El cuidado de la tierra y el medio ambiente le cuesta la vida a los líderes y lideresas

Observatorio K.

Por: Yani Vallejo Duque*, Alfonso Insuasty** Desinformemonos

Todo indica que, si hablamos de determinar responsabilidades acerca del asesinato de personas protectoras de la tierra y el medio ambiente, debemos girar la mirada hacia esa nefasta relación entre gobiernos, empresas e inversores, por lo que se hace necesario que tanto los gobiernos, como este tipo de industria implemente sistemas efectivos de diligencia debida con miras a identificar y prevenir afectaciones a los DD.HH. y al medio ambiente en todas las fases de sus cadenas de suministro.

 

 

 amazoniadeforestada

Foto aérea de la selva tropical rodeada de tierras deforestadas preparadas para la siembra de soja en el estado de Mato Grosso, al oeste de Brasil, en octubre de 2015. (Reuters / TPX Images of the Day / Paulo Whitaker)


El día 13 de septiembre del año en curso la ONG Global Witness, publico el informe “LAST LINE OF DEFENCE: The industries causing the climate crisis and attacks against land and environmental defenders”, que se tradujo como “ULTIMA LINEA DE DEFENSA: Las industrias que causan la crisis climática y los ataques contra personas defensoras de la tierra y el medio ambiente”. (DW, 2021)

Dicho informe da cuenta cómo la crisis climática es una crisis de lesa humanidad, la destrucción del planeta es tan evidente que la naturaleza habla con su furia por la destrucción de sus ecosistemas debido a la barbarie capitalista que no solo mantiene empobrecida a la mayoría de los seres humanos, sino que expolia sin fin los recursos renovables y no renovables; convirtiéndonos en los únicos seres capaces de acabar con nuestro entorno vital a cambio de acumulación de capital.

Estos informes se vienen presentado desde al año 2012, donde esta ONG documenta de manera clara y detallada el asesinato de las personas que dedican su vida a la defensa de la tierra y del medio ambiente, mostrando la correlación que existe entre la fuerza del cambio climático y la violencia física que se ejerce contra las personas de las organizaciones dedicadas al cuidado de los territorios y de los recursos naturales.

El informe muestra que en el año 2020 a pesar del confinamiento total a causa de la pandemia por el Covid-19 se presentaron 227 ataques letales, estableciendo un promedio de cuatro personas asesinadas por semana, convirtiéndolo en el año más mortal para simples ciudadanos que su único pecado es proteger el habita natural del resto de humanos, pues con la preservación de bosques, selvas y humedales, se garantiza el equilibrio natural del cual goza el resto del mundo.

Pero estos ataques por lo regular están precedidos de amenazas de muerte a líderes y sus comunidades, además de intimidación por seguimientos, violencia incluso de carácter sexual a las mujeres y por parte del estado criminalización so pretexto en algunos territorios de presuntos vínculos con grupos al margen de la ley que también ocupan los territorios protegidos. Debe aclararse que el informe solo reporta los homicidios de los casos denunciados y documentados,

pero es no es un registro exacto, la gran mayoría de casos son en territorios tan apartados que difícilmente son denunciados y visibilizados como violencia a causa de la defensa de la tierra.

Este es pues el cuadro total que da cuenta de los lugares y la cantidad de personas asesinadas debido a su trabajo por proteger el medio ambiente en el planeta:

NÚMERO TOTAL DE ASESINATOS DOCUMENTADOS POR PAÍS
Colombia 65Sudáfrica 2
México 30Tailandia 2
Filipinas 29Arabia Saudita 1
Brasil 20Sri Lanka 1
Honduras 17Nepal 1
R.D. Congo 15Canadá 1
Guatemala 13Costa Rica 1
Nicaragua 12Uganda 1
Perú 6Irak 1
India 4Argentina 1
Indonesia 3Kiribati 1
Tomado de: https://www.globalwitness.org/es/last-line-defence-es/

El informe también presenta un conteo muy concreto con relación al número de asesinatos que fueron documentados según el sector donde se presentó, con la claridad que en los casos donde se reportaron varias industrias se incluyó a la principal responsable:

NÚMERO DE ASESINATOS DOCUMENTADOS POR SECTOR
Explotación forestal 23
Agua y represas 20
Minería e industrias extractivas 17
Sustitución de cultivos ilegales 17
Agroindustria 17
Reforma agraria 12
Caza ilegal 6
Carreteras 2
Pesca 1
El sector no pudo ser confirmado 112
Tomado de: https://www.globalwitness.org/es/last-line-defence-es/

Estos casos están relacionados con las empresas que tienen como principal actividad económica la destrucción del medio ambiente para generar ganancias y profundizar el modelo económico extractivista, sin importales los Derechos Humanos de las personas que habitan estos territorios y mucho menos la afectación grave al equilibrio natural.

Cabe resaltar que, por lo regular en los países con mayores reservas en recursos naturales y biodiversidad, tienen legislaciones blandas que permiten la explotación de sus recursos desenfrenadamente sin consecuencias reales para las empresas nacionales y mucho peor cuando se trata de poderosas transnacionales. Sin dejar a un lado, que en la mayoría de los asesinatos de líderes estos son cometidos por homicidas aislados que dificulta la posibilidad de hablar de sistematicidad; pero sin perder de vista que los únicos beneficiados con los desplazamientos y la muerte de líderes son las mismas empresas que explotan los recursos, sin que se tenga que apelar a “Sherlock Holmes” para deducir que son los únicos beneficiados cuando se quitan del camino estos obstáculos.

Se evidencia un constante Ecocidio y Etnocidio con fuerza, en América Latina

El epicentro de los ataques se concentró en tres países: Colombia, México y Filipinas, agrupando más de la mitad de los homicidios reportados, lo que implica colocar la lupa en estos lugares.

El análisis de asesinatos per cápita, arrojó este resultado:

PAÍSES CON MAYOR CANTIDAD DE ASESINATOS PER CÁPITA
Nicaragua 12/ 6.6 m
Honduras 17/ 9.7 m
Colombia 65/ 50.3 m
Guatemala 13/ 16.6 m
Filipinas 29/ 108.1 m
Tomado de: https://www.globalwitness.org/es/last-line-defence-es/

De nuevo Colombia en términos de números de líderes asesinados, aparece en dicho informe con el deshonroso primer lugar, y per cápita en el tercer lugar. En el informe del año 2019 Colombia en número de líderes asesinados en razón de su oficia como defensores de la naturaleza, ocupó también el primer lugar.

Con 65 personas asesinadas en el 2020, encontramos que ni el confinamiento de estos líderes por el Covid-19 ni la firma del proceso de paz en el 2016, permitió que el estado protegiera sus vidas; los mayores afectados por estos homicidios son las comunidades indígenas, pues la defensa de la tierra como ser vital a proteger los lleva a ser blanco de todos los actores armados incluye el estado como uno de ellos.

El confinamiento por el contrario llevo a que los defensores fueran atacados directamente en sus hogares sin ninguna protección por parte del estado a pesar de las alertar presentadas con anterioridad en la gran mayoría.

En México se identificaron 30 ataques armados en el año 2020, presentando un incremento del 67% con relación al año 2019, estos homicidios se vinculan a la explotación forestal y centran al igual que en Colombia los ataques a las comunidades indígenas. Lo más preocupante es que la impunidad en estos casos supera un 95%, lo que demuestra que el estado no tiene ningún interés en proteger a los Defensores del medio ambiente y mucho menos investigar los autores materiales e intelectuales de sus asesinatos; lo que incentiva este accionar y hace que se repita como modus operandi por parte de los interesados en la acumulación capitalista.

Por último se analiza el caso de Filipinas, donde la represión estatal se ha incrementado desde el año 2016 cuando fue elegido el mandatario Rodrigo Duterte, con un corte claramente autoritario que se ha traducido en persecución y represión de las personas que defienden el medio ambiente confrontándolos con la misma policía y el ejército de manera violenta en favor de las empresas de minería, tala de árboles y las que realizan represas en el país. Desde su elección hasta la fecha de realización del estudio han sido asesinadas 166 personas, presentando un aumento muy importante con relación a los años anteriores, lo que demuestra de plano que el aumento de la explotación del medio ambiente viene de la mano con el asesinato a los defensores de los ecosistemas.

Una afectación selectiva

Al analizar de forma detallada las cifras de asesinatos de personas que defienden la tierra y el medio ambiente, es posible identificar que estas se presentan en lo que podríamos llamar el Sur Global, contra comunidades étnicas y contra comunidades empobrecidas. Es así como de los 227 asesinatos registrados en el informe, 226 precisamente tuvieron ocurrencia en países ubicados geográficamente en el Sur Global.

Ya se había mencionado, pero las comunidades indígenas son el principal grupo poblacional afectado con estos ataques homicidas, se registra en total un tercio de ellos, no obstante, solo representan el 5% de la población mundial; además que cinco de las siete masacres presentadas según el informe ocurrieron precisamente en los territorios ancestrales.

También se puede indicar según el informe que 9 de cada 10 de las victimas reportadas en los asesinatos corresponde a hombres, pese a ello debe indicarse que la forma de violencia que se ejerce sobre las mujeres corresponde a violencia especifica de género, principalmente violencia sexual.

Si bien las grandes trasnacionales que explotan estos recursos tienen sus sedes en paraísos Fiscales, estos están ubicados en países denominados del primer mundo; lo que demuestra a todas luces los roles que se imponen en el escenario internacional, donde los países del Sur Global están predestinados a ser explotados y sus territorios arrasados, mientras tanto los países del Norte reciben las ganancias por dicha explotación sin responsabilidad por hechos atroces que esto implica. Brilla por su ausencia la intervención real de los organismos multilaterales como Naciones Unidas en esta problemática.

Lo que si no distingue geografía o clase social son las consecuencias del cambio climático que convierte en cenizas las mansiones de los más acaudalados en Beverly Hills (Huffpost, 2018), o inunda las casas de los ciudadanos alemanes en Schuld (BBC News, 2021), como destruye por completo un país como Indonesia a causa de un Tsunami (Telemadrid, 2019). Lástima que sea la naturaleza la que de nuevo nos recuerde lo frágiles que somos con relación a su fuerza natural rota por la ignorancia humana.

Algunas recomendaciones

Se hace necesaria la protección inmediata de las personas que defienden la tierra y el medio ambiente, ya que la crisis climática es cada vez mayor y requiere de estas personas que ayudan a la defensa del equilibrio natural y por ende a la contención de la destrucción de los ecosistemas más frágiles de la naturaleza.

Se requiere definitivamente voluntad política de los gobiernos para cambiar el rumbo del cambio climático, pero sobre todo de medidas eficaces para proteger los derechos de las personas que entregan su vida por el cuidado del hábitat común, realizando las modificaciones legales que sean necesarias para entrar en cintura a las corporaciones trasnacionales que impunemente explotan los recursos naturales e incentivan la muerte de los seres humanos que protegen los espacios naturales. Llama la atención que en sus países de origen no se les permite este tipo de explotación sin control de los recursos naturales, por eso van en busca de países frágiles institucionalmente y aprovechándose de esta circunstancia se les explota con la táctica de corrupción y violencia.

La ONU por medio de los estados que la componen debe buscar incentivar la discusión para que de manera obligatoria se reconozca el derecho humano a un ambiente seguro, saludable y sobre todo sostenible; garantizando que los compromisos del Acuerdo de Paris se cumplan y se pueda integrar a ellos la protección de los Derechos Humanos, proponiendo de manera más categórica a los estados la implementación de las recomendaciones de la Relatora Especial sobre personas defensoras de los Derechos Humanos, al igual que colocar mayor atención al grupo de trabajo de la ONU que aborda el tema de empresas y DD.HH.

Se debe buscar que las políticas de los estados protejan en debida forma a las personas que defienden la tierra y el medio ambiente, excluyendo normas que criminalicen dicha actividad o la asimilen con grupos armados al margen de la ley. Esto debe ir de la mano con investigaciones rigurosas que eviten la impunidad y permitan hallar los responsables de los homicidios, pero también sus determinadores, en concreto las empresas que se lucran con dichos homicidios; con el fin específico de evitar la repetición de dichos actos.

En la actualidad la Comisión Europea está preparando la publicación de una legislación vinculante para sus estados miembros acerca de diligencia debida, además de un acápite sobre Gobierno Corporativo Sostenible.

Se busca garantizar que todas la empresas que hacen negocios con la UE, incluyendo a las instituciones financieras, puedan en primera medida identificar y posteriormente abordar las afectaciones de los DD.HH y sobre todo al medio ambiente en todas sus cadenas de valor. Lo más importantes es que contiene en su articulado sanciones considerables por falta del cumplimiento de dichas normas.

Todo indica que, si hablamos de determinar responsabilidades acerca del asesinato de personas protectoras de la tierra y el medio ambiente, debemos girar la mirada hacia esa nefasta relación entre gobiernos, Empresas (inversores), por lo que se hace necesario que tanto los gobiernos, como este tipo de industria implemente sistemas efectivos de diligencia debida con miras a identificar y prevenir afectaciones a los DD.HH y al medio ambiente en todas las fases de sus cadenas de suministro, aplicando políticas de tolerancia cero frente incluso la sospecha de afectación de los territorios y sus habitantes por el operar de las compañías, en caso de esto presentarse ofrecer las respectivas reparaciones y sobre todo garantías de No repetición.

El informe termina indicando y con lo cual estamos de acuerdo, que las personas que defienden la tierra y el medio ambiente son la Última Línea de defensa frente al colapso climático.

Celebra que a pesar de tanta violencia homicida sobre los territorios existan personas que continúan en la Primera Línea cuando de hacer frente a la explotación irracional y destructora se trata, el planeta entero sin conocerlos lo agradece.

Es importante analizar con más detalle la historia de cada una de las personas asesinadas en Colombia por defender el territorio y cuáles son las empresas que se lucran a causa del derramamiento de sangre, para alzar la voz y evitar que siga ocurriendo este fenómeno en el país y en todos los territorios del Sur Global.

Descargar el Informe: “ULTIMA LINEA DE DEFENSA: Las industrias que causan la crisis climática y los ataques contra personas defensoras de la tierra y el medio ambiente”.

Recomendado:

Audio: Radio Kavilando: Guerra contra el Medio Ambiente y sus Defensores.

Video: Al Kalor de un Tinto: ¿Neocolonialismo Verde? La misma tragedia pero de otro color

Referencias

BBC News. (18 julio 2021). “Inundaciones en Alemania: Schuld, el pueblo donde hay decenas de desaparecidos tras ser arrasado casi por completo por las fuertes lluvias que afectan a Europa”. Obtenido de BBC News Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-57864166

DW. (13 septiembre 2021). “Global Witness: Colombia es el país con más asesinatos de ambientalistas”. Obtenido de DW: https://www.dw.com/es/global-witness-colombia-es-el-pa%C3%ADs-con-m%C3%A1s-asesinatos-de-ambientalistas/a-59162284

Global Witness. (13 septiembre 2021). “Última Línea de Defesa”. Obtenido de globalwitness.org:

https://www.globalwitness.org/es/last-line-defence-es/

Herrera Ospina, J. de J., & Insuasty Rodríguez, A. (2015). Diversas concepciones en torno a la naturaleza como sujeto político. De la necesidad de cambio de paradigmas. El Ágora USB, 15(2), 537–555. https://doi.org/10.21500/16578031.1629

Huffpost. (12 noviembre 2018). “Las mansiones de las estrellas y ¨celebrities¨ arden en los incendios de California”. Obtenido de Huffingtonpost.es: https://www.huffingtonpost.es/2018/11/11/las-mansiones-de-las-estrellas-y-celebrities-arden-en-los-incendios-de-california_a_23586713/

Londoño Díaz, D., Mesa Duque, N., & Insuasty Rodríguez, A. (2019). Conflictos socioambientales, alternativas al desarrollo y nuevos sujetos políticos. Revista Kavilando, 11(1), 9-16. Recuperado a partir de https://kavilando.org/revista/index.php/kavilando/article/view/278

Telemadrid. (03 mayo 2019). “2004. El tsunami del Índico deja 230.000 muertos, la mayor catástrofe natural de la historia”. Obtenido de Telemadrid: https://www.telemadrid.es/30-aniversario/30-anos-informando/2004-tsunami-Indico-230000-muertos-catastrofe-historia-2-2113608630–20190417124503.html

tomado de: https://desinformemonos.org/el-cuidado-de-la-tierra-y-el-medio-ambiente-le-cuesta-la-vida-a-los-lideres-y-lideresas/

NOTAS:

 

 

 

 

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portkav12.1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas