Desconfianza en bandidaje

Linea Formación, Género y luchas populares

Por: Narciso Isa Conde

En relación a la des-confianza, según la encuesta Latino-Barómetro, los partidos, ONG, Congreso, Poder Judicial, Policía, Gobierno y al prójimo, son a los que peor les va.

 

 

confianza

Los periódicos nacionales publicaron los resultados de la más reciente Encuesta Latino-barómetro y, entre otros datos, destacaron aquellos relacionados con la enorme desconfianza de nuestro pueblo en las instituciones públicas y privadas:

Partidos políticos con una aceptación de 14% / ONG: 14%. Congreso: 20%. Poder Judicial: 21%. Gobierno: 22%. Sindicatos: 23%. Policía Nacional: 24%. JCE: 30%. Organismos multilaterales: 30%. Compañías nacionales privadas: 32%. Fuerzas Armadas: 40%. Medios de comunicación: 44%. Bancos: 46%. Iglesias: 68%. Confianza en el prójimo: 14%.

Esto indica que los partidos, ONG, Congreso, Poder Judicial, Policía y Gobierno están cerca del piso. Explica el porqué Marcha Verde cuenta con el respaldo del 85% de la población, por qué los movimientos sociales no tradicionales cuentan con tanta simpatía, por qué los sindicatos corrompidos y ONG parasitarias con tan poquita, y por qué el Cibao se paralizó hace unos días, respondiendo al llamado de activistas y luchadores sociales.

Pone claro, además, que el sistema institucional es ilegítimo… al devenir en sistema de corrupción, explotación, abusos e impunidad. Hasta la JCE, que es su mecanismo de re-cambio, está frita en aceite malo y súper-saturado.

Organismos multilaterales, compañías privadas, medios de comunicación, bancos, fuerzas armadas –todas entidades del poder permanente- son mal o no bien apreciadas.

Todo un poder constituido en franca decadencia, realidad que da razón a la idea de que la superación de esta podredumbre no es posible a través de las instituciones que lo representan y reproducen; por lo que eso de que Marcha Verde y movimientos sociales y políticos-sociales con credibilidad se unan a fórmulas electorales junto a los partidos de este sistema, es sencillamente suicida.

Hay un vacío que llenar, que en parte explica el auge de las iglesias (68%), que junto a la bajísima confianza en el prójimo (14%), indica se trata de un refugio, una evasión, para abstraerse de una realidad terrenal cuasi infernal, consecuencia de un paraíso excluyente construido exclusivamente para grandes ladrones y explotadores; sin obviar que cierto porcentaje de ese auge puede obedecer al compromiso social de sacerdotes, pastores y monjas de base.

Este cuadro casi dantesco no prueba que los dominicanos/as “no creemos en nadie”, sino que avala la necesidad de llenar ese vacío terrenal con una política que opte por la democracia de calle para provocar la caída de instituciones que están casi en el piso y que impulse un proceso constituyente para refundarlas. Y no tengo dudas, de que asumida con firmeza, ella podría alcanzar un enorme respaldo.

Tomado de: https://elnacional.com.do/desconfianza-en-bandidaje/

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portada kav1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas