Bolivia, un Falso Positivo de Estado. Imposición de un gobierno centrado en la biblia.

Linea Conflicto Social y Paz

Por: Omar Eduardo Rojas Bolaños*

Mientras que en Colombia, Argentina, Ecuador y Brasil se ejecutan Falsos Positivos Militares, Judiciales, Territoriales, Culturales, Corporativos, De Policía y De Intereses Compartidos, durante el último año en Latinoamérica, en menos de diez meses, respondiendo a intereses norteamericanos y sus transnacionales, tres Falsos Positivos de Estado se han orquestado.

 

bolivia01efe
El primero ha quedado en el limbo encontrándose a la espera del desarrollo de nuevas estrategias del país ejecutor,
El segundo, aparentemente sin ningún soporte americano, se ejecuta en la zona oeste de América del Sur, ante el silencio de la Organización de Estados Americanos, organización internacional creada desde 1948 como foro político para la toma de decisiones, diálogo multilateral e integración de América.

El tercero se desarrolla como Golpe de Estado racista, patriarcal y religioso respondiendo a intereses de transnacionales.

El Falso Positivo, es una estrategia de manipulación masiva no convencionales de la guerra sucia, la guerra psicológica, la guerra política y la guerra de mercados, al que apelan Estados, Corporaciones y Organizaciones. Crea en el colectivo social, mediante engaños y mentiras, distorsiones de la realidad para alcanzar beneficios de poder social, económicos o militares. La finalidad del Falso Positivo es la de instaurar imaginarios engañosos e inexistentes buscando la simpatía de la población y alcanzar la cohesión social y el posicionamiento de marcas mediante acciones físicas y psicológicas que generen afecto hacia el Estado, el sistema, colectividades o productos. (Rojas, 2019).

El Falso Positivo de Estado no surge de la noche a la mañana, se orquesta durante años. Puede darse mediante la intervención directa del ejército del Estado que lo patrocina o mediante la imposición de gobiernos. En ambos casos las multinacionales y la religión juegan un papel relevante.

El Falso Positivo de Estado no solamente requiere articular esfuerzos en el país objeto, sino engranar actividades de agencias de cooperación internacional. Mientras que en el país invasor se despliega estratagemas a fin de convencer a los suyos de la necesidad de frenar y opacar un supuesto enemigo, en el país que se va a intervenir se compra, cautiva y recluta, políticos, militares, policías y funcionarios leales al régimen invasor.

Medios de comunicación aliados con transnacionales, tienen como función la de crear en el colectivo social un ambiente engañoso y mentiroso. En el país intervenido, instituciones, iglesias y organizaciones sociales y políticas, entre otras, desarrollan estratagemas de adoctrinamiento con el propósito de lograr lealtades ciegas e incondicionales.

Desde el momento de asumir la presidencia Evo Morales, líder del Movimiento al Socialismo MAS, Estados Unidos viene orquestando el Falso Positivo de Estado en Bolivia. El ataque de Estados Unidos contra el Gobierno de Evo Morales ha sido sistemático desde su llegada al poder en Bolivia (Telesur, 2016). Los resultados económicos y los indicadores sociales, no han satisfecho los intereses de los norteamericanos y sus transnacionales, al lograrlos prescindiendo de su ayuda. La transformación de Bolivia desde el año 2006 es reconocida a nivel mundial al transformar la economía del país con sorprendentes cifras de crecimiento, reducción de pobreza y analfabetismo (BBBC, 2019).

Para el país que representa el capitalismo, la más “pura democracia” y “defiende” los derechos humanos, no es un logró los alcances en materia económica y sociales del gobierno progresista del Indio Morales, como algunos compatriotas y extranjeros satíricamente lo mencionan.

El informe de la Comisión Económica para américa Latina y el Caribe (Cepal) da cuenta que la economía boliviana alcanzó un promedio de 4,9 por ciento cada año, siendo el país suramericano que más incrementó el Producto Interno Bruto (PIB) durante el 2018, con 4,2 % de aumento, sumado ello a la reducción de la pobreza en la nación en un 25% y la pobreza extrema en 23% desde el 2006 (Telesur, 2019).

La nacionalización de cerca de 20 empresas por las que Bolivia pagó 828,3 millones de dólares como indemnización por doce nacionalizaciones (La Vanguardia, 2017) ha incomodado a los americanos hasta el grado de orquestar el Falso Positivo.

A ello se suma que sus recursos no se encuentren en manos de transnacionales, siendo el litio uno de ellos. Durante el último año Bolivia tan sólo logró producir 9 toneladas del oro blanco, teniendo una capacidad de producir 40 toneladas al mes. Baterías para computadores, teléfonos y autos eléctricos se encuentran a la espera de la explotación de Uyuni, el salar más extenso de la tierra con 10.000 kilómetros cuadrados de riqueza (DW, 2019).

En esta oportunidad, Estados Unidos no manipuló a las Naciones Unidas para el saqueo de petróleo, oro y piezas arqueológicas. La intervención del imperio y los países aliados en Iraq dejó el país en ruinas, desterró cerca de dos millones y medio de personas y asesinó alrededor de un millón de iraquís (BBC, 2011).

En el caso de Bolivia el imperio recurrió a la Organización de los Estados Americanos, ente que cada vez se aleja más de ser un instrumento de diálogo y cooperación de los países miembros. La última acción de la OEA frente al gobierno de Evo Morales fue la de presentar un informe producto de una auditoria, mentiroso y devastador, alrededor de las elecciones del 20 de octubre.

Al conocerse el informe, Morales para no ver el país caer en la barbarie, y bajo la presión del jefe de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, el presidente indígena dimitió denunciando un golpe “cívico, político y policial” (BBC, 2019). La Defensoría del Pueblo, denunció, a través de su delegada Teresa Zubieta a nivel departamental de la Paz, 23 personas muertas desde el golpe de Estado hasta el 15 de noviembre (Telesur, 2019).

Desde hace más de cinco décadas, asesores norteamericanos vienen expresando la necesidad de desarrollar estrategias de intervención aparentemente no armadas en Latinoamérica. El proyecto Camelot es su génesis. En él militares americanos buscaban evaluar las causas de las revueltas sociales identificando las medidas que un gobierno podría tomar para evitar su propio derrocamiento. El propósito del proyecto fue descrito por el ejército.

El éxito en tareas como el equipamiento y entrenamiento de las fuerzas indígenas para una misión de seguridad interna, la acción cívica, la guerra psicológica, o la acción de contrainsurgencia depende de una comprensión profunda de la estructura social indígena, de la precisión con que los cambios dentro de la cultura indígena, particularmente los cambios violentos, se han previsto, y los efectos de los distintos cursos de acción a disposición de los organismos militares y de otro tipo de gobierno sobre el proceso de cambio indígena (Colby y Dennett, 1965).

La tesis de que el pueblo boliviano auspició el Golpe de Estado por supuesto fraude electoral ha perdido peso (Aristegui, Noticias, 2019). Existe evidencia acerca de la participación norteamericana en los sucesos como lo evidencia el internacionalista Esteban Silva (Por Esto, 2019). A ello se suma, entre otros, la declaración de la congresista norteamericana Ileana Ros-Lehtinen quien expresó en el 2018:

Señor presidente, siguiendo el libro de jugadas de Castro, Evo Morales ha tomado medidas sistemáticas para restringir los derechos básicos del pueblo de Bolivia. Después de un rotundo NO voto del pueblo de Bolivia, este matón recurrió a la Corte que controla totalmente, para detener la voluntad del pueblo. Apenas el mes pasado, su secuaz mató a un joven estudiante de una universidad pública en la ciudad de El Alto donde los estudiantes protestaban pacíficamente pidiendo recursos adicionales para su universidad.

Señor presidente, la retórica antiimperialista de Evo Morales fue quien expulsó a todas nuestras agencias estadounidenses: DEA, USAID y el embajador de Estados Unidos en Bolivia y su amabilidad con los regímenes deshonestos pues son solo una prueba más de la amenaza que plantea su régimen para la estabilidad y seguridad de nuestros aliados en el hemisferio y más allá. Utilizando el estatus de Bolivia como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Morales se ha alineado con Siria y su abismal historial de derechos humanos ha socavado a nuestro aliado el Estado democrático de Israel y ha atacado consistentemente a los Estados Unidos y nuestros esfuerzos por defender y promover los valores de la libertad de la democracia en la región y en todo el mundo. En pocas palabras, Morales no es un amigo de los valores democráticos y al igual que las dictaduras en Cuba, Venezuela y Nicaragua su régimen ha solidificado el control a expensas del pueblo y nuestros propios intereses de Seguridad Nacional.

El pueblo boliviano necesita nuestra ayuda, señor presidente y debemos comenzar a prestar atención a lo que está sucediendo aquí en nuestro hemisferio.

Estados Unidos ha celebrado el Golpe de Estado reconociendo el gobierno de Jeanine Áñez, autoproclamada, con Biblia en mano, presidenta interina de Bolivia “en una sesión legislativa que no contaba con quórum de reglamento en ninguna de sus cámaras, alegando “la necesidad de crear un clima de paz social” en el país tras la renuncia de Evo Morales” (Canal 180, 2019).

Frente a las movilizaciones de la población indígena exigiendo el regreso de Morales Jeanine Añez aprobó el Decreto Supremo 4078, que exime de responsabilidad penal a las Fuerzas Armadas (FFAA) en caso de "legítima defensa o estado de necesidad". La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó la norma como "grave" y aseguró que desconoce los estándares internacionales de derechos humanos (Los tiempos, 2019).

Referencias:

Aristegui, Noticias (2019). Estudios internacionales sostienen que no hubo fraude electoral en Bolivia: Omnia I Video. 15 de noviembre.

BBBC News Mundo, (2019). Renuncia de Evo Morales en Bolivia: 4 motivos que lo llevaron a dejar la presidencia. 12cde noviembre.
Canal 180 Podcast (2019). Morales tilda de “golpe” la “autoproclamación” de la senadora Añez como presidenta de Bolivia. 17 de noviembre.
DW (2019). Bolivia: la paradoja del litio. Kavilando, 11 de noviembre. Tomado de: https://www.dw.com/es/bolivia-la-paradoja-del-litio/a-17386159

Ilustrado. BBC revela que en Chile hay más lesionados a los ojos que en el genocidio de Israel a Palestina (2019). 10 de noviembre.

La Vanguardia (2017). Bolivia pagó 828 millones de dólares por la nacionalización de doce empresas. 17 de enero.

Thy Will Be Done: Gerard Colby y Charlotte Dennett; Capítulo 30, nota a pie de página 51 - Washington Star, 1965, p.1
Los tiempos (2019). Decreto exime de responsabilidad penal a FFAA en conflictos sociales. 17 de noviembre.

TeleSur (2019). Trump amenaza a Venezuela y Nicaragua tras golpe en Bolivia. 11 de noviembre.

Plan Condor II: Impulsan en Congreso de los EEUU intervención en Bolivia (2018). Youtube. 25 de julio.

Prensa Latina (2919). EE.UU. mantiene vigente el golpe de Estado, señala diario mexicano. 11 de noviembre.

Por Esto (2019). Experto: “Hay una clarísima intervención de EE.UU. en el golpe de Estado en Bolivia”. Noviembre 11
RT Noticias (2014). Racismo contra indígenas disminuyó tras la llegada de Morales al poder. 2 de septiembre.

Rojas B. (2019). Del conteo de cuerpos a la Teoría Social del Falso Positivo. Kavilando.

Telesur (2016). El ataque de Estados Unidos contra el Gobierno de Evo Morales ha sido sistemático desde su llegada al poder en Bolivia. 19 de enero.

Telesur (2019). Zubieta: hay 23 muertos en el marco del golpe de Estado en Bolivia. 15 de noviembre.

NOTAS RELACIONADAS: 

 

 

 

Bombardeando campamentos de adoctrinamiento. Del Falso Positivo Militar a la justificación de asesinatos de menores.

El destierro de los sociólogos. A la memoria de Alfredo Molano

Del conteo de cuerpos a la Teoría Social del Falso Positivo

Ejecuciones extrajudiciales en Colombia, 2002-2010. (Libro completo)

Construcción de un Falso Positivo de Estado. De la defensa de la alianza Juan Guaidó – Rastrojos, a la presentación de fotografías descontextualizadas.

Crímenes, corrupción y falsedad. El legado de los gestores de la política de seguridad en los Falsos Positivos.

La expansión paramilitar. De Colombia, hacia Venezuela.

La Verdad de los Falsos Positivos en la Jurisdicción Especial para la Paz. El para qué se investiga.

Operación Berlín. Los niños que creyeron en la paz siendo fusilados.

Operación silencio: Amedrentamiento, dignidad y verdad

Doctrina, adoctrinamiento y Falsos Positivos.

El dilema de los nuevos Coroneles Militares: entre Falsos Positivos y la defensa de los derechos humanos.

Falsos Positivos y la prolongación de la guerra en Colombia. Construyendo una tipología sociológica de Falso Positivo*.

Falso Positivo Judicial: la criminalización de la justicia.

Reajustando la política de la seguridad democrática. Un Falso Positivo en el limbo.

Presos políticos, resistencia popular y sueños de paz en Colombia. Primer Café Intal en Europa

Resistencia, miedo y terror.

La infiltración como mecanismo de criminalización de la protesta social. ¿Ampliación o distorsión del rol de inteligencia?.

El camaleón de la impunidad. Del realismo mágico a la segunda patria boba

Libro. Las parteras de Urama Grande: Un caleidoscopio de dolores y esperanzas

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

PORTADA Kav V10 Jul 18

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas