesado. Por el contrario médicos y docentes, aglutinados en una Plataforma para la Defensa de la Salud y la Educación, iniciaron el martes de esta semana un "Diálogo alternativo ciudadano" orientado a discutir la situación de los sistemas de educación y la salud.

Ese diálogo es en paralelo a otro similar que promueve el Gobierno, al que no asistieron los maestros y médicos de la Plataforma, porque consideran que es "falso".

Tomado de: http://www.laizquierdadiario.com/El-Gobierno-de-Honduras-despliega-al-Ejercito-en-medio-de-las-protestas-en-su-contra

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA Kav V10 Jul 18

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas